2012

Guía práctica para sobrevivir al fin del mundo

La voz del pueblo es voz de dios, así que como todos sabemos el mundo se va a acabar, si no entienden que quiere decir esto, significa que nos va a cargar la chingada.

Y no es la primera vez que ocurre, sucede que de repente dios se levanta de buen humor y en su infinita bondad nos da en la madre. Un día dice “pos vamos a diluviar” y ¡zas! ahóguense todos, otro día lluvia de fuego a un pueblo y el que quiera tomar foto pal feis se convierte en estatua de sal, luego un terremoto pa´ que no se anden con cosas de incrédulos, total que dios al igual que los cocodrilos, no se anda con mamadas y si te agarra tirria, pues golpe avisa.

Así, tras años de investigación científica y de una consulta de la Atalaya, descubrí las posibles formas en que nuestro señor terminaría con el mundo y me di a la tarea de realizar una guía, que espero les sea útil.

Primero tienen que ubicar su debilidad, la suya, no la de dios.

Por ejemplo si vives en la costa, digamos del paralelo 28 hacia abajo (donde el agua de mar es calientita) es seguro que diosito te quiera aplicar un huracán; pero si vives en zona sísmica, zona de inundaciones, tornados o tsunamis, hay que tomar otras precauciones.

Debes de tener una maletita con las cosas más importantes, algunas personas se dan a la tarea de guardar un radio, baterías, un botiquín, latas de comida, agua potable, y los documentos importantes de toda la familia, así como una agenda telefónica de los hospitales, la maletita (impermeable) la ponen en un lugar seguro y a la mano. Yo recomiendo hacer la maleta con los siguientes objetos: condones, las revistas porno de colección, algunas botellas de licor y unas botanas, ¡ah! el radio pa´ la música también es buena idea y la agenda telefónica de las personas que te gustaría repoblar la tierra)

Si vives en zona de huracanes, solo se trata de estar alerta a los noticieros, tomar las precauciones necesarias y hacer caso a las recomendaciones de protección civil, nada de hacerse el macho y “me quedo a cuidar la casa”, miren que el huracán no dice: “¡ay güey! aquí vive un tipo bien macho, mejor cambio el rumbo”.


Continuar Leyendo


2012

Gangnam Style ¿Himno del fin del mundo?

Desde hace unos días, diversos “sitios” de Internet vinculan la canción a una profecía que Nostradamus hizo allá por el 1555. Por si fuera poco, el Gangnam Style o “baile del caballito” también está ligado a la fecha que los mayas dieron para el apocalipsis: el 21 de diciembre. ¿Casualidad? O solo supersticiones, el kpop ya se conocía desde hace años (o en este caso jóvenes ya lo conocíamos) y desde que este video viral ha contagiado de risas y baile a todo el mundo ven el Kpop como algo maravilloso y otros como algo apocalíptico. ¡Hazme el chingado favor!

Nostradamus escribió en su obra “Las verdaderas centurias astrológicas y profecías” la siguiente frase:

“From the calm morning, the end will come when of the dancing horse the number of circles will be 9″

O lo qué es lo mismo:

“En la mañana calmada, llegará el fin, cuando el caballo danzante haga 9 círculos”.

¿Y cuántos ceros tiene un billón? ¡9 ceros! Los 9 círculos de los que habla Nostradamus, en el día que predijeron los mayas. ¡Hazme el rechingado favor!

Lo del “caballo danzante” ha llevado a algunos internautas a ver el Gangnam Style como señal inequívoca del fin del mundo.

Según estas palabras, el fin del mundo llegaría cuando Gangnam Style consiga que su video musical en YouTube alcance el billón de reproducciones para el 21 de diciembre.


Continuar Leyendo


2011

El mundo se va a acabar, neta.

No necesito tener poderes psíquicos, ni amigos extraterrestres o tener una línea directa con Dios, su hijo Chuy INRI ni con la “palomita buena onda” para poder afirmarlo. Ni si quiera tengo que tener estudios de teología ni de geología ni matemáticas ni nada de nada para poder afirmarles en este momento que el mundo se va a acabar.

Así es queridos lectores, se que esta noticia los acaba de dejar en estado de shock y pánico total. Algunos hasta pensaríamos en construir nuestra arca para irnos con un par de cada una.


