2011

Se modernizan las campañas políticas en México

En la universidad estuvieron repartiendo estos boletos para la rifa de unas cuantas cosas, cortesía del PRI, eso por ser día del estudiante o algo así, lo interesante es que ahora te piden tu información de Facebook y Twiter para poder ser parte de “la rifa”. Las mañas son las de siempre, los métodos son nuevos.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de dante.148


2011

100mil seguidores en Facebook

En unos minutos mas (quizás un par de horas) va ha suceder algo que es digno de una breve mención. Le pegaremos a los 100mil seguidores por la red social Facebook (el mamon, el mamon).

facebook.com/hazmefans

En nuestro Facebook se avisa cuando sale una publicación en hazme el chingado favor y en Se lenguo la traba ademas de una que otra pendejada que se nos ocurra. Sin duda a sido un medio que nos a funcionado bastante bien y nos a conectado aun mas con la banda.

Muchas gracias todos los que se han sumado al blog por este medio y esperamos que esto siga en ascendencia. Tambien estamos en Twitter: @hazme

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.


2011

Face Social Bar

El sábado pasado salí a pasear andando por mi amada y “tranquila” Ciudad de Chihuahua cuando me encontré con, Face Social Bar, un nuevo bar-antro-pagina social que definitivamente me saco un HECF y otras tantas majaderías.

Cortesía de Niñabuena


2011

¿Que tan necesaria es la ortografía?

Saludos banda de HECF. Soy seguidor de sus blogs, siempre tuve el interés de compartir algo con ustedes y pues hasta ahora se me presentó la oportunidad.

Actualmente nos quejamos de que en México todo va mal, que es culpa de las autoridades todo lo que pasa, etcétera. Pero siempre queda la duda ¿que estamos haciendo nosotros por mejorarnos?

Existen ciertos detalles que hacen la diferencia entre una persona y otra, y que no distan mucho de ser aquellos que nos definen como personas civilizadas, aquello que nos permite acceder a una convivencia apropiada con el resto de nuestros congéneres.

Sobre todas las cosas, considero que lo más importante es la educación, tanto la que recibimos de nuestros padres y parientes, como aquella a la que podemos acceder de acuerdo a nuestro poder adquisitivo. Con respecto a esto, menciono orgulloso que soy producto de la educación pública durante toda mi vida educativa, actualmente soy médico recién graduado el año pasado.

Yendo al grano, revisando el Facebook, me encontré una publicación que me hizo exclamar a viva voz: ¡HAZME EL CHINGADO FAVOR!, adjunto la imagen esperando que sea publicada, por razones de seguridad omito el nombre del usuario que escribió la siguiente publicación en su muro:

Que tristeza me da el ver que existen personas a las que no les interesa el gasto que sus padres hicieron por garantizarle una educación, (sin mencionar el gasto que hicieron en la computadora). Que decepcionante es ver que no exista el respeto por uno de los factores que nos define como miembros de un grupo, que es nuestro idioma castellano.

Continuar Leyendo


2011

No me gusta

Un ataque de spammers tuvo lugar el pasado fin de semana logrando engañar a miles de usuarios sobre la presunta nueva aplicación de la red social Facebook.

Ante la posibilidad o con la promesa de incorporar el botón de ¨NO ME GUSTA¨ muchos cayeron en el engaño y vieron afectadas sus computadoras, y todo por buscar la manera de expresar el desagrado.

Llama mi atención como la tendencia a desaprobar esta presente en la naturaleza humana. No basta con ignorar y pasar de largo lo que no te gusta, y ser tolerancia, NO, hay que expresar tu desacuerdo, reprobar lo que es diferente o lo que a simple vista no es agradable y rechazarlo nomáaaas por que si, sin importar que al hacerlo se ponga en riesgo la armonía.

Expresar nuestro desagrado de forma critica no es un buen ingrediente en la sopa de la vida, y hacerlo através de un simple click no da espacio al dialogo.

