2010

La propuesta y la propuesta que espero que todos propongan

Ni cuando nacemos ni al crecer en esta sociedad nos dicen algo que nos tendrían que decir desde un principio. Si entramos en un razonamiento realmente crítico, nos daremos cuenta que en efecto la libertad existe y la gozamos plenamente desde que llegamos a esta vida. Al crecer en una familia optimista creí haber vivido toda mi infancia en un mundo perfecto, pero a mis dieciocho años me he dado cuenta de que no es así. No hace falta ser muy brillante para darse cuenta de que toda de la gente que está allá arriba solo se preocupa por sus intereses, y sí…me refiero a quienes nos gobiernan, y no… No estoy hablando del PAN, PRI y todas esas empresas que facturan para la verdadera que no hace acto de presencia pública. Me refiero a los grupos de la gente más poderosa que mueven a sus piezas en el tablero haciéndolas llamar ayuntamientos, ya sean estos de derecha, izquierda, capitalistas, socialistas, comunistas y hacen que estos velen por sus intereses.

Y no es que yo sea un fanático de las conspiraciones, si no que simplemente hay que informarse de lo que ha sucedido y de lo que sucede para saber a donde va a parar todo esto. Basta con juzgar críticamente la gran carencia de lógica en las intervenciones de los gobiernos gabachos en otro país, las crisis inventadas, las declaraciones contradictorias de Obama en favor de la guerra, la penalización de la droga, los monopolios que se apropian del mercado, las guerras donde los verdaderos terroristas no son perseguidos y la indeferencia de la ONU ante estas guerras. Pero eso si, se altera un poquito su plan en Honduras y amenazan al país si no mantienen el orden que “deben tener”.

No falto la gente que llegó al poder y al darse cuenta de esto pensó en alzar la voz. ¿Qué le pasó a esa gente? pregúntenle a John F. Kennedy por el discurso que dijo antes de su misterioso asesinato :

“El poderoso despacho del Presidente ha sido utilizado para fomentar una conspiración para destruir la libertad de los estadunidenses, y antes de que abandone la presidencia debo informar a los ciudadanos sobre su destino”
(1963)

“La misma palabra ‘secreto’ es repugnante en una sociedad libre y abierta, y nosotros somos, como personas, intrínsicamente o históricamente opuestos a las sociedades secretas a los juramentos secretos y a los procedimientos secretos.

“Decidimos hace tiempo que los peligros de la ocultación excesiva e injustificable de hechos pertinentes, sobrepasan por lejos los peligros que se citan para justificar la ocultación.

“Incluso hoy, existe poco valor para oponerse a la amenza de una sociedad cerrada al imitar sus restricciones arbitrarias.

“Incluso hoy, existe poco valor para segurar la supervivencia de nuestra nación, si nuestras tradiciones no sobreviven con ella, y existe el gran y grave peligro de que una proclamada necesidad de aumentar la seguridad, sea arrebatada y utilizada por aquellos ansiosos e impacientes por expandir sus intenciones a los mismos límites de la censura y ocultación oficiales.

“A lo que yo me propongo impedir, hasta el punto que esté en mi control. Y ningún funcionario de mi administración, ya sea de rango elevado o bajo, civil o militar, debe interpretar mis palabras aquí esta noche, como una excusa para censurar las noticias, para sofocar el disentimiento, para encubrir nuestros errores, o para retener de la prensa y del público, los hechos que ellos merecen saber.

“Tenemos la oposición alrededor del mundo de una conspiración monolítica y despiadada, que confía sobre todo en los medios secretos para extender su esfera de influencia, a través de la infiltración, en lugar de la invasión, a través de la subersión, en lugar de elecciones, con intimidación, en vez de opción libre, con guerrillas por la noche, en lugar de ejércitos de día.

“Es un sistema que ha reclutado extensos recursos humanos y materiales en la construcción de un tejido hermético, una máquina altamente eficiente, que combia operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas.

