Anotaciones en la categoría: Humor

2013

Chiste del viernes – Con la boca llena

elevadorEn el elevador de un hospital se encuentra una rubia despampanante, en el 3er piso sube un hombre.

-A que piso va?- Pregunta el hombre.
-Al 6to piso- Responde la joven sin siquiera voltear a ver al acompañante.

Así el hombre presiona el botón del 6to piso, se cierran las puertas y el elevador comienza a subir.

-¿Puedo preguntar a donde se dirige, Señorita?- Vuelve a preguntar el joven.

-Al banco de sangre, pienso vender un poco ya que mi tipo de sangre es muy solicitada- Responde la mujer nuevamente sin mirar al otro.

-¿¿Así??- Comenta – ¿Y cuanto efectivo le dan por su sangre??

-$200.00 pesos por cada bolsa- Responde enfadada la mujer, pues sentía que el joven ya estaba preguntando demasiado.

-Ho…que bien- Dice él, – A mi en el banco de esperma me dan alrededor de $2,000.00 pesos cada vez que voy y dejo algo. De hecho para allá me dirijo.

La mujer ya súper molesta, voltea a ver al hombre con cara de odio, así que cuando se abren las puertas ésta sale casi corriendo enfadada y desaparece entre los pasillos del hospital.

2 semanas después, nuevamente se vuelven a encontrar en el elevador del hospital, la misma rubia y el mismo hombre. El cual con una sonrisa le dice a la rubia.

-Hola preciosa!!!, No creí volver a verte. ¿Vas nuevamente al banco de sangre??

La mujer niega con la cabeza sin siquiera hablar.

-¿¿Entonces a donde te diriges??

-Al banco de esperma- Responde la rubia con la boca llena.

¡HECF!

Cortesía de Shinata

logo-la-banda


2013

Chiste de viernes – La cortadora de pepinos

pepinosUn hombre que trabajaba en una fábrica de enlatados le confesó a su mujer que estaba poseído por una terrible obsesión: Introducir su pene en la cortadora de pepinos. Espantada, la esposa le sugirió que consultara con un psicólogo. El marido prometió que lo pensaría, pero todos los días le repetía a su esposa la misma historia, hasta que ella, harta, un día le dijo:

– ¡¡Pues mételo y no me fastidies más!! Es tu problema.

Días después, el marido llegó cabizbajo, pálido y profundamente abatido.

– ¿Qué pasó, querido? – Le preguntó la mujer.

– ¿Te acuerdas de mi obsesión por meter el pene en la cortadora de pepinos?

– ¡Oh, no! – Gritó la mujer – ¡Dime que no lo hiciste!

– ¡Sí, sí lo hice, lo hice!

– ¡Oh, por Dios!, Y… ¿qué pasó?

– ¡Me despidieron! – Respondió el marido.

– Pero… y… eh… ¿Que pasó con la cortadora de pepinos ¿te hizo daño?

– ¡No, no! También a ella la despidieron.

Cortesía de Rudy

logo-la-banda


2013

Chiste de Viernes – Aquí huele a alcohol

huele_alcoholUna muchacha se va a confesar:

– Padre he venido a confesarme… pero” dice la muchacha con gesto de asco “… aquí huele a alcohol!!!”.

El cura, que tiene problemas con la bebida y se ha estado bebiendo el vino de misa, dice “Es tu imaginación hija. Cuéntame tus pecados”.

La joven le dice: “Padre, la otra noche, en navidad, vino a visitarme Papa Noel, y lo he visto tan cansado, que me apené y me acosté con él” y se interrumpe para decir “… oiga, será mi imaginación pero sigo oliendo a alcohol!”.

“Continua hija, tus pecados son más importantes”.

“Bueno, Padre”, dice la muchacha desconfiando, “Papá Noel ha venido con un ayudante, que también estaba cansado el pobre, y me apené, y me acosté también con él… oiga, ¿pero ha estado bebiendo? Huele mucho a alcohol”.

El padre le dice: “no hagas caso de eso, es tu imaginación. Mejor continua”.

Ella sigue: “padre, como le venía diciendo, he visto a los renos, tan cansados, que me apené y me acosté con ellos y… pero padre, !aquí huele a vino!”

El cura disgustado le replica: “mira hija, aquí hace rato que huele a puta y no he dicho nada”. ¡HECF!

