2014

Dios te lo pagará

Mientras tanto en Torreón, Coahuila el parroco José Rodriguez adquiriendo deuda a nombre de Dios.

alto_cristo

Cortesía de Toky

logo-la-banda


2013

¿y mi escuela gratis Apa’?

No se ustedes pero para mi si es una de esas cosas que me hace decir ¡Hazme el chingado favor!

En un México tan demagógico como el nuestro en donde nos hablan de educación de calidad y de acuerdo al articulo 3° constitucional, ósea laica obligatoria y gratuita, salen con estas estupideces.

Este letrero fue encontrado en el municipio de Emiliano Zapata, Morelos en pleno centro y creo que vale la pena compartirlo en el que por solo con $30.00 ya estas preinscrito en la secundaria. Pero bueno eso solo deja en claro una cosa. Ahora que Chucky esta fuera de circulación y el dinero de los maestros esta perdido. De algún modo tendrán que recuperar lo que ella se llevo porque para que lo regresa va a estar muy cabron.

escuela_cuotas

Cortesía de el manitas


2013

Sin llorar

Bueno esto pasa en mi querido Mazatlán Sinaloa, en cuanto lo vi exclame el clásico ¡Hazme el chingado favor! Ojala y los camioneros tampoco lloraran cuando uno les paga de estudiante, la realidad es que si no te ven con mochila o si creen que no vas a la universidad no te quieren cobrar como estudiante.

sin_llorar

Cortesía de Erick


2012

Las cuotas y los conflictos escolares

El estira y afloja de la educacin: las cuotas de inscripcin, la imagen pertenece a un oficio girado por el vocal de la Comisin de Educacin en el Cabildo de Matamoros, Tamaulipas. David Morales Vlez, al director de la Secundaria #1 Juan Jos de la Garza. La respuesta del directivo est debajo del contenido del documento. Las dos partes de la problemtica en un legajo.

Al final: el alumno en cuestin inhabilitado. Hazme el chingado favor!

QUE OPINAN?

Gracias y vuelvan pronto.

Buckaroo


2011

Negocio Redondo de las Carreteras

Es común que al finalizar los sexenios gubernamentales los gobiernos se pongan a presumir que entre sus muchos “logros” tenemos más carreteras que las realizadas en no sé cuántos gobiernos anteriores, siempre dicen lo mismo. Pero me pongo a pensar, de que nos presumen si primero que nada están cumpliendo con su obligación que es gestionar la infraestructura carretera del país. No están construyendo carreteras con su dinero, lo hacen con el dinero de nuestros impuestos y los contratos de construcción se los dan a constructoras de algunos de sus parientes o cuates (como Mr. Moreira en Coahuila) y para cerrar con broche de oro al final se las dan a trabajar a particulares que cobran un cuota. Es decir, las carreteras no son para cualquiera.

Yo quisiera saber ¿cuántas de esas carreteras nuevas construidas son gratuitas o federales como algunos las conocemos? Yo creo que ninguna o muy pocas y ahora pareciese que la moda es hacer vialidades internas en las ciudades y hacerlas de CUOTA, como la sección del segundo piso del periférico en la Ciudad de México.
Pareciera que en México no hay impuestos que alcancen para nada y del que los ciudadanos puedan recibir un buen servicio por los impuestos que pagan. En cuestiones de infraestructura el primer objetivo del gobierno es hacer negocios que beneficien a una pequeña minoría y en segundo término es construir infraestructura que justifique el gasto de impuestos y la subsecuente privatización.

Así los usuarios que no tienen dinero para pagar las carreteras de cuota pues se joden, tienen que transportarse por carreteras viejas, inseguras, llenas de topes, mal trazadas, con baches, mal señalizadas… si es que están señalizadas, etc. Bueno, al final creo que tengo que agradecerle al gobierno la oportunidad que me dio de conocer algunas vialidades libres de peaje porque al parecer están en vías de extinción y mientras está haciendo trabajar mis impuestos para su beneficio y el de otros

Cortesía de peperul


2011

El Payaso Generoso

Buenas tardes. Soy estudiante universitario en el estado de Tabasco. Estado que en alguna ocasión fue productor de maíz, yuca, calabacita pero sobre todo cacao, digo fue productor por que ahora no se encuentra casi nada de eso por acá, a excepción de lo que se compra en los supermercados.

Pero este no es el tema del que quiero hablar hoy, (aunque cada mañana que lo recuerdo digo por acto reflejo “hazme el chingado favor”). La causa por la que escribo la presente fue para contarles lo que me ocurrió hace unos días.

Venia en el camión pasajero con rumbo a mi municipio, de esos clásicos camiones de tercera donde uno se siente de nuevo en sus raíces, amenizado por platicas chismosas de señoras, por quejas del gobierno por parte de los campesinos, por cacareos y plumas de gallinas volando por el aire que le dan ese aroma característico al ambiente, aroma de pueblo, de gente de verdad.

Pues venia yo a toda madre, después de pasar tremendo coraje al irme a reinscribir a la universidad, ya que por no contar con el dinero a tiempo para pagar la cuota voluntaria ( a la de a huevos) de una escuela publica en la que los alumnos tienen que caminar entre lodo por que no se les permite pasar por el estacionamiento de maestros ( de la que ya hablare en otra ocasión); pero bueno la cosa es que con mucho esfuerzo, sacrificio y una gran deuda de favores logre juntar los $3,000.00 para poderme reinscribir, lo que dejo mi estado monetario en cero, solo con 10 pesos para el pasaje de regreso a mi casa.

A partir de aquí es donde se pone buena la historia. La cosa es que yo venia en el camión, con un chingo de calor, pero contento de que iba a llegar a mi casa, cuando en una de esas, se paro el chofer en un lugar prohibido, obviamente después de darle los reglamentarios 20 pesos al oficial de transito que le da en cada vuelta; ahí se subieron aprox. 5 personas entre ellas un tipo con la cara pintada, nariz roja y una peluca de diferentes colores.

Continuar Leyendo