2011

Usos y Costumbres

“¿Sabe lo que es un secuestro? ….. Es la privación ilegal de la libertad… usted no está secuestrada eh!! Se puede ir cuando quiera pero no se quiere bajar”

Eso fue lo que me dijo un pinche comandante de la policía municipal de Ixmiquipan, Hidalgo y como chingados quería que me bajara (nos bajáramos, los 11 pasajeros, el chofer y yo) si dos horas antes un carro Topaz sin placas y una camioneta Blazer roja le habían cerrado el paso al autobús en el que viajábamos con rumbo a Zimapán, Hidalgo.

Nos detuvieron a la altura de un poblado conocido como “la aduana” después de que el Topaz nos persiguiera y sus tripulantes (unos auténticos cholos mamones) nos arrojaran una lata de cerveza que terminó escurriendo por los cabellos de mi tía que viajaba al lado mío.

El motivo era que el chofer había bajado a una señora en un lugar donde los autobuses de esa compañía tienen prohibido bajar o levantar pasaje… ¿por qué? Pues porque la asociación de las combis de ese lugar no quiere perder pasaje y hacen esos acuerdos para tener clientes. Pero como nos dijeron los cholitos que nos detuvieron cual autoridad federal “le vamos a partir la madre al chofer, él sabe bien que no debe hacer paradas en este lugar”. Al parecer la violación de dichos acuerdos entre autobuses y combis es una madriza bien acomodada.

Como los que viajábamos en el autobús éramos en su mayoría típicos estudiantes jodidos, no teníamos crédito suficiente para una pinche llamada a la policía, digo teníamos la pendeja ilusión de que llegarían los polis y quitarían los carros que nos cerraban el camino y de paso le echarían aire a las llantas que nos habían desinflado y así seguiríamos felices hasta nuestro destino….. aja!!!

Pues los primeros en llegar no fueron los polis … si no el mismísimo presidente de la asociación de combis que nos pidió que bajáramos del autobús (nos habíamos encerrado por seguridad, los cholos estaban furiosos), que la bronca no era con el pasaje, es más nos daban el servicio de transporte gratuito hasta Zimapan, el pedo era con el chofer y que le iban a dar unos “cocos” “pa que aprenda” ….. HAZME EL CHINGADO FAVOR! Como nos íbamos a bajar e irnos muy campantemente y dejar al pobre chofer, pues a estas alturas la empresa para la que trabaja ya lo había dejado morir solo
y permitir que lo lincharan.

Continuar Leyendo


2011

Respuesta a “Vivo en Tamaulipas”

Estaba leyendo esta entrada Vivo en Tamaulipas y en forma respetuosa quería responderle al autor de la misma.

Me parece terrible la forma en la que vives, de verdad que comparto tu dolor ante ver como hemos perdido nuestro país.

Sin embargo, respetuosamente te digo que me parece equivocada tu percepción. La situación en la que te ves sumido ha sido causada por el mismo Calderón con sus decisiones equivocadas respecto a su supuesta guerra contra el narco. Aclaro que no estoy siendo partidista, francamente yo tengo la opinión de que todos los políticos en si son una mierda. La diferencia es que al presidente que ahora tienes no le importa que haya 35 mil muertos con tal de hacer parecer su mandato como legitimo.

Te recomiendo ver este documental:


Liga Directa: http://youtu.be/_nNJM0kKrDQ

Se llama “la doctrina del shock” y explica en forma simple la forma en la que como sociedad estamos siendo amedrentados, al punto en el que tu percepción ha llegado al punto en el que le parece correcto lo que está pasando en este pais.

