2014

Los dos Méxicos

Empecemos con este video de generación de los chicos del Cumbres.

Video Generación Cumbres 2014 from Grupo Mann on Vimeo.

Puede hacerte enojar o simplemente puede darte un poco de risa, pero la verdad es que retrata un evidente clasismo con una institución académica de por medio. Pero para que nos sorprendemos, el clasismo existe en cada rincón del país, en cada una de nuestras regiones y ciudades. Se muestra todos los días en nuestros televisores y en revistas de moda. Esta en todas partes.

La “gran” controversia aquí es quizás el resentimiento (muchas veces injustificado) que muchos podemos sentir antes estas personas y ese resentimiento puede convertirse en prejuicio hacia ciertas clases sociales.

A final de cuentas es como cínicamente dice la descripción del video:

en su mayoría son buena onda, pistean y tienen amigos, sufren por las novias, los regañan sus papás…o sea ven el futbol, van al antro…pero pues se me hace injusto que hagamos señalamientos por prejuicios sociales.

Continuar Leyendo


2012

Racismo disfrazado de solidaridad

En el mismo canal donde en la novela los morenos son los sirvientes y los güeritos son los patrones, me dicen que los indígenas son nuestros hermanos y que tengo que ayudar…

Me imagino al creativo, sentado en su oficina con el encargo de algún funcionario de gobierno, pensando en la manera de sensibilizarnos a todos para enviar una ayuda que ellos olvidaron dar hace muchos años. Ahora su labor es buscar palabras como “nuestros hermanos” para que se nos prenda el foco, para convencernos de que no son esos “pinches indios” que vemos mendigando todos los días en la calle.

“Ni que yo fuera un pinche indio bajado del cerro” me dijeron una vez. Recordé y siempre recuerdo cuando escucho eso, una fotografía de mi padre parado frente a una pequeña choza de lamina. Fue el año que mi abuelo bajo de Campo Morado, Guerrero para encontrar una vida mejor en el DFectuoso. El indio bajado del cerro…

Me da miedo que millones de personas se sentaron a ver la novela y sin problema alguno la disfrutan sin ver lo evidente, que esa novela es la que disfraza el clasismo y racismo. Ese que hasta cierto punto vivimos todos los días. Y después, el comercial y el mensaje de hermandad. Hazme el chingado favor.

¿Racismo disfrazado de solidaridad?

Al parecer los indígenas mexicanos necesitan sufrir de hambre y de heladas para que automáticamente pasen de ser un pinche indio a ser mi hermano indígena.

Cierto, ahí si nos conmovemos, pero no lo mande dios verse o parecer “indio”.


Liga directa: youtube.com

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.