2013

Aristeguitis Aguditis

aristeguiSi la verdad existiera no estaríamos buscándola infatigablemente. Pero no hacerlo seria caer en un conformismo mortífero.

Últimamente algunas personas me preguntan sobre quien realmente exhibe la verdad en los medios informativos. Muchos (la mayoría) juran que personas Joaquín López Doriga, Adela Micha o Carlos Loret son la neta de todas las netas. Otros argumentan que todos los mequetrefes de Milenio diario son la mejor alternativa. TVazteca, Reforma, La Jornada, Proceso, etc, etc. Todos son medios informativos con poca a mucha credibilidad y si existen es por que la banda confía en que la verdad existe en esos medios de información. Pero existen aquellos que de tiempo acá juran y perjuran que la única verdad que existe es la que sale de la boca de Carmen Aristegui.

Y antes de continuar tengo que recalcar que en la humilde opinión de este disque bloguero, ella es una de las poquísimas periodista con más integridad que existe en México actualmente. Pero de eso a creer que todo lo que dice es la verdad la neta lo dudo. Ella podrá ser la mas creíble pero aun así, la puede cagar y la a cagado.

La banda que si le cree palabra por palabra la defienden con un fanatismo ilógico, mucho mas que con cualquier otro medio o periodista en México. Basan todo lo que dicen en lo que ella dice y como ella lo dijo entonces ya se chingaron todos los demás que opinen diferente. Le llamo Aristeguitis Aguditis.

No. Así no va la cosa.

Escuchar todos los días a Carmen Aristegui es tan malo como escuchar todos los días a López Doriga. Todos tienen mucha y poca verdad. Sobre todo hoy mas que nunca ya que tenemos acceso a múltiples medios informativos. Si tanto buscamos la verdad, es nuestra obligación buscarla en varios lugares, incluso en aquellos en los que no creemos y no ser tan clavados una vez que la hallamos encontrado. Claro, eso lo dice su servilleta que es el primero en dudar de sus propias verdades… pinches contradicciones.

Y como soy el menos indicado para predicar netas, como cantara Alex Lora cuando espera un camión en la terminal de A.D.O. “… al a chingada de aquí”.

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.


2013

El internet y la protesta social

mundoCuando la gente entra a internet, lo hace principalmente para entretenerse. En México, lo más buscado en la red abarca categorías desde política, entretenimiento, música hasta deportes. Eventualmente les preocupará más estar al tanto del baile de moda que del activismo por los derechos humanos.

Aún así, hemos escuchado muchas historias sobre el impacto del internet en movimientos de protesta, la revolución de la información y cómo esto ha transformado países. Podríamos asumir que el internet es algo bueno al momento de promover la democracia, los derechos humanos, la educación y demás demandas sociales. Muchas de estas ilusiones se juntan en gente que vive en la “ciber-utopía”, gente que cree en que desde la web puede cambiar la sociedad a algo mejor. El verdadero reto está no sólo en ganar adeptos dentro del competido “ciber-espacio” , sino que el “ciber-activismo” no se aleje del activismo físico, que no lo sustituya. Si nada de lo que promueven los activistas llega a las calles, entonces se quedará en información entretenida y circulará sólo entre los renegados y los cautivos digitales. Se debe emigrar. La protesta debe ser recíproca, la lucha debe existir en todos los frentes posibles.

Les dejo el siguiente video que ilustra este fenómeno:


Liga directa: youtube.com


2012

Lo que #YoSoy132 podría lograr

Irrestricta libertad y apertura en los medios de comunicación masiva son dos condiciones necesarias de una democracia funcional y sana. La democracia mexicana tiene dos quistes malignos que deben ser removidos si esta quiere desarrollarse fuerte y vigorosa. Las dos únicas cadenas televisivas y sus medios satélite se han convertido en un lastre enorme para la nave de la democracia en México.

El diagnóstico del movimiento #YoSoy132 expresado a través de sus consignas callejeras no puede ser más acertado “El pueblo informado, jamás manipulado”. La tesis es simple, el cuello de botella informativo que existe en México debe ser aniquilado. En estos días próximos los estudiantes de diversas universidades, públicas y privadas deliberan cuales serán sus propuestas y demandas con respecto a este tema.

Se ha hablado vagamente de ciertas medidas, unas inmediatas y otras de mediano plazo y de consecuencias poco claras para el avance de esta agenda social y política de la más alta legitimidad. Se ha propuesto la creación de una comisión de los derechos del televidente y de exigir que las cadenas televisivas transmitan el debate presidencial del 10 de junio en cadena nacional. En mi opinión ambas medidas son deseables y necesarias, sin embargo insuficientes.

El principal problema que enfrentamos es la falta de visiones informativas y editoriales que contrasten y complementen la información transmitida a través de los noticieros y programas de análisis político y social de Televisa y TV Azteca. Esta hiperconcentración hace que el criterio de un puñado de personas sea capaz de manipular los contenidos, enfoques e incluso encuadres televisivos en favor de intereses comerciales y políticos que por su naturaleza privada y empresarial carecen de representatividad y legitimidad democrática.