¿Se vale el desacuerdo?, Claro; pero el que deje las puertas abiertas, no el que las cierra y no le deja espacio a la consideración, al dialogo, y la concordia.

El buen libro dice: El amor; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo SOPORTA. 1a Corintios 13.4-7

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de alarmero


2011

El último post de Osama

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Rocío


2011

Farmville Restaurant & Grill

Nos hemos enterado lo que le sucede a todos los animales que con tanta dedicación cuidan y alimentan todos los granjeros de Farmville en Facebook. En Ciudad Juárez acaba de abrir un restaurante llamado Farmville Restaurant & Grill que vende pollo y carnes a la plancha y al carbón…


Click para agrandar

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Gabriel


2011

En la era de Facebook y Twitter el poder nos hace los mandados

Es de la más alta trascendencia reconocer y dimensionar lo que hoy acontece no sólo en México, sino a lo largo y ancho del planeta. En diferentes naciones, en diferentes culturas, cada cual respondiendo a razones de índole regional, con características compartidas, aunque también diferentes, las voces del cambio se organizan y se hacen presentes en el escenario político con una efervescencia tal, que encuentran en lo espontaneo y avasallador la sustancia perfecta para allanar el camino a las reformas. “Arriba”, en muchos lados, están muy nerviosos; razón no les falta.

Hoy día la redes sociales reconfiguran el mapa en la producción e intercambio de información, dotando a los ciudadanos comunes (al fin agente político base, mayoritario) de una herramienta por demás eficaz y poderosa para organizar y estructurar la dinámica colectiva en torno a un objetivo común. Para ejemplo, pongamos dos: Túnez y la revuelta que derrocó al Dictador Ben Alí, con 23 años en el poder; Egipto y la insurrección juvenil, apoyada principalmente en las redes sociales, que orilló a expirar a un régimen corrupto y represor amparado en un extensísimo aparato militar y policial patrocinado por Occidente; no les alcanzó. Régimen encabezado durante casi 30 años por Hosni Mubarak.

Igualmente, la coordinación y organización con base en el intercambio de información en tiempo real mantiene viva la expectativa mundial, que afina su atención en Medio Oriente, donde las protestas en contra de gobiernos intransigentes, dictaduras y monarquías se extendieron a países tan dispares como Libia y Bahréin, con amplia posibilidad de que más gobiernos caigan, porque esto no acabará pronto ni se mantendrá circunscrito a tierras faraónicas. En tanto que, en México, vivimos un fenómeno mediático sin par hace unos meses, con ocasión de la fugaz salida del aire del programa radiofónico conducido por Carmen Aristegui, en MVS. Fenómeno que tomo a las redes sociales casi por asalto como plataforma por excelencia para opinar, difundir, y, de manera característica, para verter expresiones de solidaridad por decenas de miles hacia la periodista. Redes sociales que sirvieron con prontitud y suma eficacia para dar voz a muchos a quienes fue, sin complicaciones, un acto de censura; redes sociales que hicieron las veces de cauce para la interacción ante la evidente salida del tema en gran parte de los medios de mayor cobertura. O Javier Sicilia y el caso de su hijo, alrededor del cual se tejió espontáneamente una red de apoyo y solidaridad de calado nacional, imposible en otros tiempos, para denunciar las atrocidades de una guerra delirante y sin rumbo que degrada a priori a todos los muertos como delincuentes.

El hecho es que el efecto exponencial en la transmisión de información a través de estos novedosos medios, desdibuja la tradicional relación emisión-recepción entre las partes del proceso informativo, favoreciendo, naturalmente, la ventaja numérica dentro de un medio con condiciones de igualdad.

La posesión de medios económicos y materiales por fin deja de determinar la preeminencia en el tratamiento y emisión de testimonios, otorgando como nunca la posibilidad de inclinar la balanza a favor de la opinión de las mayorías.

Nunca más el mundo será lo que antes, ya que nunca más unos pocos monopolizarán el uso de la verdad, es decir, su verdad.

Información es poder, recuérdenlo en todo momento. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Bishop Non Fiction