2014

Avances en la fabricación casera de microbuses

Nótese la integración aerodinámica de la camioneta con el peso añadido de la carrocería de un microbús. La inestabilidad en el diseño se compensa de una manera ingeniosa y elegante con un tumbaburros de alta precisión. En caso de accidente la carrocería se deshace fácilmente en pedazos para una fácil salida de los pasajeros. Un logro más de la ingeniería mexicana.

avances-en-microbuses

Cortesía de SharLee


2013

Como carroza romana…

Aquí les van uno más de los finos adornos de microbuses que me hizo decir HECF. Como si fuese carroza romana esta unidad de transporte publico tiene picos en los rines de las llantas para evitar que otro gladiador chofer se agandalle con su pasaje. Claro esta que los usuarios pueden perder las piernas si no tienen cuidado al abordar o bajarse de esta unidad pero esos son gajes del oficio de este circo romano.

microbus-carroza-romana-I

microbus-carroza-romana-II

Cortesía de Yo_mero_romero


2012

De Microbuses, Payasos y Rateros

Un día en que se complico cantidad tomar un taxi y después de abordar el que se animo a llevarnos. Pregunte al chofer la causa de que varios de sus colegas se habían negado a pararse para llevarnos.

– Es por la inseguridad, mi mai. Cuando vemos a varios, le pensamos pa’ subirlos.
– ¿A usted lo han asaltado? Pregunte.
– Fíjese que no, gracias a Dios. llevo casi diez años en este negocio y nunca hasta hoy me ha tocado un asalto. Varias veces he sentido que han estado a punto, pero o no se animan o algo sucede que lo impide. Yo siempre me persigno y me encomiendo a Dios antes de salir de su pobre casa y pues ya le digo, nunca me han robado en mi taxi. Mejor me asaltaron un día que no circulo.

El martes de esa semana. Andrés despertó, pensando en que ocuparía el día , ya que su taxi no circula los martes, en realidad no tenia muchas ganas de hacerle talacha pero era eso o aburrirse como ostra todo el día, por eso cuando escucho a María, su mujer. preguntarle si podía acompañarla a surtirse de mercancía al centro de la ciudad, asintió gustoso y se fueron de compras.

Realizadas las compras, caminaron hasta la base de micros que los llevaría de regreso a casa y en el trayecto, un par de payasos hicieron la parada al transporte y le solicitaron permiso para hacer su actuación. el chofer accedió y ambos subieron y se posicionaron uno al frente, junto al chofer y el otro al fondo del microbús junto a la puerta de descenso. El horario no era el mas socorrido en cuanto a pasaje se refiere, así que el micro venia a penas a mitad de su capacidad y no traía pasajeros de pie, por lo cual todos podían ver perfectamente a los payasos, vestidos con ropas de colores chillantes y maquillados para la ocasión, prometían un show bastante decente y los pasajeros se aprestaron a pasar un rato muy agradable.

Continuar Leyendo