2011

Yo no quiero ser jefe… yo quiero ser patron

Mi jefe llego a las carreras a eso de las 6 de la tarde, venia de un largo viaje al interior del Estado y tenía que reportarse al Palacio Estatal con su Jefe.

“Esto no es vida”, me dijo, “nunca te consigas un trabajo así, no vas a tener vida”, a lo que le conteste “yo no quiero ser jefe, yo quiero ser patrón” y como casi siempre solo ignoró mi comentario.

Y es que no importa si es trabajo de gobierno o de empresa privada, ser jefe no te garantiza el poder hacer y deshacer lo que se te pegue la gana, siempre hay alguien mas arriba de ti que si se le ocurre te va a hacer la vida de cuadritos. Y si se trata de la bendita burocracia te va tantito peor, por que siempre habrá alguien arriba de ti con quien se vayan a quejar de que no atendiste primero a fulanita o sotanita que resulto ser hijo(a), mama, papa, nieto(a), amigo(a), vecino(a), vieja, viejo, amante o mayate de alguien “mas importante que tu” o que simplemente es líder (esa) de colonia, pueblo o ejido y si no la atiendes te va a aventar ala gente a la que “de todo corazón y sin ningún lucro” le hace el favor de gestionar su trámite. Y eso sin tomar en cuenta a los que están abajo de ti tirandote mierda para ocupar tu “maravilloso y privilegiado” puesto, por que claro esta, cualquier hijo de vecino puede hacer el trabajo mejor que tu.

Si la gente se dedicara a hacer su trabajo la mitad de la mitad de la mitad del tiempo que se la pasa tirando veneno, México seria un país rico. Por eso yo no aspiro a ser jefe de nada, yo quiero ser patrón de mi propio negocio, administrar mi propio tiempo y contratar gente mas inteligente que yo para hacerme ganar dinero. Para que así, el dia de mañana que yo sea rico e influyente me vaya a quejar con mi amigo el Gobernador del que invertí dinero para su campaña de que un mentecato lacayo suyo no me quiso atender primero en la fila, háganme el chingado favor.. ¿o no?… #Hedicho

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Friday