2014

Compran estufa en catorce pesos

pareja-compra-estufa-14-pesos Ahora compran estufa en 13.99 pesos por error en etiqueta en una mueblería de Ciudad Juárez, Chihuahua. Este el segundo caso que vemos en pocas semanas donde un error en el etiquetado de productos provoca que la Profeco intervenga en favor de los consumidores. El mes pasado la Profeco intervino en favor de un consumidor que denuncio a Bodega Aurrera que en un principio se rehusó a vender una televisión de pantalla plana en 70 centavos tras un error en el etiquetado del producto.

En esta ocasión una pareja que buscaba adquirir algunos productos en una mueblería en el Rio Grande Mall de Ciudad Juárez se dio cuenta que varios muebles y electrodomésticos estaban etiquetados incorrectamente con precios de 13.99 y 14.99 pesos. Obviamente que los precios reales eran de 13,999 y 14,999 pesos.

La pareja decidió tomarle unas fotos a los productos mal etiquetados y procedió a las cajas para pagar los 13.99 pesos que la etiqueta como el precio de una estufa. La cajera les dijo que estaban locos y que se trataba de un error en la etiqueta. La pareja dijo que habían pedido hablar con el gerente para que les respetaran el precio, pero éste no les resolvió nada. Sólo les dijo que en lugar de la coma en el precio, le habían puesto el punto, pero que la estufa costaba 13 mil 999.

Como el gerente de la tienda no pudo resolver la situación, la pareja acudo con las fotografías tomadas en la tienda ante la Profeco para presentar su denuncia El delegado de a Profeco, Gerardo Lara Rendón, acudió a la mueblería para a verificar que se completara el trámite denominado conciliación inmediata, que basado en la Ley Federal de Protección al Consumidor permitió que la pareja adquiriera la estufa por 13.99 pesos.

Obviamente que la pareja se agandallo e hizo valer la ley a su favor. La controversia está servida nuevamente, los consumidores andarán por las tiendas buscando gangas. Las tiendas ahora si van a tener que poner atención al etiquetado de productos. Es muy común ver cosas etiquetadas incorrectamente, algunas veces en detrimento del consumidor. ¿Cuántas veces hemos visto etiquetas con ofertas ficticias? En fin, es bueno que se haga valer la ley, una de cal por las que van de arena.

Via: http://www.frontera.info/

Cortesía de El Cavernario

logo-la-banda


2014

Respuesta a “Compra pantalla de 39 pulgadas por 70 centavos gracias a Profeco”

pantalla_aurrera Escribo en respuesta al reciente post donde un “abusivo” se dio cuenta del error en el precio de la pantalla y se salió con la suya gracias al apoyo del agente de la PROFECO.

La verdad me declaro culpable que yo en su situación hubiera hecho lo mismo. De hecho lo hice una vez a menor escala sin darme cuenta. Un Dock de Sony para Iphone de $400 estaba con un precio de $125, yo creí que era una oferta de ese día por lo que lo tomé y fui directo a pagarlo. En la caja la empleada que me atendió me dijo -Son 400. Yo le comenté que el precio de donde lo tomé decía claramente $125, ella corroboró que eso indicaba y sin tener que llamar a nadie de la Profeco no les quedó de otra mas que venderme el dock y corregir el error.

Pero eso realmente no me molesta ni me quita el sueño por las noches, por que esas tiendas hacen robos hormigas, los invito a que un día que tengan mucha paciencia al momento de surtir su despensa en estas tiendas de autoservicio, Walmart, Aurrera, Chedraui, de verdad se fijen en el precio de cada artículo que avientan al carrito, de ser posible tomen fotos de los precios. Cuando les entreguen el ticket verán muy posiblemente algo que no cuadra. Si el yogurt en el estante decía $6.80 y en su ticker aparece $6.99 seguramente pensarán “Que jodido quien reclame estos centavos” pero es con esos centavos que te están viendo la cara de tonto y ahí si ni quien llame a la Profeco, es por eso que no siento la más mínima antipatía hacia el ciudadano que se llevó su tele gratis.

P.D. Eso si, el que puso mal el precio se las va a ver negras y ni quien lo defienda. En el mejor de los casos que lo corran y no se la cobren.

Cortesía de Rulesvmx

logo-la-banda


2014

Compra pantalla de 39 pulgadas por 70 centavos gracias a Profeco

Este hecho si me hizo decir la tan afamada frase ¡HECF! Un cabron oportunista vio en un letrero de precio en la tienda Aurrera que tenia “un pequeño error”: un punto antes del precio, lo cual le hizo pensar que era un buen momento para alegar que ahí decía .69 centavos en lugar de ser $6990, y aparte apoyándose de la PROFECO (Que en todo está menos en misa) para realizar su gran hazaña.

pantalla_aurrera

Independientemente de la gran marca y la cadena de tiendas, esto, fue un error de dedo de alguno de los empleados, y la tienda no pierde, va a tomar medidas contra esa persona, haciéndola pagar el faltante por su error o definitivamente dándola de baja, cosa que se me hace injusta por que seguimos con el pensamiento estúpido de:

