2015

Miguel Herrera y su hija agreden a Christian Martinoli

miguel-herrera-martinolli-01

¿Qué se necesita para ser técnico de la selección nacional? Al igual que la presidencia de la república para ser técnico de la selección mexicana necesitas el aval de Televisa y si hiciste campeón del mediocre futbol mexicano al América pues mucho mejor. Miguel Herrera cuenta con esas dos características y nada más.

Al igual que la presidencia, el director técnico de la selección nacional son sujetos de muchas críticas, especialmente si los resultados deportivos no se dan. El futbol como herramienta de control social es un gran negocio pero solo es factible a largo plazo si en el aspecto deportivo se dan los resultados. Al contrario de la presidencia en el futbol no tienes que “actuar” en público de cierta manera, se vale ser un hocicón, amenazar y hasta golpear.

Y es que según lo reportan varios medios mexicanos el técnico de la selección nacional, Miguel Herrera, golpeo al comentarista de Tv Azteca Christian Martinoli en el aeropuerto de la ciudad de Filadelfia, donde la selección mexicana se había coronado campeón de la Copa Oro de la CONCACAF.

Según relatan los testigos Miguel Herrera se acercó por la espalda a Christian Martinoli y lo golpeo en el cuello. Junto con Miguel Herrera venia su hija Michelle Herrera que le propino una cachetada al otro comentarista de Tv Azteca, Luis García.

Y así se complementa el cuadro de requisitos para ser técnico de la selección mexicana con un falso sentido de superioridad, prepotencia, intolerancia a las críticas, proselitismo político pero sobre todo comerciales, muchos comerciales, ¡HECF!

Me registré con Luis García, voy rumbo a seguridad, viene llegando la gente de Selección Mexicana y ahí le digo a Luis: ‘Ponte delante mío’, agaché la cabeza para ver el celular y ahí sentí el puñetazo en el cuello”, mencionó.

Luis lo trató de calmar, mientras la hija me empujaba y me gritaba que me fuera. En la fila de seguridad me amenazó, me retó a golpes varias veces y me dijo: ‘Así será cada vez que te vea’”, señaló el periodista de Azteca Deportes.

Los memes de Miguel Herrera vs Christian Martinolli

Via: http://www.mediotiempo.com/

Cortesía de Raid

logo-la-banda


2015

La razón de Mejía Barón – Christian Martinoli

Miguel_Herrera
La euforia del futbol a veces esconde la verdad de la situación. Miguel Herrera desata polémica, eso todos lo saben y no es nada nuevo. Pero como en todo, los resultados tienen que ser favorables para poder seguir siendo del agrado de la afición o de jodida tolerable.

Después de los dimes y diretes, esta columna de Cristian Martinoli lo dice todo.

Muy limitado técnicamente, pero con fuerza, decisión y extremada vehemencia. Un tipo duro de carácter y de juego; porque en el futbol cuando te faltan condiciones técnicas las sustituyes con la potencia física, con eso a lo que se llama garra. Él lo hizo. Envalentonado como pocos, reclamador incansable; si llegó a donde estuvo como futbolista fue más por lo que creía que por lo que hacía, detalle que no es menor. Empezó de delantero, pero la pelota lo terminó mandando a un costado y a defender.

Carismático y muy colaborador con los de medios de comunicación. Miguel Herrera hacía cualquier cosa que se le pidiera con tal de salir un minuto de forma mediática; y hasta la fecha lo sigue haciendo. Gesto muy aplaudido por la gran mayoría de los que estamos de este lado de la cancha, sobre todo, a aquellos que les encanta ser amigos de los protagonistas y de esa forma tener material fresco para cuando se necesite. El tema es fácil, si no lo juzgas, si no lo criticas, lo tendrás de tu lado siempre.

Su fiereza y actitud le alcanzaron para llegar a la Selección. Formó parte de un acto histórico en donde México debutó en la Copa América de 1993 rozando la gloria.

Una patada criminal a Dolmo Flores en el estadio Azteca, más una pelea contra un aficionado en León, rompieron su boleto al Mundial de Estados Unidos. Miguel Mejía Barón le dijo al grupo “no puedo llevar una granada a la cancha que me explote en cualquier momento”.

Herrera jamás perdonó esa decisión. Se le recuerda sobre todo en el Atlante y en Toros Neza, el de Mohamed y las máscaras, donde colaboró con su chispa como actor principal.

Continuar Leyendo