2014

Finísimas formas de decir que hoy toca echar pasión

tirar_pataPor azares del destino, y la neta por no tener mucha chamba en el trabajo, cae en este articulo que leí hace como un año en chilango.com. La cosa es que además de ser bastante naco es muy divertido y quizás muy educativo para aquellos que todavía no saben como decir de finísima manera que es hora de echar pasión.

Vamos a meterle el muñequito a la rosca

No necesitamos que sea 6 de enero para darte tu regalote. Esta metáfora además de festiva y culinaria, tiene un dejo de viejos tiempos que nos recuerda cuando éramos callados, tímidos e inocente teníamos la mirada.

Te voy a checar el aceite

Porque todos traemos un mecánico dentro (algunos más adentro que otros), esta expresión hace una referencia a los fluidos que se remueven durante el acto sexual. Recordemos que el nivel de aceite se mide con la “bayoneta”. Bienvenidos a sus clases de mecánica, chilangos.

Vamos a ponerle carnita al tamal

El tamal, además de formar parte de la dieta de todo chilango que se respete (aún más básica si es es chilango godínez) es también una manera de decirle al cabús. “Qué tamalote te cargas” es una hermosa frase de conquista que envidiarían los mismísimos Neruda y Shakespeare.

¿Tons qué, te gratino el mollete?

Seguimos metiéndonos hasta la cocina. El mollete, ese delicioso alimento consistente en un bolillo partido y con frijoles embarrados (provecho) sabe mejor si se le derrite quesito encima. Es de albur de kínder saber que todo nombre de lácteo puede ser usado como arma lingüística: lechita, requesón, el queso babas. ¡A cenar, traen cara de hambre!

Vamos a matar la rata a palos

Seguro ésta es la que aplica Lucerito cuando anda querendona. También conocida como “matar el oso a puñaladas”, es una manera de decir que vamos a someter a un animal peludo a una tortura infringida por un objeto contundente (el palo) o filoso (el puñal). Tranquilos camaradas de PETA, es la pura frase.

Continuar Leyendo


2013

Chiste de viernes – Un marido sin control

espososLa señora, medio dormida en su cama, escucha cuando llega su marido del trabajo y siente como él la acaricia suavemente, casi de manera furtiva, como recorriendo suavemente la periferia de su cuerpo. Ella siente cómo su cuerpo reacciona inmediatamente a las caricias. El marido toma sus manos y las recoge, mete una de sus manos por su espalda y llega atrevidamente hasta sus redondeces.

En este momento, la señora está que arde, jadeante y deseosa. Entonces, sus piernas son abruptamente levantadas. La mujer siente que la pasión perdida por años ha regresado y le encanta sentir cómo su hombre apoya sobre ella todo su peso. La enerva sentir en su nuca el aliento calido de su marido. Ella se prepara, levanta las caderas; separa y flexiona sus piernas y se dispone a ser tomada, cuando de pronto su marido suelta sus piernas, gira sobre sí mismo y se acomoda en su lado de la cama.

La mujer, asombrada y respirando hondamente pregunta: “¿Qué pasó?”

Él responde: “Ya.”

“¿Ya qué, grandísimo cabrón?”

“Ya duérmete, mi cielo. Ya encontré el control remoto.” ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Jesuskaoz


2012

Mandorla

Me dijeron que regresabas. Sinceramente no lo tom muy bien, varias veces rechac la idea de volver a verte aun cuando eras t la que propona el encuentro slo quiero verte, por lo menos dame quince minutos, te escuchaba decir por telfono mientras yo, parco e indiferente, acomodaba cualquier pila de papeles a la mano los cuales sin problema pudieron haber permanecido ah por 10 aos ms. -Pues t dirs, pero sabes qu? tengo qu colgar, si quieres lo platicamos ms tarde- era mi fra respuesta. Cualquier pretexto era conveniente para finalizar las conversaciones hasta que al fin, un da mi telfono dej de recibir tus llamadas. No las extra.

Te vi un par de veces antes de que volvieras y todo fue cordialidad. Nos saludamos amablemente, remos, compartimos un par de cervezas con los amigos. Debo aceptar que de vez en vez te miraba de reojo, mi ego se inflamaba al recordar que tal belleza lleg a temblar entre mis brazos. Mi mente era asaltada por los recuerdos de aquellas tardes, encuentros fortuitos en que tus morenas y suaves piernas se enredaban en mi cuerpo mientras me mirabas fijamente, retadora, deliciosa. La mano de mi novia me devolva a la realidad al tocar suavemente mi mejilla.

Me dijeron que regresabas y la verdad mi sensacin fue de hartazgo. Aquello fue temporal, fugaz segn yo. Viv el momento de manera intensa porque no se repetira. A costa tuya aliment mis instintos ms primarios, me desfogu, me llen y me vaci. Tus constantes llamadas y tus textos comprometedores terminaron por convencerme de que lo mejor era dejar de verte. De manera inteligente interpretaste las seales y te fuiste

pero regresaste. Para qu? Cuando cruzaste aquel umbral de madera el aroma de tu cabello me sobrepas. Le di el golpe. Tu figura me desarm como la primera vez. Avanzaste hacia m y tu abrazo me quem. Abarcando fcilmente tu cintura slo atin a pensar: Bueno, ya ests aqu disfrutemos pues. Pendejo.

Al estar juntos otra vez no tard en volver a las plticas banales y a las bromitas tontas, de esas que te arrancan una sonrisa de complicidad. Pa ir calentando motores pens- y de paso medir el terreno. Reas como antes, hablabas como antes, tus cejas tupidas y rebeldes eran las mismas y tu gesto serio de concentracin era el mismo que yo recordaba.

Continuar Leyendo


2011

10 Alimentos Afrodisíacos

Ciertos alimentos nos ayudan a estimular el deseo sexual gracias a sus ingredientes. Estos alimentos, tales como frutas, bebidas, especias, postres, etc, son llamados afrodisíacos…

De forma general, un afrodisíaco es cualquier sustancia que en teoría enciende la pasión y aumenta el apetito sexual. El término deriva de la diosa griega Afrodita (Venus para los romanos), quien está relacionada con el amor, la fecundidad y la energía primaveral.

Algunos creen que el mejor afrodisíaco para el ser humano es la mente, herramienta que sin duda puede generar el mejor placer sexual; sin embargo, no todos se conforman con tales afirmaciones y prefieren estimular sus sentidos (vista, tacto, olfato y oído) con alimentos que “tienen” propiedades capaces de incrementar la libido y a la vez servir de juego erótico.

Por eso, aqui les dejamos una lista de los top 10 alimentos afrodisíacos:

10. Espárragos
Puedes comerlos hervidos o al vapor con un aderezo de mostaza dulce.

9. Almendras
Han sido un símbolo de fertilidad a lo largo de la historia. Te sugerimos servir de postre un pedazo de turrón o de mazapán en esa cena especial.

8. Rúcula
Es un ingrediente popular de la cocina moderna, muy común en las ensaladas, con el queso parmesano y con los frutos secos y la pasta.

7. Aguacate
Su nombre viene de “ahuacuatl” que significa “árbol del testículo”. Te recomendamos una ensalada de aguacate con pimienta negra y vinagre balsámico para acompañar carnes y pollo.

6. Plátanos
Estos frutos son ricos en potasio y vitamina B, necesaria para la producción hormonal sexual.

Continuar Leyendo