Cortesía de .ñoño.

logo-la-banda


2013

Chiste de viernes – Regalo a la madre

regaloTres hermanos que vivían lejos de su pueblo natal y se habían vuelto ricos discutían para ver quien había hecho el mejor regalo de navidad a su anciana madre?

El primero dijo:
-Yo le construí una mansión.

El segundo dijo:
-Yo le envié un Mercedes con todo y chofer.

El terceró sonrió y dijo:
-Yo les gané a los dos. ¿Recuerdan cómo le gustaba a mamá leer la Biblia? Y cómo ustedes saben ella ya casi no puede ver. Así que yo le conseguí un loro que recita la Biblia entera. Les tomó 12 años a los monjes de un convento para enseñarle. Es un loro único. Mamá sólo tiene que decirle el capítulo y el verso y el loro se lo recita.

Poco después, la anciana señora envió cartas de agradecimiento a los tres:

-José, la casa que me construiste es tan grande que yo sólo ocupo un cuarto y tengo que limpiar todo el día

-Pedro, estoy muy vieja para viajar, así que rara vez uso el Mercedes. Y el chofer es un haragán …

-Querido Manolo, tú si que sabes lo que le gusta a tu madre? La gallina estaba deliciosa.

¡HECF!

Cortesía de Ponchito

logo-la-banda


2013

Chiste de Viernes – El Lorito sabio

loros2Una viejecita vivía sola con un loro que se la pasaba todo el día gritando:

¡Que muera Peña Nieto, que muera Peña Nieto!

Un buen día, algunos priístas que vivían en el mismo barrio fueron a hacerle un reclamo a la viejecita para que callara al loro.

Esta, preocupada, “habló” con el lorito:

-¡Lorito, m’ijo, cierra tu piquito, no sigas gritando esas cosas!

Pero el loro seguía dale y dale con su frasecita: “¡¡¡Que muera Peña Nieto, que muera Peña Nieto!!!

La viejita fue a hablar con el cura de la parroquia para explicarle la situación, a ver si podía ayudarla; éste le dijo:

-A ver, hija, lo que podemos hacer es que usted me lo traiga y lo ponemos en la misma jaula donde tengo un lorito que sabe decir misa, el Santo Rosario y muchas otras oraciones, para ver si se le olvida el asunto del político y aprende a rezar.

Así lo hizo la viejecita.

Al cabo de 15 días, la viejita va de nuevo a visitar al cura para ver los resultados y le pregunta:

-Padre, ¿que pasó con mi lorito?

El cura, sumamente preocupado, le dice:

-Yo creo que la cosa se puso peor, hija mía, porque cuando tu loro dice: “Que muera Peña Nieto”, el mío responde:

¡¡Te lo pedimos, Señor!!

Cortesía de Daniel

logo-la-banda


2013

Chiste de viernes – El Loro y la azafata

loroUn lorito que viajaba en un avión, en primera clase, llama a la azafata:
– A ver, mugrienta… ven a atenderme.
– ¿Qué desea, Señor Loro? – responde ésta.
– Tráeme un whisky, guacha.
– Si Señor Loro, en un instante se lo traigo.

El señor que estaba sentado al lado del lorito aprovecha cuando se acerca la azafata a traerle el whisky, y le dice:
– Señorita ¿Y a mí podría traerme un café?
– Cuando tenga tiempo se lo traigo – Le responde la azafata de mala gana.

Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
– A ver, hedionda, tráeme otro whiscacho.
– Sí Señor Loro, de inmediato se lo traigo.
– A mi tráigame por favor el café que le pedí hace media hora, señorita
– Insiste el hombre.
– Usted espere, y no me apure señor – responde la azafata malhumorada.

Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
– Floja, tráeme otro whiscacho.
– Sí Señor Loro, de inmediato – musita la azafata.
– ¿Y mi café, señorita? – pregunta ya un poco enojado el hombre.
– Usted espere, señor ¿No ve que estoy muy ocupada?

Entonces el hombre, no soporta más, y le dice al loro:
– Oiga ¿Cómo hace para que lo atiendan tan bien, que le traigan tres whiskies, y yo no consigo que me traigan un miserable café?
– Muy simple señor – responde el loro – Yo se lo pido con firmeza, la trato mal, para que vea quien es el que manda, y quien el que obedece.
– ¡Ah, voy a probar con su método, a ver si funciona!

