2013

La Datsunpista

Que tal amigos, yo salgo todos los días a dar unas vueltas a la ciclopista en Morelia, Michoacán y hoy me encontré con esto.

datsunpista_1

datsunpista_2

¡HECF!

Cortesía de José Luis

logo-la-banda


2011

El Datsun Poseído

Hace ya algunos años me juntaba en un grupo de amigos de lo más habitual, jugábamos basquetbol, los fines de semana íbamos a alguna fiesta o nos reuníamos en la casa de alguno de nosotros a tomar cerveza, íbamos a dar la vuelta por ahí a ver que trampábamos, en fin, cosas comunes que hace cualquier grupo de amigos.

Nos llevábamos muy bien, teníamos tanto cosas en común como diferencias, a veces había discusiones pero siempre terminábamos todos riendo o bromeando. Como siempre, no faltaban los apodos, estaba El Pelucas, El Gavirio, El Nariz, El Rata, El Pescue, El Carnitas, El Poncheras Norris, El Yiyo y entre otros, Cayito.

Mi amigo Cayito se llama Oscar, cuando era niño su hermano menor en vez de decirle Oscarito le decía Cayito y pues así se le quedó. En su familia son dos hermanos, papá y mamá. El papá de Cayito era un soberano desmadre! Bueno, en aquel entonces, no sé ahora porque hace muchos años que no los veo, pero recuerdo que siempre andaba muy cantador y alegre, en fiestas, borracheras y peleas de gallos. La mamá en cambio es todo lo contrario, muy seria y muy apegada a la iglesia, a Cayito lo tenía de monaguillo en la iglesia de la parroquia. Recuerdo que siempre bromeábamos con él diciéndole que de monaguillo muy seriesito ahí en misa y afuera a pistear y a maldecir.

Cayito tenía un Datsun 210, blanco, modelo setenta y tantos en el que nos íbamos a dar la vuelta y a cotorrear, jalaba muy bien! Aunque, según Cayito, cuando el carro lo traía su papá siempre fallaba, y cuando lo traía él todo muy bien. En ocasiones cuando paseábamos en el Datsun y empezaba a querer fallar Cayito acariciaba el tablero y le hablaba “Ya! Tranquilo! Tú nunca me fallas” y cosas así cariñosas para que no nos fuera a dejar tirados.

Continuar Leyendo