2017

El costo de la carne

La demanda de alimentos es muy alta hoy en día, el crecimiento de la población es tal que muchas veces no nos podemos dar abasto en los centros de procesamiento de alimentos.

Entre las clásicas notas que abundan en redes sociales, se puede destacar los múltiples videos de PETA y el maltrato animal donde muestran animales siendo asesinados a sangre fría y muchas veces con saña por los obreros de los rastros/granjas. No me malinterpreten, es un acto vil el que un obrero pisotee, patee y maltrate a placer a un animal que va a ser destinado para consumo pero tampoco puede ser completamente “humano” el proceso.

Poniendo completamente de lado los casos donde se maltrata vilmente a los animales (patadas, golpes, pisotones, tortura, etc), tenemos los casos “legales” donde vacas, puercos, pollos, etc. son asesinados rápidamente con un impacto en la cabeza, electrocución, un clavo al cerebro o un corte en la médula que interrumpe comunicación con el cuerpo. Muchas veces el animal sigue vivo, es degollado para extraerle la sangre, sumergido en agua hirviendo para retirar el pelaje y destazado, obviamente este proceso no es bonito pues el animal está muriendo e intenta escapar, convulsiona violentamente y/o grita. Los animales marinos tampoco la tienen sencilla, langostas, cangrejos y camarones son desmembrados, los peces destripados, etc. Todo esto aún vivos

Citando al presidente: ¿Cómo le harían ustedes? En serio, piénsenlo (no estoy excusando a nadie).

De acuerdo al INEGI, en México el consumo anual per cápita de carne de res es de 13.7 kg, 25.6 kg de pollo, 16.6 kg de cerdo y 12 kg de pescados y mariscos. Tomemos en cuenta que somos 127 millones de habitantes. Omitiendo muchísimos detalles, como sexo, raza, alimentación, etc. Una vaca pesa unos 700 kg, a ojo de buen cubero un 60% es carne por lo que unos 400 kg son los que se aprovechan (sin contar vísceras y sangre que también se comen), un pollo tiene más o menos unos 2.4 kg de carne y un cerdo unos 210 kg de carne. Sin más rollos y de manera muy lineal, se necesitan más de 4 millones de vacas, más de un billón de pollos, y más de 10 millones de cerdos de manera anual para alimentar a la nación (no le entremos al pescado pero son más de 1 millón de toneladas las consumidas entre pescado y mariscos).

Nos metemos en otro pedo, estimado lector, porque únicamente 250 rastros TIF (Tipo Inspección Federal) operan en México y manejan el 30% de la carne producida, los demás son municipales, privados o de plano ilegales. Bueno, consideremos el 30% de los animales (todos, para no caer en mayores conteos). De todas maneras se tienen que procesar por minuto un promedio de 2.5 vacas, 773 pollos y 5.7 cerdos… Por minuto. Esto vuelve imposible que los animales sean “puestos a dormir” tranquila y pacíficamente pues la industria debe ser rápida y eficiente

¡Fácil! -podríamos decir- ¡que todo el mundo sea vegetariano! Pero tampoco se puede, mucha gente no va a dejar de comer carne nada más porque el animalito sufrió antes de llegar a su plato. Países en desarrollo y/o en condiciones de pobreza tampoco van a dejar de consumir carne nomás porque es una industria cruel (algunos peor porque comen perros, gatos, etc.) además que los humanos no somos 100% vegetarianos. Chéquense el siguiente artículo de la BBC donde dice qué pasaría si todos nos volvemos vegetarianos.

El convertirse en vegetariano es una buena opción aunque no se vislumbra el cambio a largo plazo (me incluyo, si bien me gustan los vegetales no le digo que no a una hamburguesa o a un buen corte). Entonces a resumidas cuentas, el echarle un poco de cabeza a la situación de la industria alimenticia nos puede poner en una difícil decisión entre continuar o no continuar y esta entrecruzada bien merece un ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de IP Man

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
626 Comentarios en “El costo de la carne”