2014

De parte del Presidente de la República

Un reportaje del periódico El Universal muestra como funcionarios de la Secretaria de Gobernación reparten ayuda para la gente damnificada por el huracán Odile en Baja California Sur. Los funcionarios repartieron agua, víveres y algunas colchonetas y entregaban la ayuda con la frase: “de parte del presidente de la república”.

La gente, en su mayoría de bajos recursos y baja educación veía el “apoyo” con gratitud otros criticaron el proselitismo político. Lo que mucha gente sigue sin entender es que estos mal llamados apoyos no son apoyos, son obligaciones del gobierno. Los funcionarios están haciendo su trabajo, lo mínimo que puede hace por los sueldos y prestaciones que reciben. Peña Nieto, ni ningún funcionario puso de su bolsillo peso alguno para ayudar a la gente de Baja California Sur, todo viene del dinero de los impuestos de todos financia Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).


http://youtu.be/i1YE-G-_rj4

De parte de la ciudadanía: pónganse a trabajar, no es ayuda, no es apoyo, es su obligación.

Cortesía de Faromano y Peñarol

logo-la-banda


2012

El Despertar – Una buena ciudadana contra la compra de votos

El valor se contagia. La práctica del PRI de comprar votos con bultos de cemento y otras dadivas no es nada nueva, pero nunca habíamos tenido los medios para filtrar ante la opinión publica este tipo de prácticas nefastas. La señora en el video le pide a la gente de su pueblo que abran los ojos, que ya no se dejen engañar. La señora a pesar de la necesidad de la gente y el cinismo de los “líderes del partido” tuvo el valor de alzar la voz, el valor se contagia.

Afortunadamente, también es muy bueno saber que hay gente como esta señora que a pesar de estar en medio de la necesidad y del cinismo, tuvo el valor de alzar la voz.


Liga directa: youtube.com

Recuerden que estamos viendo la intimidad del PRI, la comunión del partido con sus votantes cautivos, que sumidos en la pobreza esperan en el “apoyo” el milagro de cada 3 años. Resultaría interesante saber que tan extendidas son estas voces que incitan a abrir los ojos: ¿es este un caso aislado o la población mexicana está lista para despertar?

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de El Inge


2011

México y la Protección Civil – Jonathan J. Pérez Preciado

Un día un hombre salió a barrer su banqueta con su hijo. Al terminar de barrer la sección del frente de su casa su hijo notó que su padre comenzó a barrer la del vecino. El niño preguntó por qué hacía eso ya que no les correspondía, a lo que hombre simplemente contesto “Si veo que su banqueta está sucia mientras barro la mía y no hago nada al respecto ¿qué imagen estoy dando como su vecino?”

Soy una persona que toda su vida ha estado ligada a los cuerpos de rescate y a la Protección Civil. Digamos que desde la genética lo tengo. Fui bombero, fui militar, fui inspector operativo y ahora soy un empresario dedicado a proporcionar los servicios de capacitación y equipamiento en materia de la autoprotección.

No es un promocional curricular lo que vine a decir si no más bien una reflexión que tengo ya desde hace varias lunas en mente.

¿Qué pasa cuando hay un siniestro? Se avisa por radio, televisión, cine y otros medios que se deben tomar las medidas “precautorias”, comprar víveres, alejarse de las zonas de riesgo, mantener a la mano papeles importantes, radio, lámpara en caso de evacuar. Se sitúan los albergues, el ejército y fuerza aérea se preparan para brindar el auxilio al igual que las diferentes secretarias, direcciones, cuerpos de rescate, grupos voluntarios etc. Después de los incidentes se hacen las colectas de apoyo, se abren cuentas de ayuda en los bancos, se llenan camiones de ayuda, aviones, etc.

Hasta aquí todo suena casi utópico. Si así se hicieran las cosas realmente México sería una potencia en desastres naturales pues somos uno de los países con más experiencia en este ramo. Pero una vez más NO ES ASI.

Continuar Leyendo