Amigo, a Calderón no le importas, ni tu, ni tu familia, ni tus hijos. si no me crees pregúntale a algún familiar de los 35 mil que van hasta ahora.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Pineda


2011

Edgar, otra víctima colateral

Hace un año un lector de mi blog me pidió un libro. Le mandé el libro por correo y ya no supe si le llegó, pues perdí contacto con él. Tiempo después, el mismo lector me escribió un email, agradeciéndome por el libro y por la dedicatoria, y explicándome la razón de su larga ausencia. Resulta que al salir de su trabajo, mientras esperaba un taxi para volver al hotel donde se hospedaba, le tocó una balacera. Aquí un fragmento del correo que me envió aquella vez:


Click para agrandar

Estuvimos en contacto durante algún tiempo, y hace poco me mandó este otro correo, con una triste revelación. También me mandó una carta -de la cuál ponemos un fragmento más abajo- en donde me cuenta parte de su odisea en las dependencias de gobierno:


Click para agrandar

Triste realidad la nuestra. Una realidad en la que las autoridades siguen empeñadas en hacernos creer que, si nos pasa algo así, es porque estuvimos en el lugar y en el momento equivocados. ¡Háganme el chingado favor! ¿No será al revés? Son esos hijos de puta –gobernantes y criminales- quienes no están en el lugar en el que deberían estar: en la cárcel o muertos o trabajando en otra cosa en la que sí den resultados positivos a la sociedad. Son ellos –gobernantes y criminales- quienes no están en el momento adecuado: en la prehistoria, la inquisición o en alguna de esas épocas oscurantistas donde el salvajismo se comía a la razón. Son ellos, no nosotros.

Continuar Leyendo


2011

Una chica más harta de la inseguridad

Soy de Los Mochis, Sinaloa, una ciudad que hasta hace poco, era una ciudad bastante tranquila, lo que más te podría preocupar al salir de noche era que unos cholos te molestaran pidiéndote un peso, pero ahora me siento como una loca paranoica. Yo sé que el que nada debe nada teme, pero igual sólo por ser una chica guapa totalmente inocente, también te pueden pasar pendejadas. Una se la pasa oyendo historias de mujeres que son levantadas nada más porque les gustaron a algún narco, y no me refiero que las hayan encontrado en antros si no así en plena calle.

Esta semana me pasaron dos cosas que me provocaron más miedo del que tenía.

La primera: Salí a imprimir unas fotos, como no había estacionamiento cerca tuve que dejar el carro lejos de la tienda. Cuándo entro, se estaciona en doble fila una camioneta bien gandalla con los vidrios oscuros enfrente de la tienda y se baja un chico, se me acerca y me pide mi numero de celular diciendome que le gusté al cabrón que andaba manejando la camioneta, que me vio caminando desde sabe que cuantas cuadras y que se regresó dando un vueltón nomás para pedirme mi numero, HÁGANME EL CHINGADO FAVOR. OBVIAMENTE lo mandé mucho a la chingada, y le pedí amablemente que me dejara en paz que no me interesaba. Se regresó el chico al vehículo, y se quedaron allí, no se iban.

Entonces yo me empecé a poner nerviosa pensando que me iban a esperar allí todo el puto día a ver cuando salía, uno de los empleados notó mi inquietud y le tuve que contar lo que había pasado y este pendejo salió a correrlos. Y que tal si traían armas? o si hubiera pasado otra cosa peor?, gracias a dios no pasó nada, se largaron pero de todas formas me quedé como una hora y media en la tienda.

Continuar Leyendo


2011

El panal desorganizado

Imagínense que por muchos años en un lugar apartado de su ciudad ha existido un panal de abejas que siempre se ha tolerado y que no molesta en gran medida a los habitantes de la ciudad siempre y cuando estos no se entrometan con la abejas.

Por muchos años los gobernantes de esta ciudad han prometido erradicar el panal pero el problema es que a los gobernantes les encanta la miel y muy discretamente mandan a sus emisarios a recolectar un poco de miel cada mes. Como parte del juego de las apariencias los gobernantes atrapan o matan unas cuantas abejas de vez en cuando para decir que están haciendo todo lo posible por erradicar el panal.

Luego llega un gobernante de apellido Calderón que decide que es tiempo de acabar con las abejas y envía a toda la policía de la ciudad a erradicar el panal. ¿Cuál es la estrategia? Matar a todas las abejas a balazos.

