2016

Los funcionarios públicos, la masacre y sus finísimos comentarios

comentario_3

Si lo se, a todos nos gusta ser ojetes de vez en cuando y defender nuestra libertad de expresión.

Pero cuando eres funcionario publico y haces uso de tus redes sociales entonces ahí si hay pedos. Sobre todos por que representas honorables instituciones (según esto) que son financiadas por la banda. Aquí la historia de estos homofóbicos personajes.

comentario_1

José de Jesús Manzo Corona, funcionario de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis) de Jalisco, fue separado de su cargo tras publicar en Facebook “Lástima q solo fueron 50 y no 100” (sic).

El mensaje causó indignación entre los usuarios de la red, y una vez que la noticia llegó a manos del Gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, ordenó la destitución del funcionario.

“He dado instrucciones precisas para que se separe del cargo al funcionario de @SEDISOCIAL por sus comentarios homofóbicos en redes”, se lee en su cuenta de Twitter [@AristotelesSD].

comentario_2

Por otro lado, Jorge Contreras, director jurídico para Derechos Humanos y Transparencia en la Sindicatura del Ayuntamiento de Zapopan, Jalisco, fue despedido tras publicar en Facebook un comentario en inglés donde “agradecía” a Dios por la masacre.

Ante esta expresión homófobica, el Alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, informó en su cuenta de Facebook que el servidor público fue despedido.

Asimismo, expresó que “el primer paso para construir comunidad es el reconocimiento del valor de todas las personas y respeto a la diversidad. En Zapopan no vamos a tolerar actos de discriminación y mucho menos ante una tragedia como la que sucedió este fin de semana en Orlando”.

Vía: sinembargo.mx

Aquí lo malo es que “ser separado del cargo” no siempre significa que fueran despedidos. Al rato los veremos con candidaturas en algún municipio de por ahí. ¡HECF!

Cortesía de @HectorLeiter

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
968 Comentarios en “Los funcionarios públicos, la masacre y sus finísimos comentarios”