2013

En respuesta a nueve cosas que van a desaparecer

homero_desaparecer2Las cosas no van a desaparecer, como dicen en Nueve cosas que desaparecerán, por los siguientes motivos:

1. La Oficina de Correos:
Con el comercio en línea, la oficina de correos se hace más necesaria que nunca. Cada vez más gente compra cosas por Internet, muchos productos se han vuelto alcanzables gracias al comercio en línea, y los envíos son por correo postal o paquetería.

2. Con los cheques estoy de acuerdo, cada vez se usan menos, pero la oficina de correos no depende del envío de cheques, si la gente deja de enviar cheques, la oficina de correos sigue funcionando por que aún tiene entregar muchos productos que la gente compra en línea.

3. Querrás decir que desaparecen los diarios impresos, pero no los diarios en sí.

4. Si tu compras un libro en línea, adquieres la licencia para leerlo, si te mueres, la licencia se muere contigo, si alguien más que no tenga acceso a tus dispositivos electrónicos quiere leerlo, tendrá que comprarlo. En cambio, si tu compras un libro físicamente, perdurará tanto tiempo como lo cuides, si te mueres, tus hijos y tus nietos podrán leerlo.

5. El teléfono convencional seguirá siendo necesario por muchos años, tal vez las líneas se vuelvan digitales o tal vez se migre a telefonía IP, pero mientras haya gente que necesite comunicarse, habrá teléfono.

6. La música es parte fundamental de la vida del ser humano, desde el momento en el que los humanos comenzaron a llamarse así. Una parte importante del cerebro se desarrolla gracias a la música. Te creo que la industria esté en problemas, pero tarde o temprano llegará un listo que esté dispuesto a adaptarse a las condiciones sociales actuales y pueda hacer negocio con la música. Los necios que siguen creyendo que la distribución de CD’s es el único medio rentable para vender música, esos sí se van a morir.


Continuar Leyendo


2013

Nueve cosas que desaparecerán

homero_desaparecerLas nueve cosas que desaparecerán durante el curso de nuestra vida. Estos cambios serán buenos o malos… dependiendo en parte de cómo nos adaptaremos a ellos. Pero, independientemente de que estemos o no listos para asumirlos, esta es una realidad innegable.

1. La Oficina de Correos.
Prepárense para imaginarse viviendo en un mundo en donde no exista una oficina de correos. Los correos de todos los países están sufriendo profundos problemas financieros que probablemente no puedan ser sostenidos a largo plazo. Los correos electrónicos, Federal Express , el UPS y otros servicios similares casi han acabado con el ingreso mínimo necesario para mantener las oficinas de correos con vida. En la actualidad, la mayor parte de la correspondencia diaria que nos trae el cartero está integrada por cartas de propaganda (correo basura) y facturas a pagar.

2. El Cheque.
De hecho, en Gran Bretaña ya están sentando las bases para acabar con los cheques en el año 2018. El procesamiento de los cheques cuesta miles de millones de dólares al sistema financiero. Las tarjetas plásticas de crédito/débito, al igual que las transacciones en-línea causarán la eventual desaparición del cheque. Esto también tiene relación directa con la muerte de la oficina de correos. Si ustedes dejarían de pagar sus facturas por correo y dejarían de recibirlas por ese medio, no les quede la menor duda de que la oficina de correos iría a la quiebra.

3. Los Diarios.
Las nuevas generaciones simplemente han dejado de leer los diarios. Ciertamente, ellos ya no se suscriben a la edición impresa de los diarios. Esta costumbre desaparecerá al igual que desparecieron el lechero a domicilio y el hombre que buscaba tu ropa sucia para llevarla a la lavandería. Y si planean dedicarse a leer los diarios en-línea, prepárense a pagar por ello. El incremento de dispositivos móviles de Internet y de lecturas electrónicas ha hecho que todos los editores de periódicos y revistas formen una alianza y se reúnan con Apple, Amazon, y las compañías de teléfono celular más importantes, a fin de desarrollar un modelo para los servicios de suscripción pagados.


Continuar Leyendo


2012

Cum grano salis

Hola banda, feliz Navidad para ustedes y no olviden que en esta fecha se celebra el nacimiento de la figura idolátrica de la religión católica y cristiana y no el abuso de la tarjeta de crédito.

Recientemente tuve una conversación con un comandante de la Procu del Estado a quien conocí gracias a mi negocio y hemos desarrollado una buena amistad, nada muy profundo pero siempre que nos vemos, nos saludamos efusivamente y preguntamos por nuestras respectivas familias. En una de esas conversaciones, su semblante cambió y con voz grave y baja me dijo: – Oye, ¿sigues participando en las actividades del movimiento? Le contesto que sí, que siempre que se puede hacemos una campaña de información, de divulgación o cosas pequeñas porque el destacamento del 132 acá es pequeñito, así que se hace lo que se puede. -Bueno, responde, te voy a decir algo porque me caes bien y no te me haces un cabrón culero que ande chingando gente.

Resulta que nos pasaron órdenes desde muy arriba (¿El Espíritu Santo, Jesucristo, el Mostruo Volador de Espaguetti?) de que estuviéramos al tanto de su movimiento, que si organizaban algún movimiento de rentar camiones y quisieran irse al DF a protestar, los detuviéramos y desapareciéramos a cualquier participante de las actividades. La verdad me quedé frío, porque entiendo que las autoridades quieran frenar a las personas que se quieran ir a las protestas pero ¿desaparecer? Ese desaparecer que tanto hemos sufrido desde los 70’s con la guerra sucia y con la guerra al narco actualmente. Le pedí que me aclarara ese término de desaparecer y me lo repitió: Esa es la orden, que si vemos contingentes de estudiantes o activistas con intenciones de tomar las carreteras del estado para ir a participar en las protestas en la Ciudad de México, tenemos la orden de detenerlos y desaparecerlos. ¡Hazme el chingado favor!


Continuar Leyendo