2014

¿Cómo convertirse en un hipster de fútbol?

futbol-hipster 1) Consigue una camiseta y apoya a un equipo poco convencional. Olvida al St. Pauli, ya que ese equipo se convirtió mainstream (mediático). Esta temporada es todo acerca del Granada CF o del Cagliari, cómprate una jersey de cualquiera de estos dos equipos, preferible la de hace dos temporadas. Del fútbol casero, cómprate la del Correcaminos UAT o del Celaya FC, para cuando cualquiera de estos asciendan a la primera categoría, les digas a tus conocidos que desde «abajo» los venías apoyando. Demostrarás que realmente sabes de fútbol y que te importan los equipos «chicos».

2) Nunca dejes de hablar de lo bien y lo espectacular que jugaron los Toros Neza. Di con firmeza que sí los llegaste ver jugar por televisión. Cuenta las anécdotas de las mascaras y sombreros. Asegura que Antonio Mohammed era el motor del equipo y que Ojitos Meza se merecía ganar esa final del Verano 97. De hecho, grita a los cuatro vientos que esta temporada los Toros Neza resurgieron en la Liga Premier de la Segunda División; apóyalos desde «abajo». Compra su jersey original de temporadas pasadas en MercadoLibre antes que se agoten.

3) Bajo ninguna circunstancia te pierdas nada de FutbolSapiens ni la contracolumna de Barak Fever. Desde ahora idolatra a Barak Fever. Si alguien te pregunta el porqué de tu admiración hacia él, míralo con ojos llorosos y recuérdale acerca de sus contracrónicas que «años atrás» realizaba en TV Azteca, todo mientras detienes un ejemplar de ESTO u Ovaciones. Asegúrale que aprendiste mucho de fútbol con Barak Fever y que su seguimiento de los Valedores de Iztacalco cambió tu forma de ver el fútbol.

4) Jura y perjura que se juega excelente fútbol en el llano. Asegura que conociste mínimo dos o tres chavos que la hubieran rompido en la primera si algún cazador de talentos los hubiera detectado. Di que el fútbol profesional es todo acerca de palancas y promotores; culpa constantemente a éstos por el poco desarrollo del balompié nacional. Culpa al capitalismo por arruinar la esencia del deporte más bello del mundo.

5) Dile a la gente que seguías FutbolSapiens cuando todavía era un blog personal de Barak Fever.

6) Por supuesto que también llegaste a informarte acerca de lo que acontecía del fútbol mundial y local por medios impresos. Dile a la gente que aún compras tu ejemplar mensual de Fútbol Total y hasta El Gráfico; asegúrales que los argentinos están en otro nivel de consciencia cuando de fútbol se trata.

7) Se completamente nostálgico. Menciona con frecuencia a jugadores promedio de la década pasada o de los 90s. Tiba fue un delantero sobresaliente al igual que Alex Fernandes, Claudinho fue un crack en su paso por el Morelia. Pedro Pineda pudo romperla en la Serie A con el Milán si las Chivas no lo hubieran traído de regreso. Di con visible molestia que hayan cortado al Tilon Chávez de Francia 98 y al Tato Noriega del 2002 World Cup. Asegura que Erubey Cabuto también se mereció una oportunidad de ir al mundial del 2002 al igual que Oscar Dautt, quien era buen atajador de penales. No olvides mencionar equipos extintos, como los Colibrís, Indios de Juárez, Gavilanes, Real Sociedad de Zacatecas, Ballenas de Galeana, Potros DF, etc.


Continuar Leyendo


2014

Transplante de barba para el estilo hipster

El estilo, la moda y la esencia hipster ya no son solo un fenómeno venerado en las calles de Brooklyn, NY. La barba cavernícola y ese look descuidado son muy mainstream en USA y evidentemente, esta moda también esta llegando a otras urbes del planeta.

hipster

Un gran dilema de algunos hipster wannabes es la falta de barba cerrada o la presencia de solo cinco tristes pelos en el mentón. Sin intención de destrozar ilusiones, es importante destacar que ningún hombre con cara de bebe puede entrar victorioso al circulo hipster.

