2012

Miserables Salarios

Según reporta un estudio de la UNAM para adquirir la canasta básica alimentaria sería necesario un salario de 180.92 pesos, esto es, el triple del salario mínimo actualmente. El mismo estudio afirma que lo suficiente para mantener las necesidades básicas de una familia, en alimentación, vestido, vivienda y entrenimiento, se requiere lo equivalente a un salario de 850 pesos.

Suena a una cantidad exagerada, dados los salarios actuales, aun así, de este estudio surgen algunas reflexiones. Pensamos que el salario suena exagerado porque los sueldos que se otorgan actualmente se muestran como “normales” o “deseables” , aunque alcancen para muy poco en realidad.

¿Cómo es posible que se llegue a considerar que por “empezar” o por “no tener experiencia” la mayoría de nosotros acepte como bien pagado un salario mensual de $3,000.00 mensuales o menos?¿Cómo es que en lugar de recurrir a la organización de los trabajadores para exigir salarios dignos, acciones que históricamente han funcionado, optemos por trabajar horas extras o por trabajar en dos lugares distintos para que todo alcance?

Es seguro que muchos de nosotros se han visto en esa situación, que no tiene ninguna justificación, pese a los discursos de “superación” o de desarrollo personal que quieren predominar hoy en día.

Se nos dice generalmente ” sí, así se empieza, pero yo tengo un trabajo mejor pagado ahora, y tuve que sufrir mucho para tener lo que tengo, no deberías quejarte por tu trabajo, ya que si sigues así es por tu responsabilidad” etc.

Aquí el asunto es que no medimos adecuamente, ni exigimos lo que es mínimo o necesario para vivir de forma digna. Sólo tienen sentido las frases anteriores si se miden de acuerdo a lo que es necesario. Y si revisamos el aumento que se ha dado al salario mínimo y lo comparamos con la inflación de los precios, nos daremos cuenta que los salarios mínimos no son necesarios para asegurar una vida digna, es más no son siquiera necesarios para vivir, son salarios de hambre.

Por ello no hay ninguna justificación para pagar salarios miserables aun así se les pague a principiantes, personas sin estudios terminados o sin experiencia, a los que se les hace creer que podrán superarse en su trabajo. Ojo, no se afirma que no se deba trabajar y esforzarse para lograr las metas personales, lo que se afirma es que los mínimos que otorgan las empresas y patrones son totalmente insuficientes dadas las condiciones actuales. No hay razón para que el salario mínimo sea de menos de dos mil pesos mensuales hoy en día.

Sólo si nos damos cuenta de que el salario mínimo que deberíamos recibir llega a duplicar esa cantidad, nos daremos cuenta que el discurso que enarbolan las empresas y patrones es una farsa y un total engaño para la clase trabajadora¿cuántos de nosotros no se han visto en esa situación? ¿cuántos no se han visto obligados a aceptar un salario de miseria con la esperanza de ver aumentado el sueldo basado en la promesas del patrón de que debe pasar un “período de prueba” o de “aprendizaje”, o más bien, un período de miseria? No nos confundamos ni nos dejemos engañar. Sí, es necesario trabajar para aumentar los sueldos. Sí es necesario esforzarse para mejorar nuestras condiciones de vida. Pero hay que estar concientes de que los mínimos que se otorgan ahora, no sirven para nada y deben ser aumentados.

Cortesía de Fenix


2011

Enrique Peña Nieto no sabe cuál es el salario mínimo del país que pretende gobernar

El diario El País publica una entrevista que le realizaron al candidato del PRI a la presidencia, Enrique Peña Nieto. La entrevista transcurría de manera normal con preguntas de todo tipo sobre seguridad, sociedad, economía hasta que el entrevistador cuestiono al candidato del PRI si sabía cuál era el monto del salario minino de México. En forma parecida a lo sucedido en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara el candidato del PRI no supo responder a la pregunta y abruptamente dio por terminada la entrevista.

La conversación con EL PAÍS se produce pocos días después de su lapsus en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, cuando no supo responder qué tres obras o tres autores le habían influido más, lo que le supuso un aluvión de críticas. Pero Peña Nieto las encaja con naturalidad y parece consciente de sus limitaciones, tal vez uno de sus puntos fuertes. Sus críticos han apuntado que no sabe actuar en situaciones fuera de guion. Este diario le preguntó por algunos precios de productos básicos, algunos los supo, otros no, pero suspendió al preguntársele por el monto del salario mínimo, que él tasa en 900 pesos al mes, cuando para 2011 ronda los 1.740.

Y este es el que dicen que va a ser nuestro próximo presidente, tal vez se le perdona que no dijera el nombre de 3 libros (la mayoría de México no leemos), pero que no sepa cuál es el salario mínimo del país que pretende gobernar es imperdonable, o acaso será el salario que el pretende poner una vez que sea presidente, ¿ahora con que nos van a salir?

Cada vez se vuelve más obvio que Enrique Peña Nieto se mete en problemas al ser cuestionado por verdaderos periodistas y no porristas de Televisa. A su vez es aparente que el señor Peña Nieto vive en una burbuja social que se encuentra a años luz de distancia de la que vive el grueso de la poblacion mexicana.

Señor Enrique Peña Nieto: ¿Cuál es el salario mínimo de los “proles” en México?

Enlace: http://internacional.elpais.com/

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Jesus


2011

Corrido del asalariado de mierda

Leyendo el periódico me encontré este “corrido” creado gracias a las “ladies de Polanco” y como imaginaran me hizo sacar el primer HECF del día.

(Cántese como “El aventurero”)

Yo soy el asalariado
De mierda y me meto un poco
De coca porque me gusta
Y compro aunque sea muy poco.

Me gustan
Las flautas y las Chaparritas
Las gordas, chapatas y las palomitas
Convivios y téibols y casas de citas
Me encantan las secres que el jefe se tira.

Y por eso con orgullo digo: ¡Yo soy el asalariado, de mierda y de corazón!

El mundo me importa poco
El salario es muy culero
El jefe dizque es mi amigo
Pero no le aumenta un cero.

Le juego a la tanda y sé parrandear
Lo mismo les tomo tequila que Old Parr
Les bailo el jarabe, la cumbia y el trance
Me caga lo mismo la izquierda que el PRIAN.
Vía: impreso.milenio.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de MeImportaUnCarajo