2016

Chiste de viernes – Las esposas

esposaUn wey llegó al hospital con una conmoción cerebral, contusiones múltiples, los ojos negros y un palo de golf número cinco enroscao firmemente alrededor del pescuezo. El doctor le preguntó:

– ¿Qué carajo te sucedió?

– Bueno, estaba muy tranquilo jugando golf con mi esposa cuando, en un hoyo difícil, ambos tiramos nuestras bolas en un pastizal. Fuimos a buscarlas y mientras miraba alrededor noté que una de las vacas tenía algo blanco en el culo. Me le acerqué y le levante el rabo y ahí estaba la pelota, con el nombre de mi esposa. Metí la mano en el culo de la vaca, y sosteniendo el rabo hacia arriba -dejando ver la vagina- le grité a mi esposa, “¡Oye, se parece a la tuya!”…

Después de eso no recuerdo nada más.

Cortesía de Rancherokee

La mujer cansada de las borracheras de su marido, un buen día no aguanta más y decide darle un buen susto para que deje de beber; se disfraza de diablo, prepara todo el ambiente y se esconde en la sala a esperar a su marido.

El borrachín llega más beodo que nunca, se deja caer sobre un sofá, y la señora sale con su traje de diablo, con un tridente luminoso en la mano y dando unos aterradores alaridos. El borracho la mira tranquilamente y sin inmutarse le dice:

– Tu a mi, no me asustas Lucifer, ¡Hace tiempo que estoy casado con tu hermana!

Cortesía de draks®

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
121 Comentarios en “Chiste de viernes – Las esposas”