Liga directa: youtube.com
Video cortesía de juliusoctavius

Muchos se preguntaran como pasara, donde va a temblar o cuando llegara el diluvio. Pero nada de eso, es mas, si abren bien los ojos se darán cuenta que desde hace tiempo ya estamos en pleno Apocalipsis y no es culpa de nadie mas que de nosotros mismos. La humanidad, yo, tú, vos, él, nosotros, vosotros, ellos, ustedes, todos nos estamos acabando el mundo.

Pensemos un poco de cada una de las actividades que hiciste hoy antes de llegar a la computadora (o móvil) donde ahora lees esta pinche entrada.

Piensa en lo que comiste y de todo los recursos naturales que terminaron en tu boca. Todos los animales que consumiste y que están siendo criados en exceso y defecando metano que ya le da en la madre al ozono. Quizás comiste “yerbitas” que están creciendo en exceso y que cada vez tienen mas químicos que afectan la tierra donde están creciendo.

Piensa en toda la basura que generaste el día de hoy. Desde el jabón con el que te bañaste y se fue con tu mugre por la coladera ¿a dónde fue a parar? De la bolsita de plastico donde venia tu pan dulce y que termino en algún bote de basura que probablemente ira a otro bote gigantesco en algún terreno vacío donde ni tu ni yo lo veremos y como no lo vemos…. No hay pedo.


Continuar Leyendo


2011

Letras ajenas para compartir. Diarios del Fin del mundo. Colectivo.

Que poco decoro sería que el fin del mundo me agarrará en un ataque diarreico.

Se han preguntado como será el fin del mundo, o el fin propio, uno aleja eso pensamientos enseguida, a nadie le gusta pensar que hay que morir, menos aún que el mundo se va a acabar, pero dejando ese temor racional de lado, se imaginan como sería el fin del mundo y en que situación estaríamos. Si se acaba el mundo a nadie le importa la situación, es decir ¿Quién carajo quedará para reír al contar la anécdota?

Quizá llegará el fin mientras un adolescente, que recién descubre el efecto del hervidero hormonal, espía a la vecina, esa de prodigiosas asentaderas, o tal vez mientras un desvalido pintor se pregunta porque el mundo esta tan callado, ¿y los amantes? Si el fin tiene aviso con quien se decidirá el bígamo a pasar su últimos días? Los astronautas verían el fin desde el espacio y ¿Qué harían?

Si el fin tuviera aviso ¿abrazarías al vendedor de paletas de chocolate?, ese tu eterno enemigo.

Si tuviera aviso, uno podría escoger una cómoda o cuando menos resignada posición, y no andar en una compañía de soldados viéndolos morir de a poco, ni dejaría solos a los niños, al contrario uno se quedaría con la familia, cuidando de ellos hasta el final, cuidándolos hasta del sufrimiento, ahorrarles la agonía y en una solitaria reflexión olvidarse de los dilemas de la eutanasia.

Diarios del fin del mundo, es un esfuerzo editorial colectivo, en el que, a través de veintinueve cuentos cortos, conocemos en que situación estaba cada uno de los protagonistas, cada cuento es un diario, es escritor no es sino el personaje principal, el último testigo de un mundo que se va derruyendo.

Yo en quede pensando en el poco decoro que tengo en mi quehacer diario, habrá que hacer algo para que el fin del mundo me tome en una forma gallarda aunque no halla nadie después para contarlo.

El libro lo pueden comprar aquí

El colectivo que participo en el texto, tiene treinta libros de obsequio para los primeros treinta lectores que nos platiquen como se imaginan el fin del mundo. La condición es la siguiente: respeto y seriedad. Los ganadores serán los primero treinta comentarios que en al menos cinco renglones nos platiquen como se imaginan el fin del mundo. El Chilakil se pondrá en contacto con ustedes vía correo para que le proporcionen la dirección a donde habrá de llegarles el libro. El libro les será enviado por Gustavo Caballero al domicilio que mediante correo nos indiquen. Al enviar su comentario deberán registrar un correo al que les podamos pedir la información, si el correo no esta activo este día, el libro se otorgará a otro participante. Solo serán enviados a culaquier parte de la republica o el vecino país del norte, gracias al patrocinio de Gustavo Caballero y El Chilakil, respectivamente.