2015

¿Mala Fama de los Mexicanos?

reloj_mexicano¿Cómo nos perciben en el extranjero?

He conocido ámbitos en la industria y los negocios, que me han permitido ver que cuando trabajan profesionistas gringos y mexicanos en igualdad de condiciones, no hay diferencia en las capacidades. Incluso en varios ámbitos cuando comparas obreros vs obreros, ingenieros vs. ingenieros, especialistas Sr. (seniors) vs especialistas Sr. mexicanos. a todos los niveles nos damos un “¿quién vive?” contra quien nos pongan enfrente en términos de capacidades de operación, administración, entendimiento, planeación de proyectos, desarrollo y ejecución. Sin embargo, la poca experiencia que tengo ha sucedido en compañías internacionales, transnacionales. Extranjeras pues, que se ubican aquí en nuestro territorio. ¿Qué de especial tiene esto? que el trabajo de los mexicanos en esas compañías es desarrollando generalmente un proyecto específico definitivo en el extranjero. Aún así hay muchos mexicanos que se salen del molde y comienzan a crear nuevas ideas y a esos, se los llevan de inmediato para posiciones de dirección en adelante. Un gran problema inicia cuando se trata de “niveles bajos”. Tipos mandos medios para abajo y ni se diga de mexicanos que no tienen una gran formación académica y de valores. Son estos un gran caldo de cultivo para la informalidad en el trabajo o actividades de generación de recursos ilícitos.

Por el lado pasional, calienta la sangre cuando lees a personas como la escritora Ann Coulter, que dice en su libro “Adios, America!: The left’s plan to turn our country into a Third World hellhole” (cito) -“los inmigrantes son más peligrosos que ISIS (el Estado Islámico de Iraq y Siria)”. “Tengo un consejo: si no quieres morir a manos de ISIS, no vayas a Siria, (pero) si no quieres morir a manos de un mexicano, no hay nada que pueda decirte”.

reporteindigo.com

Continuar Leyendo


2014

¡Hala Chicharito, Hala Negocios, Hala Madrid!

real-madrid-florentino-perez-negocios-mexico-pemex Sí, efectivamente, todo son negocios. El Presidente del Club de Fútbol, Real Madrid, Florentino Pérez, es también dueño de empresas consentidas por el gobierno mexicano, desde el sexenio de Felipe Calderón. La nueva “estrellita” del fútbol mexicano, para formar parte de la plantilla de los blancos. Y uno se pregunta “¿qué? ¿cómo? ¿por qué?, si el muchachito es un “tronco”.

La respuesta es sencilla, todos son negocios. Pero no se trata de vender playeras o ver por televisión los juegos del Real Madrid. Se trata de los negocios personales de Florentino Pérez en México a través de su empresa ACS. Recientemente el gobierno de México entrego jugos contratos a las empresas del tío Flore.

Se acaba de adjudicar un contrato de 432 millones de euros al grupo empresarial ACS para la construcción de cuatro nuevas plantas de tratamiento de aguas y contratos de PEMEX para la modernización de cinco plantas hidrodesulfuradoras de diésel. La alianza del grupo empresarial español se ha fortalecido con el gobierno de Peña Nieto y es uno de los contratistas fundamentales para los proyectos de PEMEX en Tula, Hidalgo. El contrato otorgado a las empresas de Florentino Pérez se da apenas tres meses después de que Peña Nieto se reuniera con el presidente del Real Madrid en España.

Desde que ASC y Florentino Pérez hacen negocios en México ha recibido contratos billonarios cuyo valor asciende al propio valor de mercado del Real Madrid. Pero los negocios del tío Flore no se limitan a México, en Colombia el grupo ACS quiere construir y administrar durante 25 años una nueva autopista, un proyecto con un valor de 700 millones de euros. ¿Adivinen a que jugador colombiano acaba de contratar el Madrid? James Rodriguez.

Así las cosas, la reconquista gachupina en todos los sectores de la economía mexicana y estos políticos mexicanos entregando todo muy gustosos. Dos ideas para finalizar:

-¿No nos saldría más barato comprar al Real Madrid?

-¿Quiénes son los socios de las empresas de Florentino y de todas esas otras empresas españolas haciendo negocios de lo lindo en México durante este gobierno?

