2017

Todos contra “el Juez porky”

Los “periodistas” han tomado las antorchas y han guiado a la muchedumbre contra un juez de Veracruz.

La muchedumbre es ignorante y borrega, así que sin más y en un acto que creen de genuina justicia, no solo han lapidado al juez, sino a toda su familia.

Pero ¿Alguno de ellos ha analizado la sentencia emitida por el juez? Y peor aun ¿Han visto a algún “periodista” consultar con un experto la resolución de amparo indirecto? La respuesta es no.

La opinión pública ya juzgó y sentenció a los denominados Porkys, con solo una versión de los hechos, según la muchedumbre, esta banda se dedicaba a violar jovencitas en Veracruz, pero ¿Cuántas denuncias hay en su contra? Una, la de Dafne. O sea, son los únicos delincuentes en serie con un delito imputado, pero para la muchedumbre, eso no tiene nada de raro.

Hasta Chumel Torres habló del juez de Veracruz, pero él no se limitó a dar la nota y mostrar su indignación, él, curiosito, indagó y dio “luz” diciendo lo que pudo haber hecho el juez, refiriendo que el Código Penal Federal (al que luego llama código civil federal contra Veracruz- o una tontería así-) tipifica la violación impropia (son palabras mías, de lo que este periodista quiso decir). Se hubiera evitado esa y otras pifias si hubiera consultado a cualquier estudiante promedio de la carrera de derecho.

Todos los periodistas refieren que el juez dijo que: “La manoseó, la metió los dedos a la vagina, pero eso no es lascivia, sino tocamientos incidentales”, quien sabe quién dijo eso primero, pero como perros de rancho, todos los periodistas ladraron igual. Lo que el juez dijo fue:

“(…) Porque si bien es cierto la menor manifestó que el activo de que se trata, le tocó los senos, y que por naturaleza se trata de partes del cuerpo de índole sexual, la sola narración de hechos que describe al momento en que se dio el evento delictivo, no brinda al suscrito la certeza que en ese hecho haya habido una intención lasciva por parte del activo y por tanto, sea constitutiva del “abuso sexual” que requiere el tipo penal de pederastia. Se afirma lo anterior, pues la declaración de la menor no da luz sobre algún aspecto que rodee la conducta, esto es, alguna insinuación, palabra obscena, acercamiento, situación, que diera al suscrito la seguridad que se cometió un abuso sexual en forma deliberada, con intenciones de erotismo o de satisfacción de apetito o deleite sexual.

De ahí que, aun sin considerar que un tocamiento o manoseo de ese tipo, pueda o no resultar accidental, el suscrito requiere de pruebas suficientes o por lo menos indicios bastantes para comprobar esa intención del quejoso al haber desplegado el tocamiento a que se alude con ánimo de sentir un placer o satisfacer un ánimo de carácter erótico, para poder declarar que el auto de formal prisión es constitucional” (páginas 24 y 25 de la sentencia)

La sentencia de amparo indirecto 159/2017, dictada por el Juez Tercero de Distrito con residencia en Veracruz, hace un análisis de los medios de prueba en contra Y A FAVOR del inculpado Diego. El juez de distrito está obligado a analizar la constitucionalidad y convencionalidad del acto reclamado, en este caso, el auto de formal prisión, y que éste cumpla con los requisitos que exige el artículo 19 de la constitución, de no ser así, la sentencia debería ser favorable.

Otro punto. En 2016, el mismo juez (hoy linchado)tuvo conocimiento de la demanda de amparo indirecto promovida por Enrique Capitaine, en aquella ocasión negó el amparo a Capitaine, éste promovió el recurso de revisión y el Segundo Tribunal Colegiado de Veracruz, en el recurso de revisión 357/2016 revocó la sentencia del juez de distrito, es decir, le dijo que estaba mal y debía conceder el amparo.

Luego, si ahora tuvo conocimiento de otro de los procesados por los mismos hechos, ya tenía una sentencia de su superior jerárquico, Segundo Tribunal Colegiado, que le guiaba en la interpretación y valoración de los medios de prueba en el sentido en que debía dictar la sentencia.

Cabe destacar que la sentencia de amparo, ahora dictada, también admite el recurso de revisión, del cual conocerá un Tribunal Colegiado, y revisará si estuvo bien o no la sentencia emitida.

Es peligrosa la desinformación, sobre todo cuando toca temas tan sensibles.

¿Opinarías lo mismo si le haya pasado a tu mamá, a tus hermanas a tus hijas? Suelen decir las personas, demostrando que ya han juzgado a los jóvenes “porkys”, sin siquiera querer escuchar lo que ellos tengan que decir, no digamos conocer las pruebas a su favor.

Si ya es grave el linchamiento de la muchedumbre, es peor la decisión del Consejo de la Judicatura, que por la presión ha decidido suspender al juez sin que su resolución haya sido revisada, y sin tomar en cuenta la sentencia del recurso de revisión del Tribunal colegiado en el amparo de Capitaine. Los jueces deben resolver con objetividad e imparcialidad, pero ante estos hechos que hará un juez que conozca de un asunto en el que igual la sociedad ya haya juzgado y sentenciado a una persona? ¿Qué juez se atreverá a ser imparcial?

Pero eso que importa, al fin de cuentas somos un país muy bien educado que en las decisiones tomadas en masa nunca se equivoca.

Ad. Por si a alguno le interesa pueden consultar las sentencias a que hago referencia.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
532 Comentarios en “Todos contra “el Juez porky””