2012

Mitos falsos sobre AMLO


Vía: El Vago de farmacia

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Cereshanti


2011

Un Mitote Platónico

Era un día de verano como cualquier otro en una ciudad que vive de prisa. En plena armonía con el vaivén de la vida entre tranquilamente al lobby de mi edificio. Una cara nueva me sonrió automáticamente, era un muchacho (de unos 25) con trabajo temporal. Le sonreí entre dientes, mi saludo fue fugaz. Sin darle mucha importancia, cruce el lobby rumbo al elevador.

Continuaban los días de calor y el chico seguía trabajando en el edificio, barriendo o aspirando, siempre se veía ocupado y concentrado. Era muy guapo, de espaldas estudiaba su anatomía discretamente pero de frente mi saludo seguía siendo fugaz y a veces frio. Nunca me han alborotado fácilmente pero no podía negar que me inquietaba su presencia y me distraía su mirada.

En una ocasión, entre de prisa al elevador y él estaba allí embarrado en una de las esquinas. Titubee para para entrar y una vez que lo logre olvidé presionar el botón para el piso 10. Él se acercó al panel a presionar el botón por mí. El tiempo se detuvo, mi ascenso al piso 10 nunca había sido eterno! Esa presencia era obvia (el silencio era cruel, a mis espaldas casi podía escuchar su respiración) y me invadía el pavor. Fue un error voltear hacia atrás, cuando coincidí con su mirada sentí un color profundo, sofocante, todos mis sentidos estaban confundidos. Creí que su mirada comunicaba un “may I f*ck you, please?” Acaso lo imagine? Dios, que se esto; alguna prueba? El silencio continuaba, la tensión en ese elevador se podía martillar y taladrar. Implore que se abrieran las puertas YA. Necesitaba urgentemente respirar sensatez y cordura.

Finalmente se escucha el timbre que marca mi partida y como pude arrastré mi voluntad y mi dignidad fuera del elevador. Los malos pensamientos me hicieron compañía el resto del día. Esa noche, a mi esposo le fue muy bien en la cama.

Al día siguiente nos fuimos de vacaciones y nunca más lo volví a ver. Nunca supe su nombre.

Una inesperada experiencia platónica. No la busque, me encontró! Mi esposo y mis hijos se merecen todo mi respeto. Por mi parte, sigo libre de pecado y sin cola que me pise.

Cortesía de La_Muy_Anonima


2011

Mitos y Verdades sobre la Vasectomía

Antes de entrar en detalle sobre los mitos y las verdades de la vasectomía conozcamos su definición:

La vasectomía consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes. Como consecuencia, en poco tiempo el semen eyaculado no contiene espermatozoides. Es un método de control natal que, aunque puede ser reversible en algunos casos, generalmente es permanente.

Mitos y Verdades

1. La vasectomía hace lucir más grandes tus testículos ¿Cierto o falso?
R. Falso, solo crees que tienes unos huevotes porque te atreviste, pero es cierto que al día siguiente sientes que te llegan a las rodillas.

2. Una vez terminada la operación, sales caminando ¿Cierto o falso?
R. Cierto, sales caminando, pero llegas a casa gateando cuando pasa la anestesia.

3. La vasectomía es una operación sin dolor ¿Cierto o falso?
R. Cierto, la operación no duele, pero la anestesia que te inyectan directo en los huevos es una tortura.

4. La vasectomía te hace ver más joven ¿Cierto o falso?
R. Cierto, después de que te rasuraron bien los huevos, te verás como lucías en tercer curso.

5. La vasectomía se realiza con una pequeña incisión en los testículos ¿Cierto o falso?
R. Falso, se hace en un punto que los estudiosos conocen como “nies”, porque nies un huevo, nies culo, nies la pistola, nies nada.

6. Después de la vasectomía, el miembro podría decirse que adquiere básicamente un aspecto similar a Barney ¿Cierto o falso?
R. Cierto, la cabecita se queda morada por tanto frío que hace en la sala de operaciones.

7. El costo de la cirugía es muy bajo ¿Cierto o falso?
R. Falso, a pesar de que es una cirugía gratuita, en realidad te cuesta un huevo.

8. Despúes de la cirugía te dicen el “Nutrasweet” o “Dulcoryl” ¿Cierto o falso?
R. Cierto, porque endulzas pero no engordas.

9. Después de la vasectomía, el hombre es más propenso a los infartos ¿Cierto o falso?
R. Cierto, imagínate que tu esposa sale embarazada.

Vía: brincodeldiablo.com

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.