Continuar Leyendo


2014

Lecciones sobre negocios a través de un relato

Espero que les sean de utilidad.

robo_ladron

Un ladrón entró al banco gritando a todos:
“Que nadie se mueva, el dinero no es de ustedes, su vida en cambio les pertenece”.
Todos en el banco, en silencio y lentamente se tiraron al piso.
A esto se llama “Conceptos para cambiar mentalidades – Cambia la manera convencional de pensar en el mundo”.

En eso, una mujer se acostó provocativamente en uno de los escritorios, pero el ladrón le gritó:
“Por favor, compórtese, ¡se trata de un robo, no de una violación!”

Esto se llama “Ser profesional — ¡Enfócate en lo que estás especializado en hacer!

Mientras los ladrones escapaban, el ladrón más joven (con una especialidad MBA) le dijo al ladrón viejo (que apenas terminó la primaria)

.-“Oye viejo, contemos cuánto es”, el ladrón viejo evidentemente enojado le replicó:

.-“No seas estúpido, es mucho dinero para contarlo, esperemos a que en las noticias nos digan cuánto perdió el banco”.
A esto se llama “Experiencia” — hoy en día la experiencia es más importante que un papel de una institución académica.

Continuar Leyendo


2012

De vender aguas frescas

En la mayoría de los programas gabachos para niños hay un lugar común que llegan a tocar en algún momento: el niño pone un negocio de limonada (“agua fresca “de limón) para ganar dinero. Cada ejemplo pone su variación: Bart Simpson vende la cerveza de Homero, Timmy Turner vende “limonada mágica”, Phineas y Ferb abren una cadena de limonadas, etc, etc. (se nota que veo demasiadas dibujos animados). Pero la mayoría de estos casos termina con los protagonistas adquiriendo dinero a través de su comercio y su esfuerzo. Inclusive en “The apprentice” usaron este concepto: la primera misión de los equipos fue poner un puesto de limonada y ver quien ganaba más dinero. Lo cual da la lección de que trabajo y un producto adecuado lleva a dar dinero para quien se aplica al negocio.

En México tenemos al “Chavo animado” con su episodio “Las Aguas Frescas”, donde el Chavo tiene la idea de poner un puesto de aguas frescas para ganar dinero. Lo interesante es el planteamiento y resultado de la historia, pues las cosas empiezan a salir mal desde el principio, junto con pequeñas lecciones implícitas: en la introducción, el primer cliente, Kiko, desespera al chavo pidiendo agua de piña continuamente (“tengo agua de limón, jamaica y tamarindo, ¿de qué quieres?”, “de piña”) y por un error, Kiko termina tomando agua sucia. ¿Lección?: el cliente es desesperante y tonto la mayoría del tiempo aunque puede ser una fuente de dinero.

En el siguiente acto viene un cambio de locación, donde ante la falta de ventas el Chavo empieza a extorsionar a Don Ramón y al señor Barriga con su producto: le vende aguas a don Ramón para que no le diga dónde al señor Barriga donde se esconde (“esto se llama chantaje”, “no, se llama jamaica”) y al señor Barriga se las vende prometiéndole con cada compra decirle donde está don Ramón. Aquí la lección es más compleja: si tienes la oportunidad de ganar dinero no éticamente con tu negocio aprovecha la oportunidad, al fin y el cabo es dinero. En la conclusión, el Chavo se encuentra reflexivo sin su puesto de aguas, y al preguntársele porque lo perdió solo dice “porque siempre que alguien tiene un buen negocio, llega un abusón que te lo quita”, pasando a ver a don Ramón con el puesto del chavo, creo que la lección se explica por sí misma. La historia es básicamente un recuento de un capítulo del chavo producido en 1977, donde curiosamente la lección de la conclusión está ausente.

Se dice que somos las historias que nos contamos o que el lugar en que vivimos crea las historias que nos contamos, por lo que creo conveniente comparar el trasfondo de las historias: en el caso norteamericano la historia es simple, con esfuerzo y un producto se puede hacer dinero; en el mexicano la historia es más compleja, poner un negocio implica muchas dificultades y no necesariamente significa que se vaya a ganar dinero.

Cortesía de lugobu