2011

Oye Bartola, ahí te dejo 6 mil pesos

Ernesto Cordero (Titular de Hacienda) presentó un informe sobre la economía mexicana, Diciendo: “Con ingresos de 6,000 pesos al mes hay familias mexicanas que tienen el crédito para una vivienda, que tienen el crédito para un coche, que se dan el tiempo de mandar a sus hijos a una escuela privada y están pagando las colegiaturas”.


Liga Directa: http://www.youtube.com/watch?v=v3aLo3uOqIw

Continuar Leyendo


2009

El Beso Prohibido

callejonLeyendo las noticias me fui a encontrar que la ciudad de Guanajuato Capital, en donde su servidor como muchos otros más estudia y vive ahí por las mismas razones, me encuentro con una reverenda jalada de que el alcalde panista Eduardo Romero Hicks (quien obtuvo la alcaldia de la capital que siempre fue priísta debido a una resaca o efecto domino del papel desempeñado por su hermano Juan Carlos como Gobernador del Estado en el sexenio pasado del PAN) se le ocurrió multar con $1,560 e incluso arrestar a los que se besan apasionadamente en la vía pública y gritan güey “con el objetivo de preservar el espacio público como un lugar de convivencia y civismo” así como también a las personas que sin permiso realicen manifestaciones públicas, hazme el Chingado Favor, ahora resulta que debemos pedir permiso para expresarnos además de ser censurados por las autoridades, ¿no será que es la forma que piensan enfrentar la “crisis” con esas multas? Cortesía de rdllz

El ayuntamiento de Guanajuato aprobó un reglamento que castiga con cárcel o multa a las personas que se besen, pidan limosna o usen palabras altisonantes en la vía pública, señaló el alcalde panista Eduardo Romero Hicks.

No se puede permitir que las parejas se den unos “agarrones de olimpiada” en la vía pública y que sigan usando la palabra güey, señaló el edil.

Para Romero Hicks, la norma no es exagerada y no se hará una persecución de los ciudadanos.

El reglamento sanciona hasta con 36 horas de cárcel o multas de hasta mil 500 pesos a las personas que, en la vía pública, pidan limosna, se besen, vendan mercancía informalmente, usen palabras altisonantes, escupan o no utilicen los puentes peatonales, entre otros.
Via: jornada.unam.mx

…y apenas hoy en la tarde lei esta noticia que me hizo pensar en soltar un reverendo HAZME EL CHINGADO FAVOR !! Penas hasta de cárcel a quienes se besen en la calle en la capital de Guanajuato!! Cortesía de G3RRY5

labanda.jpg


2008

El imperio del consumo

El siguiente articulo viene a modo para esta epoca navideña en la que los centros comerciales estan abarrotados y donde los patrones sociales nos hacen que consumamos mas, que nos gastemos todo el aguinaldo en pitos y flautas. La sociedad del consumo es una sociedad en crisis enferma de tarjetas de crédito y pagos mensuales. Les dejo unos parrafos articulo para que lo reflexionen y el enlace para que el que le interese lo lea completo.

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble. La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar. La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo…

El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado. El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico.

Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald’s, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas…

Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra. Comprado a plazos, ese animalito prueba la vocación democrática del progreso: a nadie escucha, pero habla para todos. Pobres y ricos conocen, así, las virtudes de los automóviles último modelo, y pobres y ricos se enteran de las ventajosas tasas de interés que tal o cual banco ofrece…

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta.

Enlace http://latinoamericana.org/

Cortesía de Red

labanda.jpg


2008

Golpea crisis a logos

La crisis mundial nos ha pegado a todos y en vez de decir: “hasta a las empresas grandes”, mas bien a las empresas grandes es a las que les ha ido peor. Dándome una vuelta por reforma.com me he encontrado con este artículo bastante divertido. No nos queda otra mas que ponerle buena cara al mal tiempo, si no, chequen la cara que pone LG. Pobres!

logos

Este es un extracto con el cual reforma.com presenta las imágenes:

“Al mal tiempo… una sonrisa. Eso parece insinuar Business Pundit, un blog que en tono de broma sugiere a 16 grandes corporativos modificar sus logotipos para que estén más acordes a estos tiempos de crisis.”