“Sus preparativos son encubiertos, no publicados. Sus errores se entierran, no se anuncian con titulares. Sus disidentes son silenciados, no elogiados. Ningún gasto se cuestiona, ningún rumor se imprime, ningún secreto es revelado.”
(1961)

En noviembre de 1963, Kennedy es asesinado en el asiento de un automóvil por un francotirador. Esto es otra prueba irrefutable mas de que hay un plan en marcha, que sin acción alguna de una verdadera unión contraria a el, se concretará.

¿Cual es mi propuesta? Les propongo llevar el mensaje de estas personas que dieron su vida por los derechos del pueblo, para que su sacrificio no sea en vano. Llévenlo a su novia, a sus amigos, a su familia y a los que en un futuro formaran parte de ella y les pido que no se lo piensen en hacerlo, que alcen la voz aun enfrente de aquellas personas que se conforman con ver que sus derechos están siendo literalmente aplastados. Hay que tragarnos menos lo que vemos en televisión.

Les propongo tomar el camino menos fácil, llevarle la fuerza a esta revolución. Por que no quisiera ver a nuestra descendencia seguir diciendo HAZME EL CHINGADO FAVOR.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Rafa

labanda.jpg


2010

Verdadero Federalismo

Mi nombre es César y vivo en Chihuahua, uno de los estado más castigados por la “federación”, que en realidad es una administración centralista que solo busca el poder y que deja a los contribuyentes con los bolsillos secos.

Agradezco a quien convocó a este foro de ideas, la idea esta muy chida y habla muy bien de este espacio en donde podemos encontrarnos cosas cotorras pero también de aquellas que nos hacen pensar en los demás, que somos todos.

Miren, si afán de estar tirando mierda, Chihuahua es un estado productivo e independiente, y créanme, el estar perteneciendo a México en realidad solo nos ha traído románticos orgullos pero pésimos resultados.

Somos mestizos también, claro, somos gente que trabajamos en medio de climas extremo. De verdad, nuestras condiciones geográficas nos obligan a buscar alternativas para crear riqueza, ni el desierto ni la sierra son benévolos con sus habitantes.

Para no meternos e tanto rollo, creo que el cambio que necesita México, son alternativas políticas dentro de los estados, para impulsar proyectos regionales y que los recursos sean manejados de forma más directa y así evitar burocracia y fomentar la transparencia.

Nuestros predecesores creyeron los mitos de la política popular, pero nosotros como generación debemos impulsar los cambios que necesitamos simplemente para subsistir de una forma digna, y crecer como personas. La pobreza nos “obliga” a delinquir, la educación desfallece en México.

Los proyectos de partidos políticos locales y pequeños, son constantemente proyectos ciudadanos que deben crecer, pero que el órgano electoral oficialista, siguiendo la línea de intereses ocultos, les niega el registro.

La política actual, el sistema político actual, tiene secuestrado a un país que trabaja para mantener sus salarios de altos ejecutivos, con la diferencia que si trabajaran en una empresa y no dieran resultados (como nuestros políticos) hace mucho tiempo que ya no tendrían trabajo.

Bueno, y iba a comenzar a ventilar mis inconformidades, en verdad que son las mismas que las de todos, en vez de ello, quiero desearles que tengan el valor para apoyara todo aquello que crean en la vida. Ya sea un movimiento, ya sean sus ideas, pero que a fin de cuentas contribuyan para nuestra madurez ciudadana.

En México no nos tiene jodido el gobierno, nos tenemos jodidos nosotros mismos y de nosotros depende el cocientizarnos y concientizar a los demás para saber lo que nos esta pasando como sociedad, entendamos que la sociedad es una gran familia que todos conformamos.

Y para finalizar, solo quiero repetir que en México tenemos graves problemas que debemos resolver, pero los cambios verdaderos estarán en facultar a las administraciones municipales para que manejen los propios recursos obtenidos de proyectos regionales impulsados desde cerca. Pero nuestro gobierno nos cuesta muy caro.

Si Chihuahua fuera independiente tendríamos una mucho mejor calidad de vida, al igual que muchos otros estados del país tan necesitados de un verdadero federalismo, y no un centralismo disfrazado.

