2017

Bienvenidos al Pejeinato

Hoy 1ero de enero del año 2017 damos por inaugurado el Pejeinato. Es muy probable que el próximo presidente de México sea Andrés Manuel López Obrador, el Peje. Las causas son muchas pero el hartazgo de la población llega a un nuevo clímax con el gasolinazo del 20% que anuncio el gobierno de Peña Nieto.

Hablemos sobre las razones por las que podemos dar por iniciado el Pejeinato.

El Gazolinazo

El incremento del precio de los combustibles llevara indudablemente al incremento generalizado de los precios de servicios y mercancías. El transporte será la primera industria que sufrirá los aumentos de precios. El incremento en los servicios de transporte impactará irremediablemente productos básicos y mercancías en lo general. La inflación afectará a todo mundo, pero será más cruel entre los más pobres del país, población que es la base electoral del PRI y de López Obrador también.

Medios tipo Televisa disminuidos

La imposición de Peña Nieto en el gobierno mexicano trajo consecuencias desastrosas para los comunicadores y medios de comunicación que le “vendieron su alma al diablo”. El descredito y las nuevas alternativas de información y entretenimiento hacen que el impacto mediático de los medios tipo “Televisa” sea mucho menor a comparación del último ciclo electoral. En el año 2006 la campaña contra El Peje bajo el lema de “un peligro para México” fue efectiva. En el año 2012 la campaña tipo telenovela a favor de Peña Nieto fue efectiva pero no sin recibir una fuerte competencia en Internet. En el ciclo electoral del 2018 los medios tipo “Televisa” tienen la obligación de ser objetivos si es que intentan sobrevivir mientras que la verdadera guerra y el dinero estará en Internet, un medio que se puede influenciar, pero dada su fragmentación natural la vox populi será ley y será impredecible.

El fracaso de Peña Nieto

El fracaso del gobierno que preside Peña Nieto, es obvio en la percepción pública en todos los niveles. Inseguridad, muerte, corrupción rampante, deuda publica impagable, inoperancia, lejanía con la realidad del país, etc. Peña Nieto es un “lame duck” como dicen los gringos y los últimos 23 meses de su “administración” serán tortuosos.

Peña Nieto aposto su gobierno en las dichosas reformas estructurales, un conjunto de leyes que según los genios neoliberales iban a sacar al país de la mediocridad. Si bien es cierto que las reformas eran necesarias, las reformas debieron de ser aprobadas hace 10 años pero el partidismo pudo más que el bienestar del país.

López Obrador el redentor tropical

Ya lo vimos en el 2016 alrededor del mundo, la gente está harta y tomando decisiones que parecen no tener sentido. López Obrador presenta una propuesta que capitaliza el clima político y económico que vive el país.

Si bien para unos AMLO es el redentor, para otro es el diablo. El hecho es que López Obrador no es muy diferente que Peña Nieto.

1) Ambos son de origen priista
2) Ambos han vivido del presupuesto toda su vida
3) Ambos han hecho lo inimaginable por conseguir el poder
4) Ambos se han rodeado de corruptos

La única diferencia es que uno nació pobre y otro nació rico, pero son dos caras de una misma moneda.

No existen soluciones fáciles, ni un presidente que vaya a cambiar las cosas significativamente. El Pejinato ha comenzado pues cualquier cosa parece ser mejor que el desastre que deja Peña Nieto detrás.

Kin 40

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
1,760 Comentarios en “Bienvenidos al Pejeinato”