Hazme el chingado favor!

Cortesía de El Arbol

labanda.jpg


2008

Crisis económica: Paquetitos de porquería

Aquí tienen a este ilustre caballero explicándonos con palitos y bolitas que es la crisis económica actual y….. para cuando se va a acabar. Una gripita???? hazme el chingado favor!!!! es una verdadera estafa!

La crisis tocara fondo cuando la mayoría de los “ninjas” alrededor del mundo se queden sin estrellas, sin posibilidades de pagar y de la cual México no esta exento, esto es una verdadera crisis global.

Cortesía de La Nena

labanda.jpg


2008

Medidas concretas contra la crisis financiera

Les envío un análisis que hizo uno de mis profesores acerca de medidas que hay que tomar con respecto a la crisis financiera actual, obviamente algunos puntos son debatibles como por ejemplo el menciona el ahorro y la inversión como medidas, cuestión que yo difiero a menos que se encuentre algún fondo que ofrezca además de ganancias por encima de la inflación, que vayan acorde con el cambio de paridad peso-dolar-euro (no he visto ninguno), de igual forma yo sugiero quedarse “sin dinero” invirtiendo en bienes con plusvalía, como por ejemplo terrenos y en algunos casos, metales o joyería. Esto a fin de conservar el valor adquisitivo hasta que haya pasado la crisis.

Hablando de deuda, yo sugiero ser cautelosos, y obtener deudas con intereses fijos a plazos fijos, que provean la facilidad de amortización a capital así son las instituciones crediticias quienes cargarán con el peso de la crisis mayoritariamente.

Medidas personales que pueden realizarse para enfrentar la crisis financiera:

1. Dejar de usar las tarjetas de crédito. Simplemente sino tienes dinero no consumas con el plástico que es subliminalmente engañoso. Al momento no sentimos el gasto pero al llegar nuestro estado de cuentas y con pagar el mínimo, terminamos pagando mucho más de intereses de lo que pensamos. Paga lo que debes en tarjetas de crédito lo antes posible. Deshazte de estás deudas. Y si es posible cancélalas, usa mejor tarjeta de débito ya que es tu realmente tu dinero y evitas caer en deudas, que siempre sale más caro el costo que el beneficio. Ya que las tasas de interés en tarjetas de crédito, créditos personales e hipotecarios en épocas de crisis financiera tienden a subir.

2. Reduce tu consumo. Realiza una lista super detallada de todos tus gastos que realizas semana con semana o mes con mes y encuentra cuáles son innecesarios. Y suprímelas mientras dure la crisis financiera. Te darás cuenta de cuántos gastos superficiales realizamos, de “necesidades creadas por esta sociedad de consumo”

3. Asimismo, si sientes que ya no estás en la moda porque no tienes el último celular o la última laptop, evita la tentación y recuerda que al paso de unos meses ese nuevo celular, esa nueva laptop redujo su precio “porque ya hay en el mercado nuevos productos con más capacidades y aplicaciones. Esto también aplica a televisiones, equipos de sonido, bocinas para tu auto, etc. Y es un círculo de nunca acabar al que caemos sin darnos cuenta.

4. Deja de consumir los productos de grandes trasnacionales y trata de consumir productos de empresas pequeñas y medianas mexicanas. Ejemplo la industria de alimentos y bebidas. En vez de consumir refrescos de empresas como Coca y Pepsi, porque no compras mejor refrescos como Tonicol de una empresa sinaloense o Bebidas de frutas de Boing, empresa cooperativa mexicana. Esto porque las ganancias de estas empresas a diferencia de las trasnacionales se queda en el país, y por tanto ese dinero íntegramente circula en nuestro país.