Y dicho esto, comienza a gritar:
– ¡A ver, azafata inmunda, si me traes el maldito café que te pedí hace como una hora, floja reventada!

Ante esto se acerca muy enojado el comisario de a bordo, los agarra del cogote al señor y al lorito, y los tira del avión.

Cuando los dos van cayendo, el loro le dice al hombre:
– ¡Hay que ser muy macho para ofender a la azafata y no saber volar!

¡HECF!

Cortesía de Capitan Garfio

logo-la-banda


2013

Chiste de viernes – Seminaristas

seminaristasEs el día del examen final en el seminario. El padre superior le echa un discurso a los seminaristas que van a graduarse:
“Hijos míos: cansados ya como estamos de tantos escándalos en los que los nuevos sacerdotes se ven envueltos, hemos decidido hacerles un examen especial, para probar su resistencia hacia las tentaciones de la carne. Para empezar, desnúdense.”

“El padre Humberto va a pasar entre ustedes con unas campanitas. Tome cada uno de ustedes una de ellas, y amárresela al pene.”

Una vez preparados los seminaristas, entra al salón una bailarina de striptease, vestida en forma muy sugerente. Inmediatamente empiezan a sonar las campanitas de la mitad de los seminaristas: “¡Tilín, tilín, tilín!”

El padre superior les ordena salir del salón diciéndoles: “Hijos míos, lo siento pero ustedes no están preparados todavía para salir al mundo. Que continúe la prueba.”

La bailarina empieza a hacer su show. Cuando se quita el vestido: “¡Tilín, tilín, tilín!” se oyen las campanitas de la mitad de los que quedan, estos son retirados del salón.

La bailarina continúa. Cuando se quita el brassiere, “¡Tilín, tilín, tilín!” suenan casi todas las campanitas. Se retiran los “campaneros”… y sólo quedan tres seminaristas todavía en el salón… pero no por mucho tiempo. Cuando la bailarina se quita la tanga, dos campanitas suenan:
“¡Tilín, tilín, tilín!”

Queda un seminarista, imperturbable. A una seña del padre superior, la bailarina se le acerca, y lo acaricia. Silencio absoluto. Se le sienta encima. Silencio.

“¡Basta!” Dice el padre superior. “Hijo mío: tu has sido el único de tu generación en haber superado tan difícil prueba. Estás listo para salir al mundo. Dame un abrazo de despedida….”

“¡Tilín, tilín, tilín!” ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Virginio

logo-la-banda


2013

Chiste de viernes – Día de muertos

muerte_sonrienteEn la facultad de medicina y ante un cadáver, el profesor le pregunta a un estudiante:
– ¿Cuál ha sido la causa de la muerte de este individuo?
El alumno se pone a examinar el cuerpo, ve que tiene numerosas puñaladas en el tórax y responde:

– De muerte natural.

– ¿Cómo que de muerte natural?¿Usted no ha visto las puñaladas?

– Si, claro. Es que con esas puñaladas lo natural es que se muriera.

———————–

Dos muertos que se escapan en la madrugada del cementerio. Justo cuando se van dice uno de los muertos:
– Espera un momento que voy a la tumba a por una cosa.

A los minutos aparece el muerto con la lápida debajo del brazo y le dice le otro:
– Pero ¿a donde vas con la lápida?
– Veras Venancio, es que por la noche no me gusta salir sin papeles.

———————–

En la funeraria:
– ¿Cómo murió?
– En una pelea
– Tú, ¿cómo sabes?
– Porque el letrero dice “SEPELIO”, pero no dice con quien…

———————–

El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y ya débil, le dice:
– Muy bien, llegó mi hora, pero antes quiero hacerte una confesión.

– No, no, tranquilo, tú no debes hacer ningún esfuerzo.

– Pero, mujer, es preciso – insiste el marido – Es preciso morir en paz. Te quiero confesar algo.

– Está bien, está bien. ¡Habla!

– He tenido relaciones con tu hermana, tu mamá y tu mejor amiga.

– Lo sé, lo sé ¡¡¡Por eso te envenené!!!

———————–

Dos amigos se encuentran por la calle.
-¿Cómo te va?

-No hace mucho he estado a las puertas de la muerte.

– ¿Qué te ha pasado?

– Nada, es que vengo del cementerio.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de El torta de huevo

logo-la-banda