2012

Peregrinos

Hola mi estimados lectores realmente esta es la primera vez que escribo en este blog.

La cosa es la siguiente, yo vivo cerca de la basílica de Guadalupe acá en el Defectuoso y cada año desde que llegue a vivir aquí (5 años) me topo con las famosas peregrinaciones del 12 de diciembre.

Lejos de molestarme realmente me son fascinantes. Yo soy ateo no creo en la virgen, ni dios, ni ala, ni buda ni nada de nada, pero realmente me es fascinante ver la devoción con la que mucha gente. Llegan de rodillas sin poder dar un paso mas a gatas con pesadas imágenes en la espalda en bicicleta, a patín con altares, con gran cantidad de cosas que para mi no pasa de ser simple fanatismo.

Pero la razón por la que decidí escribir en este blog fue por las siguientes HCFV´s.

El primer HCFV es que estos compadres amantes de la virgen se toman toda la zona como su campamento valiéndoles pa’ pura madre si es tu casa, tu patio, tu entrada… todo y cuando uno les pide que se quiten parece que les mentaste a la virgen porque se van en bola contra ti, y es neto. Vivo sobre Calz. de Guadalupe hace como 2 años unos compadres y ellos decidieron acampar frente a mi casa. Pensé “ok no hay pex total una noche nada me quita” pero grave fue mi error al no pedirles que se pusieran en otro lado o que respetaran mi entrada en la mañana no podía salir de mi casa. Pusieron carpas lonas y amarraron cuanto pudieron en mi reja de tal suerte que mi puerta estaba bloqueada. Les pedí que movieran sus casa de campaña para liberar mi paso y me dijeron que no y que si quería que se movieran tendría que hacerlo yo con ellos dentro. Total como no tenia tiempo para pelearme dado que ya iba tarde para mi trabajo, me brinque a la casa del vecino para salir por ahí. El problema fue cuando regrese del trabajo. Del metro Hidalgo tarde cerca de 2 horas en llegar a la metro basílica porque en los trenes del metro en esa dirección ni un pedo entraba. Además, la estación basílica estaba cerrada lo que provoco que me bajara antes para poder caminar a mi domicilio y repetir la proeza de bríncame la barda atraes de la casa de mi vecino. Después de que le cantaran las mañanitas a la virgen se pusieron bien pedos y terminaron por romperme la reja, dado que un peregrino se subió y como le gusto llamo a toda su raza y pues me derribaron la reja. Claro que cuando les reclame casi me matan a mentadas de madre y mejor lo deje por la paz.


Continuar Leyendo