2014

Un calzado muy rudo

En el Metrobus de la Ciudad de México me encontré con este compa, de unos 22 años, y sus tenis de osito.

zapatos_ositos

Hay que admitir que tiene unos huevotes para salir a la calle con estos tenis habiendo tanto culero que te puede hacer burla o de plano ponerte unos madrazos (hay tanto pinche loco en esta ciudad). Como sea, me hizo sonreír un poco, y por supuesto me sacó el correspondiente: ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de kidpako

logo-la-banda


2014

Zapatos de piel de burro

Aquí comprándome unos zapatos de última moda en el tianguis, zapatos de piel de burro por tan solo 100 pesos.

zapatos-piel-burro

Cortesía de hec1tok

logo-la-banda


2012

Otro colmo de la Piratería

Aqu estn los tenis de la playera pirata de los Bulls, Hazme el chingado favor!

Cortesa de Too


2011

Que pasotes con esos zapatotes

Mientras hay niñez sin zapatos, sin comida, y sin padres, existe quienes no tienen ni la menor idea de que es la carencia, lo que hace honor al nombre del blog, es no es la edad ni la cantidad de dinero invertido en esta niña de apenas 5 años sino la educación que le están dando y así hay “criaturas” semejantes en nuestro país de clase alta y hasta de la media.

Suri Cruise lleva gastados 150.000 dólares en zapatitos. Los tacones de Christian Louboutin y Marc Jacobs son su debilidad.

Según publica el Daily Mail, la hija de Tom Cruise y Katie Holmes lleva camino de romper todos los récords en cuanto a precocidad fashionista. Tacón, bailarinas, botas, sandalias… nada falta en su vestidor. Pisa potente una nueva estrella.

No hay que ser pedagogo para sospechar que alguna cuestión referente a límites comienza a oler en la mansión Cruise. Suri, de cinco años, lleva desde los tres caminando con tacones por el filo de navaja que separa acabar como diseñadora de éxito o como la digna sucesora de Macaulay Carson Culkin.

Así las cosas, Suri se está haciendo una experta en todo lo que una niña presumida normal y corriente sólo puede dibujar. Por lo visto tiene ya hasta diseñadores fetiche. Christian Louboutin y Marc Jacobs son su debilidad. En total, unos 150.000 dólares en calzado, que incluyen zapatos abiertos con o sin tacón, cerrados, náuticos, bailarinas, sandalias, botas, chancletas, zapatillas y un sinfín de variantes intermedias entre géneros. También se le ha visto con zapatos flamencos rojos de lunares. Aún así, nada comparado con los cerca de 3.2 millones de dólares en los que se estima está valorado su armario, que incluye un abrigo Dolce y Gabbana valorado en más de 2.000 dólares y un clon mini del bolso Ferragamo de su madre.

Fuente: divinity.es

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Dianalicious