2009

El sexenio de Fox un Sexenio Perdido

vicenteLas estadísticas sirven para todo y para nada al mismo tiempo, pueden demostrar algo como una verdad absoluta o en cambio mostrarla como la peor de las mentiras, por eso existen otros mecanismos de investigación como la investigación cualitativa que toma en cuenta otros factores, no sólo los datos duros sino la perspectiva de la gente, su opinión, razonamiento y muchas cosas más.

A mi gusto el sexenio de Vicente Fox fue un sexenio perdido por muchas razones.

Entremos en datos duros:

Durante su campaña Fox prometió Crecimiento del PIB al 7% anual. México ni en sus mejores épocas de los años sesenta, logró crecer a ese ritmo promedio anualizado en un sexenio. En el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz, entre 1965 y 1970 el promedio anual de crecimiento fue del 6.8 %. Resulta extraño que ya en el mismo año 2000 en que la economía norteamericana comenzaba a declinar y sabiendo que a raíz del TLC la economía de México dependía mucho de ello, se haya prometido un crecimiento tan alto.

Si hacemos las cuentas México debió haber crecido, según su promesa, un 42 por ciento, pero no, sólo creció 14.52 por ciento, “EN TODO SU SEXENIO”, con un promedio de 2.28 anual.

Generación de 1,300,000 empleos por año.

Esta cifra resulta exageradamente alta aún bajo la premisa de un crecimiento del 7% anual, pues se estimaba entonces que por cada punto porcentual de crecimiento se podrían generar del orden de 100,000 empleos por año. Lo anterior significaría que bajo dicha suposición, la generación de empleos habría sido alrededor de 700,000 por año. Por lo tanto otra vez se muestra falta de congruencia o exagerado optimismo al prometerla.

El sexenio de Fox terminó con un déficit de desempleo de tres millones de personas, solo contando la Población Económicamente Activa.

Eliminación del impuesto por Tenencia de Automoviles.
Todos aquellos que tengan carro saben perfectamente que esto sólo fue una promesa incumplida hasta el momento.

Terminar con la inseguridad, la violencia y el robo.
En los últimos 5 años…

• Más de 30 millones de mexicanos mayores de 18 años fueron víctimas de la delincuencia.
• La cifra negra de la delincuencia –delitos no denunciados- es de 75%: sólo se denuncia 1 de cada 4 delitos que se cometen.
• 63% de quienes denunciaron quedaron insatisfechos con la actuación del Ministerio Público porque las autoridades no hicieron lo suficiente, o no se interesaron.
• 46% de los robos totales se cometieron con violencia
• Una de cada diez viviendas fue robada. 90 de cada 100 de tales viviendas son casas independientes.
• 9% de las personas fueron atacadas o amenazadas al menos una vez.
• Casi en 1 de cada 100 viviendas hubo al menos una víctima de secuestro.
• 4% de las personas fueron víctimas de ofensas sexuales, de las cuales: 83% son mujeres. • 18% no lo considera un delito. • En 30% de los casos, los agresores son conocidos de las víctimas: • En 4 de cada 10 eran sus parientes y en 1 de cada 4 su ex cónyuge o ex pareja.
• 1 de cada 3 personas se siente insegura o muy insegura caminando de noche por su colonia o poblado.
• 40% de la población considera probable o muy probable que alguien robe su vivienda en los próximos 12 meses.
• 45% opina que la policía actúa mal o muy mal para controlar el delito.
• Sólo durante 2003, al 12% de la población, alguna autoridad le solicitó un soborno o “mordida” por sus servicios.
• 92% de las víctimas de soborno no denunciaron el hecho.

Continuar Leyendo


2008

El Colegio Electoral

Hoy 4 de Noviembre del 2008 es el día de las elecciones general en Estados Unidos para escoger al sucesor de George W. Bush. Las encuestas de opinión indican que Barack Obama será el nuevo presidente de los Estados Unidos. En mi opinión a menos que nos llevemos una sorpresa será muy difícil que John McCain gane la presidencia. Por sorpresa me refiero a una borrachera de las maquinas que cuentan los votos, problemas técnicos y todas esas palabras y frases que nos ayuden a definir “fraude electoral”.

Pienso yo que el show de hoy por la noche en televisión será un mero tramite para medir el tamaño del triunfo del senador Obama. Como muchos de ustedes saben en Estados Unidos los votantes no eligen directamente al presidente, en su lugar eligen a un grupo de electores que a su vez votaran por el candidato que gane las elecciones en cada respectivo estado, este conjunto de personas se le conoce como el Colegio Electoral.

Cada estado de la Unión Americana tiene un determinado número de votos electorales que va en función del número de representantes en el congreso, que a su vez depende del número de habitantes de cada estado. Así California donde hay montón de gente tiene 55 votos electorales, mientras que estados pequeños como Delaware tienen solo 3 votos electorales. El sistema funciona de manera que el ganador de la elección en cada estado gana automáticamente todos los votos electorales de dicho estado, este sistema electoral aplica en casi todos los estados de la Unión Americana.

Para ganar la elección se necesitan un mínimo de 270 votos electorales, como veremos en el siguiente mapa (cortesía de CNN) si Obama mantiene todos los estados que según las encuestas se inclinan por el, ya tendría los votos electorales necesarios para ser el nuevo presidente.

La pregunta mas importante esta noche será la siguiente, ¿a que hora habrá humo blanco, para declarar ganador al primer candidato negro? Dada la diferencia de horarios en la costa Este de los Estados Unidos las casillas cerraran por lo menos 3 horas antes que en la costa Oeste. La costa Oeste no dará grandes sorpresas en esta elección ya que en su conjunto votara por Obama y hay poco que McCain pueda hacer al respecto, para cuando se comiencen a contar los votos de California en toda la costa Este el conteo ya ira muy avanzado.

Si Obama gana cualquiera de los estados en amarillo del mapa de arrriba, como pueden ser Ohio o Florida y a su vez mantiene los estados azules, el juego estará mas que terminado para McCain y habrá nuevo presidente muy temprano en la noche. Si McCain gana TODOS los estados en color amarillo y puede arrebatarle a Obama alguno de los estados azules, entonces habrá nuevo presidente hasta muy entrada la noche, ya que la atención de los medios se centrara en estados como Nevada, Colorado, Nuevo México y tal vez hasta Montana.

Tal vez mañana me tenga que tragar mis palabras, pero si no hay sorpresas Barack Obama será el primer presidente-electo Afro-Americano de los Estados Unidos hoy por la noche. Más importante para Obama será ver si el partido Demócrata es capaz de alcanzar la cifra mágica de 60 senadores en el congreso. Según las reglas del congreso norteamericano con 60 senadores se pueden aprobar leyes sin que el partido de oposición (republicanos) tenga la posibilidad de aplicar la regla conocida como “filibuster”, dicha regla permite bloquear las iniciativas de ley en el piso del senado por un tiempo indefinido.

Después de la borrachera electoral vendrá la cruda realidad para Estados Unidos y para el resto del mundo. Una vez pasadas las elecciones y sin la necesidad de guardar las apariencias frente a los votantes es muy probable que la crisis económica se deje venir en pleno dentro de los Estados Unidos y el respectivo contagio para el resto del mundo. Pero como dirían por ahí –esa es otra historia-, la noche de hoy puede ser una noche histórica para nuestros primos del norte, el resto del mundo espera con impaciencia.

Kin 40