“si te apendejas, te chingo!”, situación que claramente nos tiene jodidos como personas, como ciudadanos de este país, y como humanos que somos, con todo el derecho de tener ese pequeño error. Y si si! ya se que muchos piensan igual que ese wey y van a decir: “…pos’ pa’ que se fije pa’ la otra el pendejo que la cagó…” Pero piensen en las veces que todos hemos tenido errores (por que es normal) y no nos ha cargado la chingada por culpa de personas como estas que son tan abusivas…

Sólo véanle la cara de satisfacción a ese wey, bien feliz con su telesota regalada, pero con el desprecio de todo México por abusivo y muerto de hambre…

pantalla_aurrera2

¡HECF!

Cortesía de TONYPSIQUE

logo-la-banda


2014

Gasolinera te sigue cobrando sin despacharte gasolina

El día de hoy fui a cargar gasolina, a la gasolinera que está en dirección de norte a sur a la altura de las Torres de Satélite en Naucalpan, Estado de México. Había terminado de poner gasolina y la bomba ya se había detenido, no salía más gasolina de la pistola, ¿pero que creen? La máquina seguía marcando como si yo siguiera poniendo gasolina, fue entonces que saque el celular y comencé a grabar.

Yo estimo que como mínimo la maquina contabilizo 40 pesos más en menos de 50 segundos sin que me despacharan una gota adicional de gasolina. ¿Cuánto robaran en cada carga de gasolina?

Claro, que me les puse al brinco y no les pague el total de lo que marcaba la máquina. Les dejo el video para que no carguen gasolina en dicha gasolinera pues seguro los robaran.


Liga Directa: http://youtu.be/HClqGlrm6zU

Esperemos que la PROFECO visite pronto a esta gasolinera que seguramente lleva haciendo esto impunemente durante algún tiempo.

Cortesía del Facebook de Alan

logo-la-banda


2013

Lady Profeco, el recuento de los daños.

lady-profeco Pues después de dos semanas de que sucedió el incidente de Lady Profeco, la Secretaria de la Función Pública ya decidió cesar a cuatro funcionarios de la Profeco, hasta aquí todo bien porque hicieron el procedimiento al vapor y sin los requisitos necesarios, pero y ¿el papá Lady Profeco? A el nada, supongo que porque él tiene influencias más grandes, ¿no?

Y puede ser que él no haya ordenado directamente el operativo en contra del restaurant, sin embargo si la gente opero por órdenes de la Lady no creo que sea por buena gente, a final de cuentas es de suponer que si estos weyes llegaron a hacer un operativo, es por que tenían la autorización implícita de, Humberto Benítez Treviño, padre de la tarada de Lady Profeco y jefe de la dependencia. Eso si el papá ya dijo que “en su mente no ha pasado renunciar” y al parecer tampoco en la mente de la gente que trabaja en la secretaria ha pasado darle cuello aunque sea de manera temporal mientras se investiga porque los inspectores reaccionaron tan pronto a una orden de su hija.

Como siempre las cacas grandes no caen y de alguna manera u otra los culpables son los pendejazos de niveles bajos, como puede hacer la Secretaria de la Función Publica una investigación sobre el proceder dentro de la Profeco si el wey que debería ser el principal sospechoso es el Líder de la dependencia. ¿Si ustedes trabajaran dentro de la Profeco se atreverían a decir algo en contra de jefecito? En fin, la Lady Profeco tiene a su papi y el papi seguro tiene a sus amigos, HECF.

En algún gobierno coherente seguramente este wey ya estaría presentando su renuncia ya sea Voluntaria o por presión de sus jefes… ¿verdad Peña?

La Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que de la investigación que hizo para verificar los hechos en el restaurante Máximo Bistrot, no se desprendieron elementos para proceder en contra del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) Humberto Benítez y sólo suspenderá temporalmente a cuatro funcionarios de la procuraduría.

Continuar Leyendo


2013

Hija del titular de la Profeco manda clausurar restaurante #LadyProfeco

Mientras “la prole” tengamos que hacer filas y filas y esperar fichas para que un asesor de la Profeco nos pueda atender por delitos y ultrajes de las tantas empresas que realmente SÍ se dedican a chingarnos con servicios fantasmas, esta niña hija del titular de a Profeco, Humberto Benítez Treviño, se da el lujo de tronar los dedos y tener a los criados de papá (proles también) cumpliendole sus caprichitos; todo porque la nena fue a un restaurante sin tener reservaciones y no le dieron la mesa que esta lobuki deseaba.

Pero bueno, ya existen las redes sociales y sitios como este, en donde podemos aplicar venganza contra estas situaciones de prepotencia, y demostrar que ya nos tienen hasta la madre! como? Quemandolos!!

profeco-andy-benitez

Chequen la nota:

Molesta e inconforme porque no le dieron una mesa en el momento y lugar que ella deseaba, una hija del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez Treviño, amenazó con cerrar un restaurante y envió a inspectores de esa dependencia para clausurarlo.