Cortesía de César

labanda.jpg


2010

Esfera pública y privada en México

Además de la corrupción, la desorganización, el valemadrismo, etc. una de las características más importantes de México es la calidez de su gente y la facilidad del trato entre las personas. Cuando uno conoce a una persona mayor, el primer impulso es llamarlo cariñosamente “Don” o “Doña”, a todo mundo se le dice “guey” y parece que los nombres cristianos que nuestros amados padres nos dieron no sirven de mucho porque a todo mundo le dicen “el chairas” o “el mandril” etc.

En México asumimos que cada persona que conocemos es amigo nuestro… que somos algo así como una gran familia… nosotros y la parte de la población con la que nos identifiquemos. Y eso está muy bien. Hasta que nos damos cuenta de que el hecho de sentirnos en cualquier lugar como en nuestra casa y el pensar que podemos donear y gueyear a cualquiera, que podemos hablar con y de personas que no conocemos como si fueran parte de la familia puede ser una de las causas de los problemas mencionados arriba.

Por ejemplo, si en el momento de agilizar algún tramite alguien se topa con alguna dificultad el primer impulso es a) o echarle la culpa a alguno de los empleados -como si personalmente estuviera tratando de jodernos o b) tratar de agilizar las cosas acá entre nos.

El nepotismo rampante que existe en México -en todos los niveles, desde las altas esferas de gobierno hasta las organizaciones más insignificantes-, nace de una misma mezcla entre lo que es público y lo que es privado: “si yo gozo de algún poder o posición especial, ¿porqué no voy a compartirlo con mis amigos y seres queridos? “. De la misma manera la forma en la que muchos llevan su vida profesional o su trabajo: “pues si ese cabrón se enoja porque no lo entregué a tiempo muy su pedo”. A veces pensamos que todos somos iguales en el fondo y entonces lo único que nos diferencia es la preferencia sexual, la múscia que escuchamos, los programas que vemos; pues no, no somos iguales.

Y lo que nos distingue no son las cosas que hagamos en nuestra vida privada sino la manera en la que nos las habemos en la vida pública. Esto se refleja en cuestiones como la tolerancia religiosa, el aborto o la cuestión de los homosexuales: unos se indignan porque despenalizaron el aborto en la ciudad de México y legalizaron las bodas gay mientras que los otros van y se indignan por lo que dicen el cardenal y el papa al respecto, si tuvieran que sorprenderse porque una institución que existe desde hace siglos no cambia sus dogmas de fé sólo porque hoy en día tenemos la marcha gay del DF.

La cuestión aquí es la siguiente: de manera personal todo mundo tiene derecho a pensar y hacer lo que quiera -las instituciones públicas están ahí para garantizar ese derecho- pero de manera públicas tiene que haber una cierta deferencia (incluso indiferencia) hacia la manera en la que los demás llevan su vida. Dentro de esa deferencia está también el no tratar de hacer menos a otros por sus características físicas, sociales o económicas y no por ser buena ondita, o tener una mentalidad muy avanzada o querer ganarnos su afecto sino porque no tiene por qué importarnos. Porque eso es lo que son: extraños. Y esa deferencia no puede existir mientras sigamos sintiendo que estamos hermanados con toda persona con quien nos encontremos, que la conocemos de alguna manera o que sabemos lo que está bien para ella.

Mientras no exista esa deferencia en el trato entre las personas que conforma la vida pública (hablarle de UD. a las personas que no conoces, no sentir que eres muy acá, muy mamón o lo que sea sólo porque te expresas con propiedad en ciertas circunstancias). Esto tiene una última consecuencia (y sé que mucha gente no va a estar de acuerdo): con un trato más distanciado se profundizan también las relaciones que ya tenemos. ¿Qué firmeza pueden tener los cimientos de una amistad trabada entre dos personas que tratan a todo el que se encuentran de guey y sienten que pueden ponerse familiares con él desde el momento en que lo conocen?

Cortesía de Venustiano Sifuentes

labanda.jpg