2014

Maestra en Tabasco amarra niños a sus pupitres

Una maestra en Tabasco decidió amarrar a sus estudiantes a sus pupitres con cinta canela, ante la protesta de los padres de familia la maestra dijo que la nueva reforma educativa se lo permitía… HECF!

Me imagino que si los estudiantes no ponen atención no se debe a un anticuado programa de estudios, profesores improvisados y en el mejor de los casos profesores mal preparados.


Liga Directa: http://youtu.be/Y0aamfMTWEc

Sorprendidos se quedaron algunos padres de familia cuando se enteraron que sus hijos, durante el horario de clases, son “encintados” para que estos no se levanten de sus pupitres, ya que según estos, son “incontrolables”.

La maestra María Esther Escalante Rosado autora de tal hecho, atiende el segundo grado, grupo B, de la escuela primaria, Adolfo López Mateos ubicada en la calle Dalia, sin número del fraccionamiento Tulipanes, y es que dijo se trataba de un ejercicio y que la nueva reforma educativa lo permite, por lo que no incurre en alguna falta, esto según ella, pero los tutores, además piensan que sus hijos, no deben pasar por este tipo de trato, por ello tomaron muestras fotográficas, para llevarlo ante la Secretaria de Educación Pública, con tal de que las máximas autoridades no solo castiguen a la docente, si no que la remuevan de la escuela al igual que el director ya que según ellos, él también tiene conocimiento y hasta el momento no ha intervenido.

Cortesía de Canek


2012

Después de Lucía… viene el gandallismo – Por Guillermo Vega Zaragoza

El bullying o abuso escolar (o mejor: el gandallismo) no es un fenómeno nuevo ni mucho menos. Siempre ha existido, pero en estos tiempos, en efecto, se ha recrudecido y ha adquirido nuevas formas, más crueles y más violentas. Entre hombres, el enfrentarse al maltrato del gandalla del salón era un rito de iniciación por el que casi cualquier niño o adolescente tenía que atravesar en algún momento de su vida. Generalmente, todo se arreglaba con un “tirito” a la salida de la escuela. El solo hecho de enfrentar al gandul hacia que se neutralizara el abuso y el maltratado lograra el respeto de los demás. Y no se diga si se le daba una buena tunda al abusador: el respeto era aún mayor.

Pero estoy idealizando el tiempo pasado, cuando los niños y jóvenes eran más inocentes y la sociedad no se encontraba en esta espiral de violencia que permea hoy todos los ámbitos de la vida social: la familia, la escuela, el trabajo, la política, los medios de comunicación, el entretenimiento…

El gandallismo escolar se ha convertido en un problema social, o por lo menos así es percibido por la sociedad a través de lo que transmiten los medios masivos de comunicación, sobre todo la televisión. Y, en efecto, el asunto ha adquirido nuevas formas, que van más allá de lo físico y que suelen resultar más perniciosos: ahora tiene que ver con la reputación social, los chismes e insultos públicos y los videos transmitidos por Internet.

Todo esto viene a cuento por la película Después de Lucía, dirigida por Michel Franco, que ha obtenido notoriedad por haber sido premiada en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, por ser la representante de México para los premios Goya y Oscar y por contar con el inusual apoyo de una campaña encabezada por Televisa y los exhibidores nacionales, que nunca han sido así como que digamos muy generosos a la hora de impulsar el cine mexicano.

Continuar Leyendo