2009

¿Es México un estado fallido?

ak47 El pasado 25 de noviembre, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos publicó un informe llamado JOE (Joint Operating Environment). En este documento se afirma que México es un estado que podría ser objeto de un colapso súbito, escenario en el cual los interéses de los Estados Unidos, obligarían a sus fuerzas armadas a intervenir en los asuntos mexicanos. No obstante, la naturaleza de dicha intervención no se menciona en tal informe.

Casi un mes después, la revista Forbes publicó un artículo titulado “Failing State” en el cual se presenta una lectura parcial y acrítica del informe presentado por el comando conjunto así como un análisis tanto más parcial del estado de las cosas en México que ha empezado a permear en la opinión pública mundial. El HECHF es ¿Es esta aseveración una exageración o en realidad México es un estado en vías de extinción?

Este informe contiene una sección titulada: Estados Débiles y Fallidos. Es ahí donde viene la parte que ha causado mayor polémica y discusión en las últimas semanas. El dossier indica que en términos de los peores escenarios que el Comando Conjunto pudiera enfrentar, y posiblemente el mundo entero, existen dos grandes estados que encaran la consideración de un colapso súbito: Pakistan y México.

Después de evaluar muy brevemente la situación en Pakistan el informe da la razón por la que se considera que México, con una menor probabilidad que Pakistan, podría experimentar un fallo total en su administración central federal. En México, dice el documento, el gobierno, los políticos, las policías y su infrastructura judicial estan bajo asalto y presión continua por parte de las bandas criminales y los cárteles de la droga. La manera en que estos problemas internos se desarrollen tendrá un efecto mayor sobre la estabilidad del estado mexicano. El informe concluye con respecto a México que si llegará a caer en el caos, la situación demandaría una respuesta estadounidense basandose en el peligro que esto representaría para su territorio.

En estos términos, parecería que estamos en una situación de gran riesgo e inestabilidad. Sin embargo, en mi opinión el informe es muy vago, parcial y sesgado. La razón es que no se especifica en que definición de estado fallido se basa el informe y no se ahonda en las razones por las que se podría considerar que el estado mexicano está a punto del colapso súbito.

Cortesía de lamanoizquierdadedios.blogspot.com

Continuar Leyendo


2009

Bloqueos en Monterrey

Por años la Ciudad México ha sufrido con la presencia de mil y un manifestaciones, desde el Peje pasando por los encuerados con machetes. Los habitantes de la Ciudad de México saben muy bien que cuando a estas personas se les ocurre marchar o cerrar alguna avenida, el caos vial es una garantía.

Pues ahora le toco a Monterrey cuando algunos cuantos cabrones bloquearon las avenidas principales de la ciudad. Un afligido regiomontano nos comenta:

Ayer estaba en mi trabajo estos pinches cabrones bloquearon las avenidas principales como si fuera el DF. La policia llego dos horas después de que empezaron los disturbios, pero eso si, llegaron cual película gringa, con un chingo de patrullas, helicóptero. Solo para tirar rostro ante las cámaras, ya que los pinches pandilleros ya se habían ido.

La protesta se disolvió alrededor de las 20:30 horas, cuando un grupo antimotines hizo presencia en la zona y los jóvenes huyeron. Desde hace tiempo, manifestaciones en la frontera tamaulipeca y La Laguna, realizadas de manera semejante a la de este día en Monterrey, han sido atribuidas a la delincuencia organizada. En una entrevista televisiva, el secretario de Seguridad Pública en la entidad, Aldo Fasci Zuázua, dijo que la situación se salió de control para justificar la inmovilidad policiaca ante el caos vehicular. ¿Que pedo Fasci? ¿Te queda grande tu puesto?, Dámelo a mi, igual y yo lo hago mejor que tu.

Cortesía de DarkLes

labanda.jpg


2009

Incultura vial

ejeUna de las cosas que más afectan a las ciudades de este país es sin duda el caos vial que se genera a diario, moverte en coche puede ser toda una carga de adrenalina mas cabrona que subirte a la montaña rusa y lo que más estrés puede generar, no solo por las horas que te estancas en el tráfico, sino por todos aquellos que piensan que para aprender a manejar no hay nada mejor que el need for speed o peor aún, el Grand Theft Auto

El consumismo que en últimos años nos ha pegado a los mexicanos ha hecho posible que muchos contemos con nuestra nave, nueva o de uso, pero que nos haga pensar que “es mas triste andar a pié”, sin embargo el hecho de ser propietario de un automóvil no nos hace conductores ni mucho menos nos enseña cultura vial, obvio el que te lo vende no te pide un certificado de “conductor responsable y feliz”

Hablando particularmente del DF, nada peor que toparte con una carrera de microbuses cargados hasta la madre de pasaje en una avenida; bajo la ley de “chinga quien más lámina traiga” hacen que un auto compacto solo sea un estorbo más en esa avenida que les pertenece a sus majestades los microbucerdos. Hablando de los gandallas del transporte público que manejan de esa manera, los taxistas no se quedan nada atrás, no hay límite de velocidad ni paso peatonal que ellos no puedan pasarse por el arco del triunfo con el pretexto de que “llevan prisa”, ¡hazme el chingado favor!

Pero no solo esta especie tiene la culpa pues como en todos lados hay buenos taxistas y buenos operadores de microbuses (para los que se ganan este nombramiento), los particulares somos en ocasiones los más cafres al volante, en lo particular me encabronan aquellos que no respetan el paso del peatón y te dicen pendejo cuando te atraviesas por uno de ellos, como si las líneas blancas que los indican fueran solo una muestra de arte urbano en el suelo, pareciera que los conductores tienen prioridad de pasar primero o los que manejan nunca fueran a ser peatones en su vida.

Las mentadas de madre son cosa de todos los días entre los conductores, la mayoría de las veces las causas que las generan son muy similares: “¡ese cabrón se me metió!”, “¡ese cabrón se me quiere meter!”, “¿¡como va a pasar ese cabrón primero que yo!?”, “¿Por qué ese cabrón va a invadir mi carril?, ¡me está avisando con su direccional!”, la última aunque se lea muy pendeja es verídica, se nos olvida que la direccional se usa para indicar cambio de dirección, no para avisar que no se nos deje pasar, de las primeras ni hablar, nos irrita que alguien pase primero y posterior a la mentada por tal causa sigue casi siempre una amenaza de laminazo y en condiciones de estrés, un espectáculo de chingadazos entre los conductores involucrados para ver si con la ley del mas fuerte se gana el derecho a pasar primero, como en la selva, al fin y al cabo las grandes ciudades son catalogadas las junglas de asfalto, solo que este tipo de weyes lejos de quedar como los reyes de la jungla quedan solo como unos pendejos mas en ella.

Sería buenísimo que una vez sentados frente a un volante automáticamente se les cargaran los programas por las nalgas como si de ósmosis se tratara a todos aquellos conductores que tienen como único objetivo romper todas las leyes de tránsito posibles en su trayecto valiéndole madres cuantos peatones o perros se trepe al cofre (cuando digo perros no quiero decir agentes de tránsito, los perritos no merecen ser atropellados), pero eso es tan irreal como pedir a Carstens que tenga como propósito bajar un kilo cada vez que el dólar suba un centavo.

¡excelente día!

yaocelotl