Continuar Leyendo


2012

SOPA, igualdad y mercado global de información

Vamos directamente al punto. Debemos estar conscientes de que estar en contra de SOPA y de todas las legislaciones similares, es estar a favor de la igualdad de acceso en el conocimiento humano. No es asunto simplemente de internet. No es un asunto de Google, Facebook, Twitter y todas esas corporaciones multimillonarias que están en contra de otras empresas musicales o cinematográficas igual de grandes. Podemos afirmar que los primeros defienden esa libertad en la red porque les permite continuar con sus ganancias.

Vamos a explicarnos. El mercado necesita estudios para determinar los gustos y las preferencias de los consumidores, para lo cual algunas empresas normalmente pagan cantidades grandes de dinero a otras empresas para que realicen ese trabajo. Con las redes sociales eso ya no es del todo necesario. Cuándo nosotros compartimos información: música, videos, gustos, etc, de buena fe en la red, estamos contribuyendo a hacer más grande ese mercado de información, del que las empresas que mencionamos anteriormente se están haciendo millonarios. Este es el precio que debemos de pagar por el uso de esta red. Dice Lyotard en su libro La condición Posmoderna:

Se sabe que el saber se ha convertido en los últimos decenios en la principal fuerza de producción …Igual que los Estados‑naciones se han peleado para dominar territorios, después para dominar la disposición y explotación de materias primas y de mano de obra barata, es pensable que se peleen en el porvenir para dominar las informaciones. Así se abre un nuevo campo para las estrategias industriales y comerciales y para las estrategias militares y políticas
¿Estamos conscientes de lo que sucede con la información que compartimos?¿De dónde obtienen sus recursos estas empresas? ¿Somos parte de una red o somos usados por ella? ¿Quién tiene el control de toda la información que se genera diariamente? Las respuestas a esas preguntas tienen que tener claras para saber por qué protestamos en contra de SOPA y otras medidas similares. Creemos pues, que esa red, que esa información, de la que se explica un poco sobre su naturaleza en el video de abajo, es utilizada por nosotros para nuestro bien, pero también es usada comercialmente para crear nuevos gigantes económicos.


Liga directa: youtube.com

Continuar Leyendo


2012

Información, un regalo maravilloso

La comunicación es algo maravilloso, hoy tenemos a la mano herramientas que acortan las distancias, a un click tenemos Messenger, Facebook, Twitter, Pin a Pin, Face Time. Podemos estar en tiempo real con cientos de personas como familiares, amigos, conocidos o incluso hasta extraños.

Tenemos al mundo en la palma de nuestra mano, tenemos la información y el conocimiento como jamás Platón o Aristóteles lo imaginaron, Google, Wikipedia y You Tube entra las más conocidas. Podemos enterarnos de muchas cosas día a día, podemos opinar, podemos difundir y hasta podemos ignorar.

La mayoría no tenemos conciencia del poder que esto significa y desaprovechamos lo que esta revolución de la información nos ha brindado.

la información es poder, la podemos usar para crear pero también para destruir, la información beneficia y perjudica, la información une y separa personas, naciones y hasta el mundo mismo, la información es una voz que crea conciencia pero que destruye sensibilidades. Nadie quiere ver lo malo, lo triste del la vida, no quieren que aparezca en televisión, periódicos, internet o en cualquier medio que el mundo se está yendo al traste, quieren ver los comerciales del Palacio de Hierro, quieren ver sus muros llenos de felicidad y deciden olvidar la triste realidad. A veces hacemos un llamado a la esperanza pero sin hacer nada al respecto, a veces lanzamos una oración y nos quedamos con lo brazos cruzados.

Hoy tenemos la oportunidad de lanzar ese grito de ayuda y ser escuchados, tenemos la oportunidad de hacer algo con toda esta información, con todo este poder que está en nuestras manos, no nos quedemos de brazos cruzados, sentados, ignorando.

Crea conciencia, haz eco de las cosas que te preocupan, el calentamiento global, la contaminación mundial, la guerra, el abuso infantil, el maltrato a los animales, la pobreza, la política, la trata de personas, la salud, la esclavitud sexual, los inmigrantes……

Y también comparte con el mundo las cosas que te gustan, la música, el cine, los libros, las pinturas, esculturas, deportes….

Es tiempo de tomar conciencia del poder que tenemos y ser responsable de él, no lo ignores, si cambiamos o cambiamos a alguien, si hacemos que esto funcione habrá valido la pena.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de EVERARDO


2011

Cuando los de abajo se mueven los de arriba se tambalean

Buenas, como todos ustedes sabrán, el futuro de México esta en una pendiente, ya sabemos todos lo que nos espera en estas elecciones y todos los que estamos con internet y que no le creemos a Televisa sabemos específicamente por quien no va a ir nuestro voto.