En su edición de hoy, el diario Reforma publica que al local, denominado Maximo Bistrot, ubicado en Tonalá 133 de la colonia Roma, llegó la joven acompañada de una amiga sin tener reservación, el viernes pasado, aproximadamente a las 15:00 horas.

Sin embargo, como el negocio estaba lleno, se le pidió a la cliente que esperara para darle una mesa, relató la dueña del restaurante, quien agregó que a la media hora se desocupó una mesa afuera pero tuvieron que asignarla a unos comensales que ya la habían pedido con anterioridad.

La señorita se molestó porque dijo que también quería una mesa afuera, explicó la propietaria.

Se le indicó a la inconforme que se le podía ofrecer una mesa adentro pero la rechazó, luego amenazó con que su padre era el procurador de la Profeco y que mandaría inspectores a clausurar el lugar.

Continuar Leyendo


2008

Historias de extorsión – Z

El siguiente par de colaboraciones llegaron a este blog en cuestión de horas, es una historia más de la delincuencia organizada y desorganizada que esta totalmente fuera de control.

Los Zetas de la PROFECO

Hoy, nos habló por teléfono un hombre diciendo que es enviado del Z14, habló con mi marido y le dijo que si no cooperaba, la lluvia de balas iba a comenzar, este personaje tenía el teléfono de mi casa; y obtuvo de MI el número de celular de mi esposo; sé que no es nada nuevo que un hombre, haciéndose pasar por Zeta, te extorsione; aquí, la novedad, es la forma en que este hombre me abordó.

Unas cuantas horas antes de la llamada amenazadora al celular de mi esposo, yo contesté el teléfono de mi casa y me respondió del otro lado, un señor que me dijo: “Soy Antonio Morales de la Peña”, de la PROFECO, y estoy buscando a su esposo; yo le dije que no se encontraba, que estaba en otra ciudad, muy cercana a donde yo radico. El me dijo que tenía asuntos urgentes que tratar con él, me preguntó la hora en que lo podía encontrar en la casa, y me pidió su celular. Debido a que nosotros tenemos negocios y que en los últimos meses hemos estado tratando asuntos vinculados a ellos con la PROFECO, el señor obtuvo de mí la información que me pidió; básicamente fue mi nombre, el teléfono celular de mi marido y una hora a la cual volver a llamar. Cuando colgué el teléfono, nunca me imaginé lo que se vendría.

Más o menos una hora después, mi esposo llegó a mi casa y por la expresión de su cara le pregunté si pasaba algo; me contó que le había hablado una de nuestras empleadas diciéndole que había recibido una llamada al negocio: un señor que se identificó como “ANTONIO MORALES DE LA PEÑA”, había preguntado por mi esposo; la empleada tiene ordenes de no dar ningún dato de nosotros a nadie; y eso fue lo que hizo, este hombre, al darse cuenta de que la empleada no iba a cooperar, la insultó y la amenazó con que en un futuro la íbamos a despedir.

La empleada muy preocupada, le colgó y de inmediato se comunicó con mi esposo, le platicó todo, y eso lo puso en alerta. Como mi esposo estaba cerca de las oficinas de la PROFECO, fue hacia allí y le preguntó a una de las señoritas que siempre lo atienden, si conocían a este tipo, y presentó el nombre. La empleada le dijo que en esas oficinas no había nadie con ese nombre trabajando. Para poner una queja formal mi esposo esperó a hablar con la persona de mayor rango en esas oficinas. Lo hizo, y después de una pequeña investigación por parte de la Señorita encargada, ésta se acerca a mi esposo y le pregunta: ¿pues en qué anda usted metido?. Mi esposo se sorprendió mucho con su reacción.

Resulta que la encargada habló a las oficinas de la PROFECO de la ciudad de México preguntando por ANTONIO MORALES DE LA PEÑA, y le dijeron que es nada más y nada menos que un señor que forma parte del gabinete presidencial, hombre muy importante, encargado máximo de la Procuraduría Federal del Consumidor. En un principio y por unos instantes, la señora encargada de la PROFECO de esta ciudad a la que asistió mi esposo a poner la queja, pensó que mi esposo debió haber hecho algo muy muy malo como para que semejante personaje tan importante llamara personalmente a mi casa. Rápidose dio cuenta que tal cosa no podía ser.

Obviamente, fue una usurpación de identidad. Usada con el fin macabro de engañarme y de hacerme soltar la información que este personaje necesitaba para llevar a cabo la extorsión telefónica.

Cuando mi esposo llegó a casa asustado, me dijo que pusiera en Google el tan mencionado nombre “ANTONIO MORALES DE LA PEÑA”; lo cual nos llevó
a la página http://www.presidencia.gob.mx/gabinete/?contenido=15079; tan solo verlo nos hizo darnos cuenta de todo.

Continuar leyendo