2014

Denuncia que le vendieron azúcar por cocaína

azucar_1Saludos desde Nuevo Laredo, Tamaulipas. Estoy de acuerdo que la necesidad muchas veces nos rebasa, sobre todo cuando se trata de adicciones, pero esto que sucedió en Laredo, Texas sobre pasa todos los limites de cinismo. No falta más que añadir el tan ya afamado ¡HECF!

El inusual caso ocurrió en la esquina de Ash y Cedar, el mismo lugar donde el domingo un hombre resultó herido de bala.

La quejosa telefoneó a la Policía y dijo que fue a comprar dos dosis en billetes doblados con el polvo adentro, con valor de 20 dólares cada uno, pero al probarlo se dio cuenta de que se trataba del endulzante en lugar del alcaloide.

Las autoridades arrestaron a un hombre y una mujer, pero no aclaró si entre ellos está la quejosa.

Los detenidos son Noé Cruz, de 46 años, y Norma Medina, de 43, quienes fueron arrestados el martes a las 3:00 de la mañana.

El lugar fue escenario de una balacera el domingo, a las 6:20 de la tarde. Samuel Ismael Luna, de 31 años, resultó con un balazo, calibre 9 milímetros, en la espalda.

El hombre intervino para defender a su medio hermano, que era agredido a batazos por cuatro hombres, quienes huyeron en un coche Ford Crown Victoria.
Vía: elmanana.com.mx

¡HECF!

Cortesía de Max Power

logo-la-banda


2013

Las galletas Oreo, tan adictivas como la cocaína

Las galletas Oreo, tan adictivas como la cocaína, las ratas lo confirman en experimentos de laboratorio. ¿Te encanta comer galletas oreo? Científicos de la Universidad de Connecticut descubrieron que el consumo de alimentos azucarados podría activar una mayor actividad en el centro de placer del cerebro que drogas como la morfina y la cocaína.


Liga Directa: http://youtu.be/Mi_RSfoM98c

P.D. Cada porción de galletas Oreo contiene el equivalente a 53 calorías provenientes de un 40% grasa, 55% carbohidratos y 5% proteína. Oink, oink!

Enlace: http://www.eluniversal.com.mx/

Cortesía de Daniel

logo-la-banda


2012

Rod Stewart y la cocaína anal

Si no quieres tener la nariz como escopeta cuando te das una buena línea, prueba el método de Rod Stewart.

Rod Stewart saca una autobiografía llamada ‘Rod: The Autobiography’, de la que la prestigiosa revista Spin ha extraído unas delicatessens que hablan de moldes de penes de estrellas, de dónde viene la leyenda urbana de que su estómago llegó a estar lleno de semen (de su ex agente), etcétera.

El titular favorito, de momento, de la prensa internacional es el que habla de su adicción a las drogas. Se cuenta que por miedo a dañarse las fosas nasales por el consumo de cocaína, se las arreglaba de la siguiente manera. “Empezamos a comprar cápsulas para el resfriado en la farmacia, separábamos dos partes de las cápsulas, cambiábamos su contenido por un pellizco de cocaína, y luego las tomábamos analmente, donde por supuesto, como el cuerpo humano es una cosa maravillosa, se disolvían sin esfuerzo y pasaban a nuestro sistema”. Todo tan delicioso como “no intente esto en su casa”.
Vía: jenesaispop.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Tu padre


2011

Somos lo que hacemos… no lo que decimos

Me entristece y llena de coraje ver como el país en el que vivo es controlado por el crimen organizado y más aun, el arma que utilizan: el miedo. Miedo consecuencia de una brutal e infrahumana violencia que han llevado a los mas sangrientos niveles.

Opino que actualmente en nuestro país el narcotráfico ha creado gente inescrupulosa, opuesta por completo al concepto que tenemos por sociedad civilizada. Su crueldad y la manera en que la hacen pública mantienen a la población en un constante estado de shock.

Es increíble e inaceptable que la intranquilidad gobierne nuestras vidas y nos mantenga aterrorizados constantemente; que un grupo de ladrones, asesinos, extorsionadores, corruptos, violadores y demás hijos de su pinche madre, tengan tanto poder en sus manos. Tenemos el poder de derrocarlos o hacerlos mas fuertes.

Me avergüenza, que estúpidamente soy protagonista de este círculo vicioso del narcotráfico: soy consumidor de cocaína (¡Hazme el chingado favor!). Durante varios años he sido consumido esta sustancia y aunque se que debí de hacerlo mucho antes, es momento de abandonarlo. No puedo ser juez y parte, y por tal, no puedo, no debo ni quiero, tener esta adicción de mierda, que solo me ha traído un sinfín de penas: un buen amigo ha muerto, bastante tiempo he desperdiciado, así como dinero gastado, pero sobretodo, y lo que es más deprimente, es algo totalmente contrario a mis ideales y mis objetivos.

Se que al igual que una empresa, el narcotráfico solo vive gracias al gran numero de consumidores que tiene, por lo cual, la única manera de frenar al narcotráfico es frenar el consumo de las drogas, en particular la cocaína.

Siempre lo he dicho: El único cambio que nos llevara construir una sociedad mas segura y mejor, es un cambio en nuestra manera de pensar y actuar.

No cuenten conmigo, no seré mas cómplice de estas atroces pendejadas. Dejare esta basura y dedicare mi tiempo a desarrollar lo que puedo ser y hacer y conseguir gradualmente un cambio radical en mi vida y juntos, conseguir un cambio en nuestra sociedad.

No debemos permitir que nos gobiernen las armas y la violencia en lugar de la paz, la justicia y la razón.

Cortesía de Julius