2011

#OpCartel y lo que le sigue

No sé qué tanto ustedes hayan sabido sobre la #OpCartel que estaba orquestando Anonymous en los días pasados. De acuerdo con Anonymous Iberoamérica, los Zetas habían secuestrado a uno de sus miembros durante una manifestación pacífica. Por eso, sus miembros planeaban revelar nombres de las personas coludidas hasta la médula con los narcotraficantes para asestar un duro golpe a los cárteles.

Anonymous sabía que miembros suyos arriesgaban sus vidas, pero aun así decidieron continuar después de recibir mensajes de apoyo de muchos ciudadanos. Sin embargo, los Zetas liberaron al plagiado con una amenaza: habría 10 ajusticiados por cada nombre revelado. Anonymous se detractó, debido a que se ponían en riesgo muchas vidas inútilmente.

Pues bien, hoy en Twitter, las cuentas oficiales de los Anon iberoamericanos pusieron lo siguiente: Un miembro del CISEN (la agencia de inteligencia mexicana) se había metido en su servicio de chat para que Anonymous siguiera con la #OpCartel.

Me quedé pensando un buen rato. Según las teorías del blog de Anon, así el gobierno neutraliza a esta organización porque los Zetas se encargarían de mutilarla a buen grado. Me quedé pensando sobre las verdaderas intenciones del Estado mexicano con esta decisión que no puedo tachar más que de estúpida.

Desde Wikileaks, he venido siguiendo lo que hace Anonymous. Tal vez sus métodos no son los más ortodoxos; sin embargo, pelean por la libertad del Internet, para que la información no se oculte y que la censura se acabe. Si el gobierno intenta censurar lo que dice Anonymous a través de terceros, ¿no acaso eso atenta en contra de los principios constitucionales de decir lo que queramos?

No sé ustedes, pero ahora ya no sé qué pensar.

Cortesía de Jasocova


2011

El estado fascista al que nadie se opone

Sólo quiero dejarles este artículo de La Jornada sobre la ley que está por aprobarse, una ley que basicamente daría soporte legal a la suspensión de derechos y garantías que ya se ejerce en algunas zonas del país, y que haría imposible todo movimiento legítimo de protesta ciudadana.

Notemos la indiferencia con que la clase política ha tomado este tema. La solución ya no está en ellos, la solución está en nosotros. Necesitamos una resistencia real, no sólo una resistencia por twitter, que es ofenderse mucho, bromear un poco y no hacer nada.

Hay que informarse, salir a las calles y defender a toda costa nuestros derechos.

“Hay la pretensión, en la Cámara de Diputados, de aprobar en comisiones el próximo lunes el proyecto de dictamen de reformas a la Ley de Seguridad Nacional que otorga al Presidente amplias facultades discrecionales para enfrentar, mediante las fuerzas armadas y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), y por medio de la represión, el espionaje a los ciudadanos e interrogatorios a civiles, “estados de conflictos o alteraciones diversas de mayor peligro” para la seguridad interior.

El documento contiene puntos tan anticonstitucionales, autoritarios y peligrosos como el facultar al jefe del Ejecutivo federal para que use a las fuerzas armadas contra “movimientos o conflictos de carácter político, electoral, de índole social o del trabajo, cuando se considere que constituyan un desafío o una amenaza a la seguridad interior”; el dar a soldados, marinos y agentes del Cisen atribuciones para intervenir comunicaciones telefónicas e integrar expedientes confidenciales, incluso de carácter político; el facultar a las fuerzas armadas la atribución de restringir la circulación de mercancías y vehículos, así como revisar las pertenencias de particulares en las calles; requerir información a los civiles, “con cualquier herramienta que resulte necesaria”, y el permitir a los efectivos de la Marina, del Ejército y del Cisen contar con informantes anónimos y que, en sus tareas de inteligencia y contrainteligencia, hagan uso “de cualquier método de recolección de información”.

Continuar Leyendo