2017

Solterona

Era tedioso tener que contestar con una sonrisa “No se ha dado la oportunidad” “a lo mejor un día de estos”, cuando le preguntaban porqué no tenía hijos. Más fastidioso que eso era tener que escuchar cuando una amiga le preguntaba si había pensado en la posibilidad de ser madre soltera. Cómo si ser madre fuera obligación de toda mujer. De hecho parecía que toda mujer tenía dos obligaciones, dos metas irrenunciables en la vida. Casarse y tener hijos, si no se podía una, al menos la otra.

Nadie preguntaba a las madres solteras por los padres de sus hijos, a los ojos de la sociedad, eran madres, habían cumplido su misión en la tierra.

Pero lo verdaderamente insoportable eran los hombres, no todos, claro, pero la mayoría, incluso parejas de sus amigas, le coqueteaban en cuanto la sabían soltera y sin hijos, cómo si ser soltera conllevara la palabra fácil. Sí que disfrutaba su sexualidad, sí que le gustaban los hombres, pero le enfermaba esa voracidad, esas insinuaciones que tenía que tolerar. Un mensaje a deshoras con un pretexto infantil, un regalito de amigos, invitaciones conocer el bar de moda, “Tan bonita y soltera”. Conocía cada táctica que usaban para intentar llevarla a la cama, se alejó de algunas amigas cuyos maridos no entendían o no querían entender que no se hacía la difícil, no querían entender que no estaba interesada.

Se encontraba donde sus propias decisiones, buenas o malas, la habían puesto, no donde un marido o un hijo la habían obligado a estar. Después de todo, en ocasiones era mejor estar sola que con parejas así.

Tampoco le gusto llenarse de mascotas, le parecía enfermo sustituir un hijo por una mascota, no tenía que, ni quería sustituir nada.

Dejo justificarse de intentar justificarse y en ocasiones contestaba con otra pregunta ¿Tú por qué te casaste?

Disfrutaba su espacio y las ventajas de no tener una atadura, un horario fijo para llegar a casa, la obligación de estar bonita para complacer.

No podía llamarse soledad, porque estaba llena de sí misma. De los viajes, del teatro, de los kilómetros sin rumbo fijo que la llevaron a los mejores destinos, de una copa entre semana, de un día entero recostada en la cama viendo televisión, un domingo leyendo, un lunes de cine….una vida de elecciones propias.


2013

San Antonio milagroso

La fotografia la tomamos en una casa del D.F. que adquirimos para remodelarla y venderla, me encontré este azulejó tipo talavera, que dice: San Antonio milagroso, yo te suplico llorando que me des un buen esposo porque ya me estoy pasando.

san-antonio-milagroso

Espero sea San Antonio le haya hecho el milagrito antes de que sea demolida la casa.

Cortesía de Noé


2011

Chiste de Viernes – La vieja solterona

Una vieja solterona consulta a un abogado para hacer su testamento. El abogado le pregunta:

“¿Cuáles son sus propiedades y cómo desea distribuirlas en el testamento?”

“Aparte de los muebles, tengo una cuenta de ahorros de 50,000 dólares”.

“¿Y qué piensa hacer con el dinero?”

“Bueno, yo he vivido una vida muy recluida. La gente del barrio no saben ni quién soy yo. Me gustaría apartar 45 mil para el funeral”.

“Muy bien, pero, dígame, ¿qué piensa hacer con los otros US$ 5,000?”

“Pues como nunca me he acostado con un hombre, quiero usar el resto del dinero conseguir un hombre que se acueste conmigo. ¿Usted cree que me pueda conseguir a alguien?”

Esa noche, cuando el abogado le contó a su esposa la petición tan rara que había hecho su nueva clienta, la esposa le insinuó lo mucho que podrían hacer con los 5,000 extras. Después de convencerlo, acordaron que él iba a ganarse ese dinero, no sin antes advertirle:

“Te voy a llevar a la casa de la solterona mañana tempranito, y te voy a esperar a que termines”.

La mañana siguiente, la mujer lo llevó a la casa de la solterona y lo esperó. Pasaron tres horas y como el esposo no salía, la mujer, desesperada, comenzó a tocar la bocina del auto. El esposo se asomó por la ventana y le gritó:

“¡Ven a buscarme mañana, ya la convencí de que la entierren en una fosa común!” ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Brion