“Danny”, un neoyorquino de 27 años confeso que en su desesperación, se rellenaba esos espacios sin barba con lápiz para delinear las cejas. Eso daba la ilusión de una barba cerrada pero la solución era devastadoramente temporal. ¿Una maldición o simple malabarismo genético?

¡Afortunadamente este problema de los lampiños tiene solución!

Un procedimiento cada vez mas popular entre hombres con aspiraciones hipsterianas es el trasplante de cabello. Un cirujano plástico toma folículos de cabello de la nuca y vello del pecho para implantar sobre el rostro. Eventualmente, la barba se puede rasurar y crece normal.

Gracias a los avances en la cirugía cosmética, ya no es necesario maldecir a la genética por la falta de barba densa! Ahora por la cantidad de $8,500 dólares ya se puede avanzar con paso seguro hacia ¡la moda hipster! ¡HECF!

Cortesía de La_Muy_Aca

logo-la-banda


2013

La Poxería – El colmo del mame hipster

Es de todos conocida esa manía que tienen los hipsters de hacer derivaciones lingüísticas de sustantivos comunes para bautizar sus negocios, sobre todo, agregando el sufijo “-ería” a casi todas las palabras existentes.

Hemos visto “caguamerías”, “clamaterías”, “gourmeterías”, “popcornerías”, “ensaladerías”, “pozolerías”, “chilaquilerías”, “molleterías”, “tostaderías”, “cupcakerías”, “cevicherías”, “chelerías”, “butcherías” y “fisherías”; pero éste es el colmo del mame hipster.

poxeria
Vía: guffo.blogspot.com


2012

El Puerquito, y otras cosas de México

Parece que en México (y en otros países) parece una manda agarrarse de algo o alguien para hacerlo su “puerquito”. Es decir, una persona o un tipo de personas a quién achacarle todo.

Casi todo grupo postula a su su “bufón”, y en la relación de agandalle de uno va claramente el subordinar a otro a ser el chalán o el objeto de bromas y carrillas de los demás.

Pareciera algo que está impreso en la forma de relacionarse de los mexicanos (y probablemente de habitantes de otros países), el identificar al ‘eslabón más débil’ e intentar humillarlo y descalificarlo para sentirnos el que domina, y así nos sentimos muy fregones.

En el caso de grupos sociales, tribus urbanas y sectores de la población, desde luego tampoco se salvan. Pareciera que México siempre tiene la necesidad de burlarse de alguien: que el indio, que el homosexual, probablemente en los ’70s fue del hippie, hace unos 5 años -como en otras partes del mundo- fue el emo y actualmente es el ‘hipster’.

Desde luego, una gran cantidad de las personas ni siquiera se preocupan en saber qué se supone que es un ‘emo’ o un ‘hipster’, se basan solamente en las apariencias para discriminar, y sienten que no necesitan más. Jamás llegan a preguntarse ni siquiera por qué se supone que está mal de ser uno.
Si tienes pelo negro y crecido o alguna vez sales a la calle con ropa de ese color, probablemente te griten ¡emo! Si usas lentes de cierto tipo, eres un ‘hipster’. Así, sin cortapisas. Tan pronto encuentra uno, el mexicano vulgar se dedica a una cosa: A señalarlo. Se señala al emo porque es emo, al hipster por que es hipster. O porque ya por una seña visual supone que lo son. Punto.

Claro, como son algo diferente a lo “normal”, o como son un bicho raro nuevo, sigo la corriente y los señalo: “¡Pinche hipster!”. ¡Y qué bueno que yo no soy como él! ¡Qué divertido! ¡Qué bien se siente!


Continuar Leyendo


2012

¿Qué es un hipster?

Es el hermano del Hámster

Es una raza de perro

Es un luchador

Es Una persona que se cree intelectual y usa lentes


Liga directa: youtube.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de saulvip