Anotaciones en la categoría: Religión

2010

Verdades a medias

El clero sigue intentando cumplir con su función de represor de una verdadera libertad. Vaya usted a saber quien le dio esta función de policía, pero las reglas son claras, si no las cumples quedas segregado, ya te vas buscando otra religión, otro grupo que comparta tus ideas. Actitud que no merece reprobación alguna. Cierto, cada quien puede hacer su “Club de Tobi” y establecer reglas que permitan conceder o no la membresía a los demás mortales.

Lo que no se vale, lo que si merece censura es la media información, con el fin de evitar a toda costa que las personas hagan algo, se pena de excomunión, por ejemplo, el tan famoso “hasta que la muerte los separe” pues resulta que no es tan “hasta la muerte”, hay recurso jurídicos para la anulación de un matrimonio católico ¿Cuándo han escuchado eso de un cura? ¡Nunca!, siempre es “si te separas de tu mujer no podrás ni comulgar” ese es un ejemplo muy ligero, pero hay otros y que no se trata de justificar o no la conducta. Sencillamente de hacer clara una información que pocos conocen.

El canon 1317, del código del Derecho Canónico, establece que las penas han de establecerse sólo en la medida en que sean verdaderamente necesarias para proveer mejor a la disciplina eclesiástica. La expulsión del estado clerical no se puede establecer en una ley particular.

Es decir después de un ejercicio racional estableceremos si un delito merece una pena y cual es (el propio código establece las penas 1331 a 1335)

Bien, después de que establecemos que es verdaderamente necesaria veremos si no hay una causal que excluya el delito, el canon 1322 no dice la primera,

“se consideran incapaces de cometer un delito quienes carecen habitualmente de uso de razón, aunque hayan infringido una ley o precepto cuando parecían estar sanos.”

Es decir los que padecen de sus facultades mentales, los que comúnmente conocemos como locos, orates, deschavetados, de atar, etc. Ellos no comenten delitos y por lo tanto no pueden ser castigados. Un orate que se masturbe no puede ser condenado a rezar tres aves marías y un padre nuestro, por ejemplo. Algo más grave, el homicidio, un sujeto que con síndrome de down, no puede ser castigado por la iglesia (ni por los laicos) por esta conducta.


Continuar Leyendo


2010

¡Yo me encargo!

Hay cosas que de verdad no se deben juntar, y como ejemplo están la religión y la política. Esta foto la encontré en el face de un amigo, y al verla lo primero que pensé fue.. “No pinches mames, cabrones levantándome temprano en fin de semana para platicarme como “el evangelio” cambio su vida y que al votar por x partido lograremos la salvación? ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de RapDioz

labanda.jpg


2010

Nuevos avisos parroquiales

Caminando por la calle, me encontré con este letrero afuera de una iglesia, en lagos de moreno, y me hizo decir ¡Hazme el chingado favor! Ya ni con chicle puede uno entrar a misa, antes eran las faldas, ahora son los chicles…

Cortesía de Raidesnake

labanda.jpg


2010

Vida eterna garantizada

Hace unos días mi hermana acudió a presentar el examen de admisión para la preparatoria y como es costumbre las preparatorias “privadas” fueron en busca de alumno entregando volantes a quien se les pusiera enfrente, la mayoría te describe lo maravillosa que es su escuela, lo normal, pero hubo una que me hizo decir “Hazme el chingado favor”.

Cortesía de Nokeriaponernick

labanda.jpg


2010

Adding insult to injury: a reflection on Oaxaca

Estimados amigos:

El refrán estadounidense de «adding insult to injury», que literalmente significa «añadir insulto a la herida», se ocupa para hacer referencia a una situación de injusticia doblemente grave: se usa cuando se da el propio hecho de la injusticia, y además otro adicional de desconocimiento de la misma, que es manifiesto para todos.

Y eso es exactamente lo que está ocurriendo en el estado de Oaxaca contra sus pobladores en relación con los últimos hechos violentos ocurridos en la entidad, y muy en particular contra el sacerdote agredido Martín Octavio García Ortiz, quien se hizo víctima de la brutalidad registrada por defender pueblos indígenas opositores al establecimiento de la explotación minera canadiense en los linderos del poblado.

Lo peor del asunto es la actitud, de absoluto encubrimiento, mostrada por el arzobispo de Oaxaca en sus primeras declaraciones en relación con los hechos de privación ilegal de la libertad y virtual linchamiento que sufrió el referido sacerdote a manos de los golpeadores priístas locales, al servicio del gobernador Ulises Ruiz y la minera canadiense que pretende saquear el oro y la plata locales, con el total contubernio del gobierno del PRI.

La declaración del arzobispo Chávez Botello en relación a la agresión es un opropio para toda la Iglesia en Oaxaca y en México, y además contradice abiertamente el comunicado del titular de la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Oaxaca, Wilfrido Mayrén Peláez, quien señaló que el sacerdote-párraco de San José del Progreso, Ocotlán, jamás ha promovido agresión alguna contra esos pobladores que lo detuvieron y atacaron.

Resulta que el arzobispo se rehusó dolosamente a defender al párroco, ante los manifiestos hechos delictivos, declarando aún en contra del sacerdote que «si algún sacerdote comete un delito, es responsabilidad de él», en lugar de HABER DENUNCIADO la sistemática agresión que mantiene el gobierno contra los pueblos de Oaxaca, de lo que hay copiosas pruebas al respecto (fuente de la afirmación del arzobispo, publicada por agencia EFE).

