2013

Cartita a Santa Claus por Paulina Peña

santa_Pau_pena

Querido Santa:
Disculpa la molestia, te escribo a ti porque los Reyes Magos se me figuran medio naquitos, eso de andar montados en tamaño animalotes cruzando el desierto y sin aire acondicionado los ha de dejar oliendo como maestros de la CNTE… ¡Guácala!

En cambio tú eres bien fashion y elegante. Amo tus enormes barbas, amo que odies la dieta, amo tus venaditos voladores, ¡te amo todo, nunca cambies gordito colorado!

Este año me he portado bien. No llamé ‘pendejos’ a la prole envidiosa como te lo prometí el año pasado. Eso lo aprendí del Teletón: a no burlarme de los defectos de los demás y a tratar de ayudarlos aunque sea con un pesito.

Un día le pregunte a papi: ¿De dónde sale tanto pendejo, papi?
—De las escuelas gratuitas, m’hijita hermosa. –me respondió papi. -Por eso vamos a quitarles la Enseñanza Gratuita y que paguen bien si quiere aprender bien.
— ¡Ay papi… qué lindo! ¡Gracias por quitarles lo pendejo!-le dije dando brinquitos de lo emocionada que estaba.

Continuar Leyendo


2012

Si andas ardida, mejor ponte cremita – La neta del desmoder de la Ibero

¿Quieren que les cuente un cuento, chamacos chamagosos?. Pues ahi les va la verdadera historia del pediux que le hicieron en la Ibero al Copetes Peña Nieto.

Y esta es la verdadera historia escuincles hijos de mi vasectomía, no la que les andan contando por atrás del fesibuc y del tuiter. Y que conste que a mi me valentin elizalde el Copetes Peña Nieto yo nomás vengo a limpiarles las chinguiñas del cerebro por lo menos para que sepan donde empezó todo el desmoder que andan haciendo la escuinclada alborotada.

Resulta que la Paulinita Peña Pretelini, si la nena esa de los proles, estuvo en el mismo cole que una tal Moniquita Villafaña, bebita de un gachupín dueño de una cadena de viñatas. Desde aquellos añitos las nenas eran de esas que se la pasan en pleitillos pendejos de si mi casa en Cancún es mejor que la tuya en Miami o si la última cirugía dejó a mi mami masa buenota que la tuya o si mi papi es mas buena onda que el tuyo, y demas pendejaditas de esas de riquillas buenas para nada.

Pero lo que más bronqueaban las nenas eran los galanes. Ora la Pau le bajaba el suyo a la Monis o la Monis le ganaba el rorro recién llegado a la Pauli. Y asi se llevaban las nenas haciendo sus pediquiures cada tercer dia.

Hasta que un dia ¿que creen que pasó mocosos piojosos? pues que los niveles de hormonas se les subieron a las ambas dos y la discusión por alguna pendejadita de niñas ricas y pirrurris se puso caliente, enotnces que la Pauli se acuerda que es la princesa heredera y prau-prau-prau que se lo restriega en la cara a la Monis, que por muy fregón que sea su papacito pues no se compara con el mero mero preciso del paìs.

Continuar Leyendo