5. De igual forma, si puedes comprar tu despensa en tiendas del ISSSTE, UNAM, y otras similares, en vez de hacer compras en las grandes cadenas de tiendas de autoservicio como Wal Mart, Comercial Mexicana, Soriana, etc. porque estas tiendas al concentrar gran parte del mercado de consumo mexicano constituyen un oligopolio que a pesar de sus “ofertas” fijan el precio de los productos debido a ello a que tienen la mayor parte del consumo. Al cambiar hacia otro tipo de tiendas menos enfocadas al lucro comercial, estamos fomentando una sana competencia y la posibilidad de que exista ahora si una verdadera competencia en los precios.

6. A pesar de la crisis financiera, ahorra el 10% de tus ingresos. Si pagamos al jardinero, al plomero, al tintorero por sus servicios, porque no pagarnos a nosotros mismos. Un dinero que se va a destinar exclusivamente al ahorro y a la inversión y que en un futuro a mediano plazo nos va a permitir que el dinero trabaje por nosotros y no viceversa. Este dinero en estos momento conviene más invertirlo en instrumentos de inversión de renta fija más que de renta variable, ya que en épocas de crisis los instrumentos de renta variable son demasiado volátiles y existe un gran riesgo de perder una buena parte del valor económico de dichos instrumentos. Un buen ejemplo de ello son los pagarés Banorte que a partir de 5 mil pesos puedes invertir en ellos. Si cuentas con mayor cantidad puedes invertir en fondos de inversión de renta fija.

7. Cambiar tus cuentas bancarias de bancos trasnacionales como Banamex Citigroup, Bancomer, HSBC a otras instituciones financieras totalmente mexicanas como Banorte y Banco del Bajío. Es tiempo de boicotear a estas instituciones trasnacionales que han contribuido a esta crisis financiera internacional.

8. Si puedes posponer tu compra de casa o departamento vía crédito te lo recomiendo ampliamente, y mejor siga ahorrando e incrementando el monto de tu inversión en instrumentos de renta fija.

9. En la medida de lo posible utiliza el transporte público eléctrico: el metro, trolebuses, tren ligero. Además de barato es muy poco contaminante. Y ahorrarás dinero por el uso de gasolina de tu auto particular, que como sabemos en el caso de México, aumenta el precio semana con semana.

10. Cuidar la salud es importante en época de crisis: el pago de hospitales, médicos y medicamentos es muy caro. Por ello es mejor la medicina preventiva por medio de una dieta sana con muchas frutas y verduras y reduciendo grasas y harinas. Hacer ejercicio media hora al día y aprender a relajarse de las tensiones del vivir cotidiano.

Cortesía de Carlos

labanda.jpg


2008

Los amos del mundo

Me permito traeles el siguiente es un articulo escrito en el 15 de noviembre de 1998 por el escritor español Arturo Pérez-Reverte que fue publicado en’El Semanal’, cualquier parecido con nuestra actual realidad es mera coincidencia.

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla antro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street , y dicen en inglés cosas como long-term, capital management , y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo.

Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden. No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro. Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados. Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días.

Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja. Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces, ¡oh, prodigio!, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no. Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros.

Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda.. Y esa solidaridad, es imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con su puesto de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida. Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena. Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.

El capitalismo en su actual forma ha hecho mas pobres a los pobres, a deshecho a la clases media y ha hecho mas ricos a los ricos, muchas promesas rotas, el capitalismo salvaje neoliberal simplemente NO FUNCIONA.

Cortesía de Sam

labanda.jpg


2008

El G20, un nuevo orden mundial

Este fin de semana feriado en México coincide con la reunión en Estados Unidos del llamado G20, un grupo de paises que representa algo así como el 90% de la economía mundial y el 75% de la población de todo el planeta. Los lideres que representan a estos países oficializaran decisiones que seguramente ya han sido tomadas con anterioridad y que probablemente afectaran de alguna forma la vida de los habitantes de todo el planeta. Les dejo esta recopilación (en ingles) de notas tomadas de diferentes cadenas noticiosas alrededor del mundo con una buena síntesis sobre la reunión en Washington.

Las palabras “Nuevo Orden Mundial” son cada vez mas frecuentemente utilizadas en medios tradicionales para describir el cambio de jugadores globales en la toma de decisiones y reuniones como la de este fin de semana que deberían de interesarnos un poco mas a todos.

Kin 40