—Claro que es mucho más fácil vilipendiar a la víctima, que oponerse al poder. . . ¡y más con la elección en Oaxaca encima!


Continuar Leyendo


2010

Pre-bautismales



No confundas mi postura, soy ateo y no creo en ningún Dios
no diferencio a las personas por su raza, su cultura o su mierda de religión.
Ska-p

Así como mi esposa me acepto como soy, con un poco de algunas virtudes y defectos incontables, así la acepte yo. Si, ella es católica. Que le vamos a hacer si nadie es perfecto, dije y la acepte, caí en sus garras, me atrapo, era yo casi un niño inocente, de la vida no sabía nada y ella se aprovecho. Como sea, al vivir juntos la acompañe a la iglesia, por mi culpa no comulga, vivimos en pecado. Mauricio nació y me pidió que lo bautizáramos, por principio dude, solo un poco, y acepté, eso incluyo participar en la organización de tal evento, para mi tiene un nulo significado, así que me concentre en lo social, pero también fui a las famosas platicas prebautismales, en la que los padres en compañía de los padrinos acuden a una charla acerca del compromiso que significa el bautizo.

La fecha llegó. José Lino Ortiz, profesor y licenciado, dijo ser, y después de esta presentación nos acomodo de manera que la luz de los ventanales y la puerta abierta diera frente a él, nosotros sentados y él parado, así inicio su platica. Éramos cinco, su voz era acompañada por el eco del largo salón. Comenzó reprochándonos el poco tiempo que le dedicábamos a acudir a misa, nos paso unas hojas con unos pensamientos que había visto mucho en las cadenitas que te suelen mandar por correo electrónico.

Es un buen histrión, y algo gruñón. Llego otra pareja y la futura madrina, los padres eran unos chiquillos de escasos diecisiete años, insistió en que se acomodasen se espaldas a la puerta. Y de repente empezó a preguntar a uno por uno, señalándonos con su dedo indicie, mejor dicho, con lo que debería de ser su dedo índice (nos contó que era periodista e intentaron amedrentarlo por señalar “con índice de fuego” y de un balazo le volaron el dedo) ¿eres católico? Si, se escucho tres veces la misma respuesta. ¿Eres católico? No, respondí. Y siguió:

-¡¿Nooo?! ¿Entonces que haces aquí?

-Tengo que ser católico para estar aquí.

-Pe, pero si, no eres católico. -decía y agitaba las manos alejando un enjambre invisible-

-Estoy aquí porque mi esposa es católica, respeto sus creencias…

-¿Por qué no eres católico? -Dijo ya un poco repuesto-

-No creo en que la Biblia sea efectivamente la palabra de Dios, y no creo en un Dios big brother.

-¿Has leído la Biblia?

-Si..

-¿Y por qué si no eres católico?

Mi esposa me miro y hacía gestos de desaprobación.

Lino Ortiz intento convencerme de la verdad de la Biblia, pero hubo que continuar con la charla. Hablo de cosas importantes como la tolerancia entre la pareja, y que nuestra conducta es la verdadera educación que le damos a nuestros hijos, no las palabras.

Hablo de respeto, de ser seres pensantes, hasta de cuidar nuestro cuerpo. Luego dijo:

-El sexo (el coito) puede ser lo mas hermoso o lo mas feo, lo mas sucio. Es lo más hermoso, cuando se hace entre dos personas que se quieren y que han acudido ante el señor para que los bendiga en matrimonio. Es lo más sucio cuando por ejemplo, lo hacen esos que ahora les llaman muy elegantemente “los gays”, pero no son mas que desviados, enfermos. El sexo se hace como Dios nos dijo, como esta escrito en la Biblia.

¡Hazme el Chingado Favor!

Yo lo mire incrédulo y me dijo:

-¿No esta de acuerdo?

– Es que yo no encontré el instructivo en la Biblia, porque usted dijo…

-¡Ahí esta, como Adán y Eva, lo hicieron!

-Por eso, en la Biblia yo no encontré que se dijera, se así, asa…

-Bueno aquí respetamos las preferencias de cada quien -dijo con sorna, y luego dirigiéndose al novel muchachito le pregunto a quemarropa- o joven, ¿usted cree que es correcto hacerlo por el ano?

El muchacho atónito no atino a contestar y volteo a ver a su chiquilla esposa, como diciendo ¿no es correcto?, ésta le dio un codazo y lo apuro a contestar.

***

¡Ah, no sabia que ser católico era tan divertido!


2010

Si soy creyente

Por ahí caminando en un aparador vi este letrerito, muy sabio por cierto. Benditos los mexicanos que aun somos creyentes….

Hazme el chingado favor!

Cortesía de TINOMAN

labanda.jpg


2010

Una iglesia le pide que sus feligreses se tatuen el 666

Me encontré en la pagina creciendoengracia.com a un señor que se cree Jesucristo encarnado y les hace creer a sus discípulos que el 666 y SSS como símbolo de Jesús y no de la bestia. Lo peor es que hace que todos se tatuen incluyendo niños, HECF.

Lo malo no es tener Fe ciega en algo, lo malo es no pensar en las consecuencias que una marca de este tipo tendrá en tu cuerpo.

Cortesía de Monogeek

labanda.jpg