2011

La ley del Karma y 10.5 Millones de dólares

Mientras los carteles de la droga se daban con todo en Michoacán, Humberto Leal García fue ejecutado el 7 de julio de 2011 en la prisión de Huntsville, Texas, por la muerte de una joven de 16 años tras pedir perdón a los familiares. Sus últimas palabras fueran: ‘Viva México, Viva México, Viva México‘. Leal García, de 38 años, fue declarado muerto a las 18:21 horas locales, exactamente 10 minutos después de que inició la aplicación de las inyecciones en la cámara de la muerte de la sala Walls del recinto carcelario. En sus últimas palabras se declaró arrepentido de sus acciones y pidió el perdón de los familiares de la víctima, Adria Sauceda, asesinada y violada hace 16 años en una carretera de Texas, aunque nunca volteó su rostro hacia la zona de los deudos.

‘Siento todo lo que he hecho, he lesionado a mucha gente, por años nunca pensé que merecía ningún tipo de perdón, se que el señor Jesucristo me ha perdonado en vida y he aceptado su perdón, ya he aceptado todo, dejemos que esto sea el final que se haga, asumo toda responsabilidad por esto’, dijo.

La defensa de Leal; argumentó que los derechos del acusado fueron violados al ser detenido, procesado y sentenciado a muerte sin notificar a las autoridades mexicanas.

Secretaría de Relaciones Exteriores de México; La ejecución es un “claro desacato al fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ)” en el caso “Avena” de 2004 que ordenó la revisión y reconsideración judicial del veredicto y la pena impuesta.

Continuar Leyendo