Imagínense ustedes que pasaría si comienzas a disparar contra un panal de abejas, el panal se alborota, se dispersa y comienza a picar a los ciudadanos desprevenidos. Entre tanto alboroto las abejas pierden contacto con su reina, se desorganizan y algunas alguna abejas se africanizan volviéndose excesivamente violentas.

Así me imagino la guerra de Felipe Calderón contra el tráfico ilegal de drogas, lo que comenzó como una guerra contra el crimen organizado se ha convertido en una guerra contra el crimen desorganizado. Las estructuras tanto legales como delictivas son extremadamente importantes para el correcto funcionamiento de cualquier organización. La guerra contra el narcotráfico fue como acribillar un panal de abejas que funcionaba de manera estructurada y como consecuencia las abejas se dispersaron por todos lados sin que nadie las controle.

De nada sirve capturar a un puñado de abejas reina cuando las abejas obreras comienzan a meterse a los autobuses de ciudadanos que ni la deben ni la temen y nada mas porque “si” pican a más de 200 personas.

¿Qué pueden hacer los gobernantes de la ciudad ante tal situación?

1) Deja de dispararle a las abejas.
2) Protege a la población, evita que más ciudadanos sean picados por las abejas.
3) Deja que las abejas obreras encuentren a sus reinas.
4) Una vez que nuevos panales hayan sido establecidos procura que estos se mantengan distanciados uno del otro.
5) Recolecta la miel del panal como siempre lo han hecho y como siempre lo harán.
6) No vuelvas a alborotar el panal, las abejas son parte del ecosistema.

Kin 40


2011

Policías de Tijuana

Una muestra de la ineficiencia de nuestras corporaciones policíacas de Tijuana.


Liga Directa: http://youtu.be/XHlGXKA4f_A

Ni modo parejas se nos pelo el sospechoso…

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Neztor


2011

¿Estaríamos mejor con López Obrador?

Para todos los defensores de hueso colorado del Peje, aquí les dejo un artículo que salió el jueves 14 de abril en la página de Internet de El Universal.

El artículo hace referencia a una filtración de Wikileaks en la que se comenta, en una entrevista entre el Peje y el entonces embajador gringo, las intenciones del Peje de darle más poder al ejército y meterlo de lleno a la lucha contra el narcotráfico. Esta entrevista fue mientras se hacían las campaña para las elecciones del 2006.

¿Si no es el ejército, entonces quién va a combatir al narcotráfico? ¿El gobierno con qué herramientas lo podrá enfrentar y erradicar (o por lo menos disminuir considerablemente)? ¿Con empleos, educación, etc. etc. etc.? Eso sería muy lindo y lo ideal, pero es una solución a largo plazo.

Como toda guerra, lamentablemente, siempre hay daños colaterales y desafortunadamente mucha gente inocente que no tiene ni vela en el entierro… perdón, perdón, con todo respeto sí hay muchas velas y muchos entierros.

O entonces qué, ¿pinche Calderón que saque la varita mágica y borre a todos los narcos y corruptos? Háganme el chingado favor!!!

Esta lucha con el presidente que estuviere, sería igual o peor. Lo único que hacían los presidentes anteriores era cubrirlo, esconderlo de la vista pública, pero a penas se levantó la cloaca y toda la porquería está saliendo y todos nos estamos embarrando. Y nos embarraremos más si no ponemos de nuestra parte, desde lo más simple: denunciar, no dar mordidas, no ser corruptos, no comprar piratería, etc etc etc. Ustedes saben qué hacer.

En enero de 2006, el entonces candidato del PRD a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, detalló al embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, su plan de gobierno en el que contemplaba dar más poder al Ejército para combatir a los cárteles de la droga.

En el cable 06Mexico505 filtrado por WikiLeaks, el perredista presentó al diplomático estadounidense un plan de dos vías para combatir al narcotráfico y al terrorismo, temas que EU consideraba de gran importancia para quien llegara a ser el próximo presidente de México.

