2013

Villanos

villanos1

“El arte es un reflejo de los tiempos en que vivimos”

Así es como nos damos cuenta que quizás con villanos de ficción no nos iría tan mal. La siguiente serie de ilustraciones analiza ese aspecto, combinando la inocencia de los villanos de comics del ayer con unos verdaderos y muy culeros villanos de carne y hueso.

Estas obras están a cargo del artista Billy the Butcher que a su vez dice que hay un lugar muy chido en el infierno apartado para el. ¡Hazme el chingado favor!

villanos2

Continuar Leyendo


2012

País de villanos

Hace unos días platicaba con Don Chilakil sobre todas esas cosas que hacen a México un gran país. Sin embargo mientras se consumía el vino y se acababa la botana, el tema en cuestión se convirtió en todo eso que hace que México también sea un país de la chingada. Lo peor de todo es que no supimos en que momento sucedió que la platica había cambiado.

Es evidente entonces, tomando esa platica como un simple ejemplo, que las cosas buenas se van opacando poco a poco por que nuestro enfoque siempre es dirigido a los malos, a todos aquellos que se encargan de chingarnos, hacernos la vida más difícil o simplemente hacernos personas que constantemente tenemos miedo. Estamos enviciados con los villanos.

La semana pasada todos estaban intrigados con la historia de un hijo de la chingada apodado el coqueto. Después a una secuestradora francesa que busca a todas formas salir en libertad. Ahora un pendejin PANista que esta en contra de las bodas de jotos acapara nuestra atención. Antes de ellos fue el golpeador que vive en Lomas y unas finísimas y prejuiciosas Ladies de Polanco. O aquel cartel de esto y el grupo criminal de lo otro. Y el pendejo presidente con su guerra y el político aquel ratero.

Una y otra vez nos distraemos fácilmente en con aquellos malos ejemplos y nos volvemos masoquistas. Sin darnos cuenta nos convertimos en una sociedad que pide desesperadamente tener algún villano que nos de “de que hablar” y al que podamos responsabilizar de todo aquello que hace de México ese país de la chingada y por consecuencia, nuestra vida un poco mas miserable.

Continuar Leyendo