El pedo señores y señoras es que para nuestro pesar nosotros somos parte de una muy pequeña parte de los mexicanos que estamos informados de las trastadas que dan nuestros candidatos. Nosotros nos indignamos de que la hija de un candidato a la presidencia de México crea que llamándonos “la clase trabajadora”, prole, nos esta insultando. Nosotros somos los que nos parece sorprendente que la persona que nos quiera gobernar y que quiera cambiar a México, no sabe lo que cuesta vivir ganando el salario mínimo, el costo actual de las cosas, y mucho menos cual es el salario mínimo de nuestro país. Nos damos cuenta que un candidato de nosotros solo sigue guiones, cuando se le saca de lo planeado , da respuestas meramente políticas para ganarse al pueblo pero queda peor, una persona, que a mi me ofende, pero siempre hemos tenido presidentes así , que no sepa ingles , una persona que carezca de intelecto para manejar a su familia y sea solo el gato de una compañía televisiva…

Creo que no he dicho nada que no sepan, así como que nosotros somos los únicos que sabemos esto, los que tenemos internet, el problema señores es que nosotros nos guardamos esa información y no la estamos compartiendo, le estamos dando vueltas y haciendo chistes en el internet donde esa información no la tiene la mayoría de las personas. Aquí donde estoy viviendo por ahora, Alemania , tenían un proyecto muy grande en el que se iba a gastar mucho dinero apoyando a una empresa privada, para la cual iba a haber votaciones, siempre había gente entregando folletos escritos por la gente para la gente en la que todos conocieran el plan lo que se iba a gastar y lo que iba a durar ese proyecto. Así la gente forma su propia opinión y pues para México me gustaría proponer lo mismo. Hacer una especie de “folleto ” donde se plasmara todo lo que la televisión no quiere que la gente se entere y lo distribuyéramos a la gente. Afuera del metro , dejar las copias en una tienda para que la gente las lea, y se de informe de lo que no se les quiere informar, imprimir un folleto y sacarle unas 20 copias no nos cuesta a ninguno de nosotros mas de 10 pesos y ayudaría a que todo esto que nos estamos guardando se esparciera para esa gente que no tiene esta información.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Anhellik


2011

En la era de Facebook y Twitter el poder nos hace los mandados

Es de la más alta trascendencia reconocer y dimensionar lo que hoy acontece no sólo en México, sino a lo largo y ancho del planeta. En diferentes naciones, en diferentes culturas, cada cual respondiendo a razones de índole regional, con características compartidas, aunque también diferentes, las voces del cambio se organizan y se hacen presentes en el escenario político con una efervescencia tal, que encuentran en lo espontaneo y avasallador la sustancia perfecta para allanar el camino a las reformas. “Arriba”, en muchos lados, están muy nerviosos; razón no les falta.

Hoy día la redes sociales reconfiguran el mapa en la producción e intercambio de información, dotando a los ciudadanos comunes (al fin agente político base, mayoritario) de una herramienta por demás eficaz y poderosa para organizar y estructurar la dinámica colectiva en torno a un objetivo común. Para ejemplo, pongamos dos: Túnez y la revuelta que derrocó al Dictador Ben Alí, con 23 años en el poder; Egipto y la insurrección juvenil, apoyada principalmente en las redes sociales, que orilló a expirar a un régimen corrupto y represor amparado en un extensísimo aparato militar y policial patrocinado por Occidente; no les alcanzó. Régimen encabezado durante casi 30 años por Hosni Mubarak.

Igualmente, la coordinación y organización con base en el intercambio de información en tiempo real mantiene viva la expectativa mundial, que afina su atención en Medio Oriente, donde las protestas en contra de gobiernos intransigentes, dictaduras y monarquías se extendieron a países tan dispares como Libia y Bahréin, con amplia posibilidad de que más gobiernos caigan, porque esto no acabará pronto ni se mantendrá circunscrito a tierras faraónicas. En tanto que, en México, vivimos un fenómeno mediático sin par hace unos meses, con ocasión de la fugaz salida del aire del programa radiofónico conducido por Carmen Aristegui, en MVS. Fenómeno que tomo a las redes sociales casi por asalto como plataforma por excelencia para opinar, difundir, y, de manera característica, para verter expresiones de solidaridad por decenas de miles hacia la periodista. Redes sociales que sirvieron con prontitud y suma eficacia para dar voz a muchos a quienes fue, sin complicaciones, un acto de censura; redes sociales que hicieron las veces de cauce para la interacción ante la evidente salida del tema en gran parte de los medios de mayor cobertura. O Javier Sicilia y el caso de su hijo, alrededor del cual se tejió espontáneamente una red de apoyo y solidaridad de calado nacional, imposible en otros tiempos, para denunciar las atrocidades de una guerra delirante y sin rumbo que degrada a priori a todos los muertos como delincuentes.

El hecho es que el efecto exponencial en la transmisión de información a través de estos novedosos medios, desdibuja la tradicional relación emisión-recepción entre las partes del proceso informativo, favoreciendo, naturalmente, la ventaja numérica dentro de un medio con condiciones de igualdad.

La posesión de medios económicos y materiales por fin deja de determinar la preeminencia en el tratamiento y emisión de testimonios, otorgando como nunca la posibilidad de inclinar la balanza a favor de la opinión de las mayorías.

Nunca más el mundo será lo que antes, ya que nunca más unos pocos monopolizarán el uso de la verdad, es decir, su verdad.

Información es poder, recuérdenlo en todo momento. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Bishop Non Fiction