2012

Chiste de Viernes – La Cenicienta y su gato

Cenicienta tiene ahora 75 años y se encuentra al final de una feliz vida sin su marido, el Príncipe, que ya ha muerto. Pasa sus días en el porche de su casa, sentada en una mecedora, observando el mundo con su gato Bob sobre las rodillas, feliz. Una bella tarde, de en medio de una nube, aparece de pronto el Hada Madrina.

Cenicienta le pregunta:
– Querida Hada madrina, después de todos estos años… ¿Qué haces aquí?

La madrina responde:
– Cenicienta, desde la última vez que nos vimos, has vivido una vida ejemplar. ¿Hay algo que pueda hacer por ti? ¿Algún deseo que te pueda conceder?

Cenicienta está confundida, alegre y roja de emoción. Después de pensar un poco, murmura:
– Me gustaría ser inmensamente rica.
En un instante, su vieja mecedora se vuelve de oro macizo. Cenicienta está impresionada. Su fiel gato Bob se sobresalta, y se aleja de la mecedora.

Cenicienta grita:
– ¡Gracias Madrina!

El Hada Madrina dice:
– No hay de qué. ¿Qué te gustaría como segundo deseo?

Continuar Leyendo