2011

¿Casarse o no Casarse? He ahí el dilema.

“Un papel firmado no hace la felicidad”. En esencia, parece que este argumento no admite prueba en contrario, sería hasta ridículo tratar de refutar lo que suena irrefutable. ¿Que podría uno debatir? Ni modo que diga “No ni madres, un papel firmado si da la felicidad”, etc. Suena ridículo tanto la premisa como la contestación. Obviamente si ahorita estoy triste y agarro un papel cualquiera y lo firmo, pues obviamente no me pondré feliz como por arte de magia. Bueno, pues en esencia este es el argumento principal de la gente que vive en unión libre (Concubinato) y que quiere vivir así, sin ataduras de ningún tipo, ya que “el amor no debe ser encadenado”.

Sin embargo, ese papel insignificante, odiado y repudiado por los defensores de la unión libre, que es un Acta de Matrimonio, lleva aparejada consigo una serie de derechos, beneficios y obligaciones entre las parejas para el caso de que alguno de los dos incumpla hasta con lo más elemental (como no darle Alimentos al cónyuge por ejemplo) porque en ocasiones el Amor se acaba. Lo anterior viene en referencia a una serie de casos que como Abogado he visto, principalmente en la mujer, en donde acuden buscando una solución a su problemática.

Para muestra bastan dos botones: Caso 1.- Llega la Señora X, solicitando apoyo legal porque su “marido” le fue infiel con su hermana, situación que le hace pedir el “divorcio” y por consecuencia, la repartición de los bienes, tal como lo comentó, – ¿En donde se casarón?- Le pregunté-, Este, bueno, nunca nos casamos, pero vivimos juntos 1 año y medio, y fui su novia desde hace como 5 años, los bienes están a su nombre y no tenemos hijos– Me contestó.

Continuar Leyendo