2016

El fraude (no intencional) del niño que descubrió una ciudad maya

Gracias a las redes sociales y a que abundamos las personas que no tenemos la decencia de investigar un poquito más que los titulares que son trending topic, recientemente se esparció como pólvora la noticia de un niño canadiense que descubrió una ciudad maya.

maya

Dijeme yo “¡Esto es todo un hazme!, es un niño de escaso 15 años, es extranjero y lo hizo desde la comodidad de su casa”, sin embargo al querer abundar en la zona geográfica de la supuesta ciudad me topé con “pader”, en realidad se trataba de una mera hipótesis, la prueba mas contundente es una imagen de google earth, al puro estilo de Jaime Maussan y sus caras en Marte. Así que lo deje pasar.

Pronto leí las dudas de los expertos y me llamó la atención el sarcasmo de uno de ellos (cuyo nombre ignoro ya que solo se dice es “el profesor e investigador responsable del Laboratorio de Zooarqueología de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán”):

“Los mayas no diseñaban ni sus ciudades, ni sus paisajes orientados en las estrellas. Lo hacían con base en factores tan mundanos como fuentes de agua y materias primas y disponibilidad de suelo utilizable para el cultivo ¿De qué iban a vivir, de la mirada al cielo?”

Hasta donde leí no estaba cercana una expedición al lugar para verificar la hipótesis de una ciudad Maya.

Ahora, sí han visto la imagen satelital en la que el niño se apoya tiene figuras geométrica cuyo diseño sería difícil de manera natural, o sea debió intervenir la mano del hombre. Así las cosas, al momento ha resultado parcialmente cierta su hipótesis y es que al parecer la ciudad perdida no es otra cosa que un sembradío de marihuana.

El Arqueólogo Geoffrey Braswell, ha trabajado en el lugar donde el joven canadiense William Gadoury dice debe estar la ciudad Maya. El arqueólogo reconoció el lugar y explico que la primera imagen corresponde a la Laguna el Civalón, y dos figuras rectangulares próximas identificadas como pirámides “pueden ser campos de barbecho o de marihuana activos, los cuales son comunes en la zona”.

No es la primera vez que la prensa se lleva cae en juegos similares y con tal de obtener la primicia de la nota, estamos seguros que no será la última.

Fuente: frontera.info

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
180 Comentarios en “El fraude (no intencional) del niño que descubrió una ciudad maya”