El plan de seguridad de López Obrador iniciaba con dotar de mayor poder y autoridad al Ejército en las tareas antinarcóticos, debido a que “es la menos corrupta de todas la agencias en México” y podía ser la más efectiva. La estrategia requeriría, dijo el candidato, una reforma constitucional que estaba seguro de conseguir.

Al dotar a los militares de mayor capacidad de operación el candidato dijo que se limitarían las tareas de la PGR, a la que consideraba “demasiado corrupta” como para liderar la estrategia de seguridad.

Nota completa: http://www.eluniversal.com.mx/notas/759154.html

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de antuan


2011

Cuídate del narco y de tu mamá también

Pues he leído muchas opiniones respecto a que la gente ya está hasta la madre de la delincuencia, que todo mundo sale o salimos con la esperanza de regresar a casa bien y con todas las pertenencias, el clásico, “animas que no me asalten, violen, o secuestren, y la gran mayoría se lo achacamos al crimen organizado pero ¿en realidad deberíamos cuidarnos del crimen organizado? ¿En realidad nuestras acciones demuestran que no queremos más criminales conviviendo con nosotros? Yo en verdad no estoy tan convencido que así sea aquí mi explicación.

Yo viajo mucho, no porque sea riquillo, ni por gusto más bien el trabajo así lo requiere, y esto me paso en 5 diferentes países en los últimos 4 meses. Aaclaro por ahora vivo en Estados Unidos por transferencia del trabajo, pero he vivido en México por más de 32 años y al menos un mesecillo me la paso en México. Otra cosa a considerar es que soy medio descuidado o más bien olvidadizo, pendejo si así lo quieren llamar, se darán cuenta en esto que me ha pasado.

Bueno, aquí les va. Primero aquí en Estados Unidos en la escuela de mi esposa, estaba jugando con mi hija, ella me quito el anillo de matrimonio, y entre una cosa y otra termine perdiéndolo, total que eso fue un Lunes pero me di cuenta hasta el Jueves y fue entonces que fui a la escuela a preguntar si lo habían encontrado, obviamente pensando que ya había valido madres. Pero la sorpresa fue que si estaba ahí, algún estudiante lo encontró y lo regreso. ¿Esa es suerte? ¿O más bien es una manera de ser del área donde vivo?

Yo creo que lo segundo. Después viaje a las europas a una junta, para esto nos quedamos en un hotel en el aeropuerto el día que llegamos y nos quedaríamos en ese mismo hotel antes de regresar, entre todo el desmadre ahí en el hotel deje el cargador de mi celular. Yo en realidad no me di cuenta (estaba usando el cargador desde la laptop) pero al regreso lo primero que hicieron en recepción fue decirme, “la persona que se quedó el día siguiente en la habitación encontró este cargador y lo trajo a recepción, ¿es de usted?” ¿De nuevo suerte? Ojo, el cargador era universal ósea que lo puedes usar para cualquier celular en cualquier parte del mundo seguro le servía a cualquier persona con celular.

Bueno después de eso me toco viaje a Brasil y Argentina, primero en Brasil, llegue molido en calidad de bulto en el taxi, en una de esas cabeceadas, se me callo la cámara digital que traía en la mochila y se quedó en el asiento. Total llegue a la planta donde tendría que trabajar ese día y me baje dejando la cámara en el taxi, cinco minutos después el taxista regreso a entregarme la cámara!

¿La verdad es que de nuevo es suerte o así esta educada la gente? Nótese que aquí no estamos hablando de primer mundo, la gente está en una situación similar a la que estamos en México así que al menos la necesidad es igual. Ahí mismo en Brasil en un restaurante me llevan la cuenta yo la leo rápido y como llevo prisa me paro a pagar (no sé nada o bueno muy poco portugués), justo cuando me ven en la línea regresa el mesero y me dice, que la cuenta estaba mal nada grave unos 10 reales de más y la corrige, no tenía porque pero él lo decidió así, ¿es suerte? ¿O gente honrada?

Continuar Leyendo